¿Qué tiene Ubuntu que no tenga Mac?

Esta entrada fue escrita originalmente bajo el disfraz de comentario, como mi querido vecino Jusamawi acostumbraba a hacer. En esta ocasión, a diferencia de las anteriores, decidí que no podía dejarla así escondida y decidí, fresca y unilateralmente, publicarla como se merece; como una entrada hecha y derecha.

Espero no haber sobredimensionado la confianza con la que su autor me ha honrado.

¿Qué tiene Ubuntu que no tenga Mac?

Por Jusamawi

He estado tentado de afilar las uñas y hacer un panégirico de Ubuntu. Después he pensado, ¿cuál es la pregunta? Está bien clara. ¿Qué tiene Ubuntu que no tenga Mac? La respuesta es fácil. Lo que hay detrás.

Apple es una gran empresa que hace unos productos formidables. De hecho yo mismo he comprado un Macbook aun con la intención de usar Linux en él. Problablemente no hay un sólo portátil que pueda competir con él al menos dentro de su gama. En cuanto al sistema operativo, aparte del tiempo que lleva acostumbrarse a las novedades no tengo más que buenas palabras. Lo que parece increible es que el 92% de ordenadores lleve Windows y sólo un 7% OSX (el otro 1% es para Linux). Ahí no tengo duda, Mac le da mil vueltas a Windows. ¿Dónde está el secreto de Windows, entonces? En la tecnología no, en la estética menos, el precio no es tan diferente como para explicar este fenómeno. ¿Dónde pues? Monopolio, marketing, abuso de poder, privilegios. No nos engañemos, Bill Gates no es el malo de la película. Él hace su trabajo y por lo que se ve no le va mal. Ha sido capaz de hacer que todo el mundo use un producto sin ser objetivamente la mejor oferta posible. Eso tendrá su mérito, digo yo. Tal vez la respuesta no sea echar la culpa al tío Bill, sino pensar en los consumidores, que se supone somos mayores de edad y sin embargo nos comportamos como borregos al seguir el dictado de lo que nos dicen. Luego es fácil criticar.

Yo he optado por Linux, y juro que no ha sido por hacerme el diferente. A tu pregunta responderé diciendo que no hay nada en Mac que no se pueda hacer en Ubuntu.

Se suele decir que todo aquel que prueba Mac no puede dejarlo. Yo lo he comprobado. Es deslumbrante. Yo he caido en la tentación a medias. Mi intención era, al principio, instalar sólo Linux y quitar OSX del ordenador. Finalmente he instalado Ubuntu en una partición del disco duro y he dejado otra para Mac. Me daba pena borrarlo del mapa. Prefiero conocerlo un poco más.

Lo que no tengo duda es, tras casi dos años con Linux-Ubuntu,que se puede trabajar de otra manera. Lo mismo me ha pasado con Firefox, The Gimp, Open Office y el mismo WordPress. He aprendido, me han ayudado y he colaborado en lo que he podido. Es increíble pensar que en el siglo XXI se puedan hacer las cosas sin seguir los dictados de gobiernos y multinacionales. Puedo asegurar que la calidad es excelente, que las posibilidades de adaptar los medios a tus necesidades son casi infinitas, que el desarrollo y la mejora son continuos y que detrás de todo esto no hay una secta ni cuatro chalados. Esto va en serio. El software libre es uno de los pocos ejemplos de que otro estilo de funcionar, trabajar, colaborar y ayudar es posible. Si además añadimos a eso que yo no hago el más mínimo sacrificio, en cuanto a pérdida de calidad o de posibilidades, que nadie me ha comido el coco y que de verdad me siento libre de poder hacer siempre lo que quiera, la respuesta final no tiene dudas para mí. Linux en general y Ubuntu en particular suponen no sólo una realidad sino una auténtica esperanza de que otro mundo es posible. Tal vez esto suene demasiado ampuloso. Si uno se detiene a pensar detenidamente en las connotaciones que esto tiene quiero pensar que se dará cuenta de que lo que digo no es exagerado.

