Imágenes para tu blog

Muchas personas que comienzan un blog se preguntan ¿debo ponerle imágenes a cada entrada? ¿cuántas imágenes se deben usar y de qué tipo? ¿qué hago con los derechos de autor (copyrights)? En esta entrada voy a intentar responder a estas preguntas. Si no lo logro, ya sabes qué hacer: simplemente déjame un comentario en esta Página con las preguntas adicionales que tengas sobre esta entrada. :-)

¿Con imágenes o sin imágenes?

Ésta es la primera decisión que debes tomar, en lo que respecta al tema de las imágenes. Pero no te preocupes demasiado, siempre puedes cambiar de opinión más adelante, si descubres que fue la decisión incorrecta.

Para fines de tu blog, las imágenes juegan dos papeles principales: comprensión y estética.

Las imágenes son útiles para la comprensión de un texto, ya que son un sustituto razonable de “la masa” de aquello sobre lo que escribes. La falta de masa es la primera barrera a la comprensión y cuando esta falta es muy grande, llega a provocar manifestaciones bastante desagradables a tus lectores, como aburrimiento, dolor de cabeza o de ojos, sensaciones extrañas en el estómago, etc.

Hay temas que necesitan más masa que otros. Cuando tratas de explicar cómo funciona o dónde se localiza algo, y en ciertas descripciones de cosas o eventos, las imágenes resultan ser imprescindibles. Por eso, si escribes sobre temas técnicos o científicos, o sobre cualquier cosa con la que tus lectores puedan no estar muy familiarizados, unas cuantas imágenes te serán muy útiles.

Por otra parte, para la mayor parte de las personas (¡espero que seas una de ellas!), la estética es algo importante. Pero ten cuidado. Porque en este sentido, las imágenes son una espada de doble filo para tu blog: pueden contribuir a hacerlo más bonito y atractivo, o, por el contrario, pueden afearlo bastante y hacer que tus lectores se sientan incómodos en él. El resultado depende de tu propio conocimiento y pericia en las leyes básicas del diseño y la estética. Si no las conoces, es bueno que las aprendas. Sólo tienes que investigar un poco, no es un tema muy complicado.

¿Cuántas imágenes?

A partir de mi modesta experiencia en estos afanes, lo que he observado y lo que te podría recomendar es muy sencillo: USA EL MÍNIMO POSIBLE.

  • En aras del tiempo. Un blog es esencialmente un medio de comunicación escrita. A menos que la imagen sea el tema de tu blog (como en una galería de arte, o de fotografías de tus creaciones, por ejemplo), si pasas más tiempo ocupándote de las imágenes que vas a insertar que de lo que escribes, hay algo que está al revés. Revísalo y haz los ajustes correspondientes.
  • En aras de la claridad. En general, aquello de que “una imagen vale por mil palabras” es muy cierto. Imagínate entonces lo que significa para tus lectores agregar mil palabras a cada entrada que escribes. Imagínate ahora lo que sería agregarle dos, tres o cuatro mil palabras y tendrás una idea de lo que quiero decir. Una entrada o una barra de navegación repleta de imágenes, botones, anuncios, ciber-juguetitos y toda clase de símbolos que sólo unos cuantos “iniciados” comprenden y pueden usar, a menos que seas un diseñador/a experimentado/a y a menos que tus lectores sean “iniciados”, a lo único que contribuyen es a aumentar el nivel de confusión en tu blog.
  • En aras del sentido común. Por ejemplo, si ya has escogido una plantilla que lleva una imagen en el encabezado, no necesitarás otras imágenes “para que se vea bonito”, porque ya tienes la imagen que tus lectores verán en cada entrada que publiques (la cual puedes cambiar cuantas veces quieras). Si le agregas, “por estética”, otra imagen a cada entrada, tendrás ahora el problema adicional —e innecesario, a mi modo de ver— de hacer que tu imagen combine bien con la de tu encabezado, y no haya un choque en términos de color, estilo, etc. Y si no solucionas bien este problema, habrás creado un blog falto de armonía y, por tanto, de la belleza que precisamente estás tratando de alcanzar.

¿Dónde obtienes imágenes?

En mi opinión, lo ideal sería que tus imágenes fueran “hechas en casa”, es decir creadas por ti mismo/a, pero esto no resulta factible en la mayoría de los casos, no todos podemos ser un Saint Exupery e ilustrar nuestras propias novelas…

Afortunadamente, en la comunidad de Internet existe ayuda e intercambio en abundancia. Te doy un Sitio, para comenzar: Flickr. Es un espacio donde miles de fotógrafos/as profesionales y aficionados publican sus creaciones. Por acuerdos que existen en la red, la gran mayoría de las fotos de este Sitio en particular se pueden usar en los blogs sin fines de lucro.

Simplemente vas, abres una cuenta ¡y te puedes pasar semanas completas mirando hermosas imágenes! La mayoría de las veces, las fotos disponen de versiones en varios tamaños y herramientas para descargarlas. También, tienen espacios para dejarle un amable comentario o al menos las gracias al autor/a de esa foto que te fascina, para crear un archivo con tus favoritas ¡y también para subir tus propias fotos!

¿Qué hay de los derechos de autor?

En este punto, es muy muy importante que comiences a enterarte acerca de los copyrights. Básicamente, hay dos tipos. El que tiene el símbolo © significa “propiedad privada” y no lo puedes usar ni coger prestado. El otro tipo es una licencia especial, llamada Creative Commons, que es maravillosa a la hora de compartir creaciones. En este enlace encontrarás toda la información . (Si no lees inglés, por favor léela a través de un traductor). Estudia los datos que te da este Sitio, compréndelos y úsalos. Las fotos de Flickr muchas veces usan este tipo de licencia, otras no; usan la © de “Todos los derechos reservados”. Ahora bien, siempre debes darle el crédito al autor/a de la imagen, lo pida o no. En el blog Clear Santo Domingo!, debajo de las imágenes, puedes ver un buen modelo de cómo se pueden acreditar.

Finalmente, sucede que WordPress es extremadamente estricto con el asunto de los derechos de autor. Muchos blogs han sido clausurados por violación a sus Condiciones de Servicio en lo que respecta a los copyrights. Nuevamente, si no lees inglés, estúdialas a través de un traductor, pero por favor no dejes de hacerlo. No puedes alegar desconocimiento, ya que al abrir tu blog, te comprometiste a regirte por estas reglas. Por esta razón, es importante que te informes e investigues y si no estás seguro/a de la licencia de una imagen en particular, simplemente no la uses.

En una próxima entrada, veremos la parte mecánica de como preparar e insertar las imágenes en tu blog.

Entradas relacionadas:
Cómo optimizar e insertar tus imágenes
Las medidas de tus imágenes
En tu blog, un buen video vale por 1,000 imágenes

Anuncios

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s