Sentir que viene la lluvia

Hay personas que no necesitan mirar el cielo para saber que la lluvia se aproxima, tienen un sentido especial que se los anuncia. Hay mujeres que saben que están embarazadas con mayor anticipación y certeza que cualquier prueba de laboratorio. Hay quienes escuchan con claridad cristalina el llamado de la vocación, el llamado de la selva, el llamado del deber… Una de las tantas bromas macabras de las llamadas ciencias, es que a nuestros niños les siguen enseñando en la escuela que “tenemos cinco sentidos”. Hasta les enseñan canciones pegajosas para que jamás se les ocurra olvidarlo.

En 10 días, este blog cumplirá un año de vida. Para ese momento tan especial, tenía planeado escribir una entrada hermosa. Entonces descubrí que, para mi asombro, un malvado mago se me había adelantado, agitando con increíble delicadeza una pluma hecha de fuego sobre una noche fría. Una de estas madrugadas, escribiré pacientemente otra entrada y la dejaré pre-publicada. Instalé un contador en mi barra de navegación, que muy pronto marcará cero. Me pregunto qué marcará al día siguiente, probablemente 364… los contadores no suelen ser sorprendentes. Había comenzado a sentirme como prisionera en la antigua plantilla, así que me fui de compras al Mall de WordPress y regresé con la que ves ahora. He recogido un poco el desorden aquí y allá y he tratado de poner la casa más bonita, para que dure unas semanas cuidándose sola.

Porque el llamado se acerca cada día, puedo escucharlo hasta con los oídos cerrados. Es mi propio, inconfundible, llamado al silencio, mi llamado a la distancia. Y a diferencia de otras temporadas en que me has visto desaparecer, hoy te lo anuncio, para que sepas dónde encontrarme.

Anuncios

5 pensamientos en “Sentir que viene la lluvia

  1. He probado el link que me has dedicado.Sigo creyendo en la magia.Con un click siete mil kilometros se esfuman,desaparecen tierras y aguas.Del blanco al negro en un parpadeo.Del día a la noche en un pensamiento.Ya no hay tiempo ni espacio, sólo palabras.Palabras que viven, respiran y saltan de tu ventana a la nuestra.Palabras que perduran, ya no en el tiempo sino en la magia.

    Gracias

  2. Lo más interesante (y mágico) de ser lo que somos es que nuestro pensamiento es aún más vivo, más veloz y definitivamente más saltarín que nuestras propias palabras. El le da vida a estas mensajeras. Y es el miedo o la pereza de impregnárselo lo que muchas veces las vuelve pesadas o vacías. El pensamiento forma piernas, brazos, manos o dedos transparentes y extiende nuestro alcance hasta donde nadie podría pensar que es posible. Gracias a ti.

  3. Querida Karen, magos hay en todas partes, y que bueno que así sea, que se nos adelanten, que nos pisen los talones, que caminen junto a nosotros, que bien que así sea, lo que jamás nadie podrá hacer es estar “dentro” nuestro, nuestro camino es tan unico, tan personal, tan maravillosamente soprendente que sólo nos resta mirar para al lado con una semi sonrisa de complaciencia y decir, que bueno que otros caminan cerca. Estaremos atentas para venir a cantar el cumpleaños feliz, un año no es cualquier cosa, es un 1 un único, el primero, el primer número al cual le seguirán muchos otros, asi que bien por este primer año de un excelente trabajo.
    En cuanto a la casa, ¡¡somos mujeres!!, no sabes cuantas veces he cambiado la mía, duro, a ver …, creo que tres días es lo máximo con una nueva cara y vuelvo a la original, será que me acostumbre?, en todo caso, dime si no es fantástico cambiar, renovarse, respirar aires nuevos?… lo único que no te permito hacer, más bien es un ruego, es silenciarte. Eso no.
    Un abrazo, Patricia

  4. Querida Patricia, muchas gracias por tu comentario. Lo que dices es muy cierto. El único ligero inconveniente es que el adelante, atrás, al lado o dentro, son espacios total y completamente subjetivos. Como espítus que somos, no estamos físicamente en ninguna parte, excepto donde consideramos estar. Y lo mismo ocurre con los demás.

    Y sobre la casa, bueno, ¡pues claro, somos mujeres! Sin embargo, yo me siento mejor con un espacio estable, algo que sienta más o menos permanente. En Internet, hay pocas cosas permanentes, lo sé, y el tiempo que transcurre acá es totalmente distinto del tiempo “real”, así muy entre comillas también, igual que el espacio. Yo he sido muy feliz hasta por un año y medio con una misma plantilla (y un año y medio en Internet es casi toda una vida), sin necesitar un cambio… hasta que lo necesito. Creo que esta de ahora se quedará un buen tiempo conmigo.

    Sobre el silencio, bueno, es una forma de llamarle a desconectarme un poco de este blog y poder atender mis proyectos absolutamente personales, esos que abandonamos con la mayor facilidad, pero que no dejan de llamarnos, como los niños pequeños cuando nos pierden de vista por más de 5 minutos.

  5. mmm, solo espero, ahora que te estoy conociendo más que esos silencios no sean tan silenciosos. Pero te entiendo, pero sabes?,a pesar de toda esta irrealidad creo que no paro de crecer a través de la profundidad que puedo tocar en cada uno de los seres humanos que la red me regala, y de una u otra manera, me convierten en un mejor ser humano para esos instantes en que soy “real” en mi “realidad”.
    Un abrazo.

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s