Skellie, la mejor de los mejores bloggers profesionales

Hace poco más de dos años, yo hubiera necesitado desesperadamente un blog como este. No sabía nada de nada del oficio, tenía muchas ganas de comenzar, poco tiempo y muchas confusiones.

Comencé leyendo blogs sobre blogs, como debe ser, en español y en inglés. Cuando descubrí los lectores de feeds llegué a tener una lista de unos 20 bloggers profesionales, que escriben entre 3 y 20 entradas semanales. Cada semana, tenía como 300 entradas para leer… naturalmente me estaba volviendo loca. Así que empecé a acortar mi lista y a acortarla un poco más y luego un poco más.

Finalmente, me quedé con Fernando de Ciberprensa, con el equipo de Ayuda WordPress; con Matt; con Max, de Theta Code; con Leo y sus Hábitos Zen, con Daily Blog Tips; y con Skellie. Y eliminé todo lo demás. Matt y Max escriben un par de entradas al mes. El promedio semanal de los otros bloggers es 3 entradas, así que ahora mi lector de feeds ha recuperado la cordura.

De estos bloggers aprendí una buena parte de lo que sé sobre blogs. En muchos casos era un dolor de cabeza, más que un reto, el lograr aprender algo (casi todos ellos fueron borrados de mi lista). Otros, eran buenos maestros, aunque algo severos… De los menos, obtuve tanto placer como conocimiento. Y de estos últimos, Skellie es mi favorita, la mejor de los mejores.

Skellie es una blogger australiana, que además de tener un blog exitosísimo y hermoso, Skelliewag, escribe para los más renombrados blogs profesionales y está a punto de graduarse de Ciencias Políticas y Comunicación en la ciudad de Melbourne.

Cada vez que leo un artículo de ella, termino con un sentimiento de frustración. Con unos deseos inmensos que mis lectores puedan beneficiarse de ellos pero “sin poder hacer nada al respecto”, ya que pocos hablan inglés, por lo que he visto. Y tengo el impulso de escribirle hace casi un año y pedirle que me permita traducir algunas de sus entradas para que personas de nuestro idioma puedan leerlos, pero no me atrevo: mi blog es tan pequeño y tan desconocido en comparación… además es “punto com”, lo que automáticamente me descalifica como blogger profesional… y si me dice que no… y si, peor aún, no me responde… duda, duda, duda…

Bueno, anoche, luego de leer su última entrada, dije “Ya basta”. Y le escribí.

Esta mañana, veo que tengo un mensaje en mi buzón de entrada. Es de Skellie.

“Estaré feliz de que traduzcas mis artículos, me siento halagada”.

Estoy flotando entre las nubes desde entonces. Y me he tenido que ajustar tres cinturones de plomo para poder sentarme a escribir esta entrada. Me siento como una quinceañera que acaba de conseguir una foto autografiada de su ídolo de música pop. ¡Es una sensación estupenda!

Y así termina la historia.

Tengo entonces el inmenso placer de anunciarles que a partir de este mes, tendrán el privilegio de leer una entrada mensual de Skellie, por primera vez en español. Y entonces verán el porqué de tanto entusiasmo por mi parte. :-D :-D :-D :-D :-D :-D :-D

Anuncios

9 pensamientos en “Skellie, la mejor de los mejores bloggers profesionales

  1. Skellie tiene un blog fantástico la verdad, y me alegro que sepas apreciar la buena información que ofrece. Es uno de mis blogs preferidos de siempre y fuente de inspiración permanente.

    Será un placer leer en español los larguiiiiiisimos posts de Skellie ;)

  2. Contándolo como lo cuentas… desde luego que entran ganas de leerlo, pero a raíz de esta historia quería decirte un par de cosas:

    La primera es: a veces uno se para de hacer cosas que quiere hacer, así que ¡felicidades por el atrevimiento!

    Y… segunda: cuando dices “pero mi blog es tan pequeño…” quería decirte que no hagas de menos este trabajo tan especial, porque has creado mucho alrededor. Desde luego por mi parte además de ahorrarme unos pocos dolores de cabeza, has contribuido a poner ahí dos blogs, ya que cuando “caí” en creando tu propio blog desde cero, yo no tenía ni idea de lo que era todo este mundo y no me habría puesto a buscar como tu dices en ese mar de datos ininteligibles.

    Así que una vez más gracias por rescatar los datos de ese mar y hacerlos fáciles y mejor aún aplicables (a las pruebas me remito). ¿Sabes qué? Me parece una chica inteligente esta blogger australiana por sentirse halagada porque traduzcas sus entradas.

    Un besazo. Cris.

  3. Querida Cris ¡cuánto te he extrañado! Qué alegría tenerte de regreso.

    Aprecio mucho, como de costumbre, tu validación. Estoy conciente de lo que hace y lo que puede hacer mi blog, al fin y al cabo tiene un propósito bastante claro desde el comienzo. :-)

    Sin embargo, decir que es “pequeño” o incluso “tan pequeño”, es simplemente afirmar en este caso una cuestión objetiva. El contenido, la calidad de la comunicación y la onda estética que puede transmitir un blog es como el espíritu, en el caso de un ser humano. Y como tal, es muy difícil, por no decir imposible, medirlo en términos físicos.

    Pero un blog, al igual que una persona, tiene un cuerpo, que es lo que los demás ven. En el caso de otros bloggers, es lo primero que ven. Y en el caso de Skellie, que no habla español, es lo único que puede ver. Y el cuerpo de un blog lo componen su edad, el número de sus visitantes únicos, su frecuencia de publicación, y sobre todo, el número de sus suscriptores y la cantidad de comentarios por entrada. Eso es así. Y desde ese punto de vista, este es, indiscutiblemente, un blog bastante pequeño. Yo diría incluso “minúsculo” en comparación con los blogs de primera línea, que son todos en inglés.

    A eso me refería, exclusivamente. No se trata de una auto-invalidación, te lo prometo. Bueno… sí me autoinvalidé un poco, la verdad, pero no en lo que escribí, sino en lo que pensé durante un año. Si no hubiera sido así, no me habría demorado tanto en escribirle. ;-)

  4. ¡¡Hola!! tu no te preocupes que no me voy… rara es la noche que antes de irme a dormir no abro el ordenador para ver el correo y me doy una vuelta por aquí y por clear santo domingo, aparte de seguir ciertas conversaciones filosóficas en las que cuando encuentre de qué manera intervenir (por el sentimiento que te contaba en tu entrada sobre la crítica) intervendré.

    Así que, lo único que ocurre, es que no siempre dejo comentarios (a veces me apetece entrar a hurtadillas, o estoy muy cansada y “las neuronas” ya no me dan para más. Pero cuenta conmigo como lectora habitual (o como se diga).

    Por cierto, ya sé que no era una autoinvalidación como tal pero si que me llegó lo que decías de “sino no habría tardado tanto”. Además quería decirte que mi realidad es diferente de la tuya ya que Iñaki y yo tuvimos la suerte de iniciarnos en este mundo de los blogs con tu blog y con el de Milla y para mi es lo más grande que hay (me ha enseñado, me comunico con un montón de gente acerca de temas espirituales y que tienen la misma realidad que yo…) así que desconozco lo que hay por ahí fuera y menos en inglés, ya que ni siquiera he buscado, es como que por el momento con los vuestros y los enlaces que van saliendo de ahí, hoy por hoy, me siento felíz (llámame simple pero es lo que hay).

    Un besote. Cris.

  5. Bueno, pues gracias por decirme que andas por aquí como un duende, aunque no te dejes ver. :-)

    Cris, no te llamaría simple nunca, al menos no en el mal sentido en que me invitas a hacerlo. Milla y yo hemos hablado varias veces sobre eso y a ambas nos da un poquitín de envidia la verdad la capacidad de muchos de nosotros de simplemente mantenerse al margen de un montón de cosas. Pienso que tiene que ver con el hecho de vivir en la “Civilización”, tienen una Organización, e ideal como si esto fuera poco… ¡están prácticamente en el Cielo! Rodeados de theta permanente por todos lados y con todas las personas entrenadas para ayudarles en cualquier momento… prácticamente 24 horas al día, 7 días a la semana. No sé, algo así como Rivendell.

    Acá es diferente, estamos en plena Jungla… y los desafíos del entorno son totalmente diferentes. Supongo que la parte aventurera (loca) se nos “zafa” de vez en cuando (especialmente a ella, a veces llega a mi casa en el suelo y tengo que recogerla con una cucharita) y nos metemos por todos lados, incluso donde no se supone que andemos… Bueno, no. No en todos lados…. tenemos algunos límites. No estamos completamente locas, naturalmente. Pero hemos estado viendo que aunque la ganancia en “aventura” es grande, muchas veces es también a costa de otras cosas como cierta “paz espiritual”, si entiendes lo que quiero decir. En fin, hemos resuelto volvernos un poquitín más juiciosas. ;-)

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s