Baste pensar en casos como el dela Fundación Mozilla y su Firefox, o el de la Wikipedia, de la que todos se reían al principio. Yo, se nota, estoy feliz con Ubuntu, tengo todo lo que necesito. Nunca en dos años me ha dejado colgado y lo que es más importante: he podido resolver yo mismo todos los problemas que se han ido presentando. Además, por si fuera poco, cada seis meses tengo una versión de Ubuntu corregida y mejorada al alcance de un click. And last but not least, es absolutamente gratis. En este caso no hay trampa ni cartón y qué quieres que te diga, en los tiempos que corren, eso no deja de asombrarme.

No voy a poner enlaces para que consultes especificaciones técnicas ni nada por el estilo. Si un día tienes un rato libre basta con te lo descargues de la página de Ubuntu, lo grabes en un Dvd y lo pruebes. No hace falta siquiera instalarlo. Puedes simplemente arrancar el ordenador desde el DVD y probarlo. Si te gusta lo instalas si no, no lo tires, regálaselo a alguien, te lo agradecerá.

26 pensamientos en “¿Qué tiene Ubuntu que no tenga Mac?

  1. Hoy me he desayunado leyéndome a mi mismo en tu blog.Ha sido una nueva experiencia.Tienes toda la libertad del mundo para ponerlo donde quieras.Si el tema del post fuera yo me daría más corte.Siendo Ubuntu,merece la pena. Eso si, si no hay comentarios, pienso hacerlos yo mismo todos los días con nombres distintos, hasta que sea la entrada más leida de tu blog. Uno tiene su orgullo.

    Be Linux

  2. ¡Qué es esto!

    Últimamente, me sales hasta en la sopa, Jusamawi, no sé cómo te las arreglas, si la odias, pero así es.

    Es un muy buen artículo. Mi pregunta (posiblemente tonta) es: ¿Piensas, entonces, que es mentira todo lo que plantea la película Piratas de Silicon Valley sobre “el tío Bill”? A mí me sonó a cierto, pero…. Si no la has visto, tienes que hacerlo, aunque sea para responderme… la encuentras completa en videos de Google, o en Youtube, por pedazos.

    Yo, probablemente como Karen, nunca cambiaría a Mac, pero no te niego que me dan ganas de probar el Ubuntu… Sin embargo, discrepo en un punto de lo que dices. Es cierto que Mac no tiene “usuarios”, sino fanáticos, es totalmente cierto y yo soy una de ellas. Ahora bien, no es cierto que no “podamos” dejarlo. No queremos hacerlo. Hay todo un mundo de diferencia, créeme.

  3. Acepto la corrección.Siempre es mejor no querer que no poder.
    La película no la he visto. La veré y comentaré.En cuanto a Bill Gates y Windows, en mi comentario no quería que fuesen el punto central.Existe una tendencia, que no comparto, entre maqueros y linuxeros de pasar el tiempo hablando mal de windows en vez de destacar las virtudes de sus sus sistemas operativos preferidos.Estoy un poco cansado de esto.Es absurdo que haya una guerra tribal.Lo que si me interesa es el asunto de cómo la calidad no siempre triunfa.Sé que esto lo vemos muchas veces. Pero lo que está ocurriendo en este campo ilustra perfectamente el problema.El tema es amplio e implica a mucha gente.Se merece un análisis más detallado.

  4. Es inútil, a mi amiga querida sólo le falta comprarse un action figure de Steve Jobs y hacerle un pequeño altar con velas, incienso, flores de loto y esa clase de cosas. Lo peor es que no es la única…. ¿Crees que exagero? Mira esto. Esto no es una crítica en todo caso, Dios me libre, es simplemente un punto de realidad sobre ella, para que la entiendas. En todo caso, vale la pena ver la película, además se pasa un buen rato.

    Yo estoy de acuerdo contigo. Tu punto es precisamente la respuesta a la pregunta: Lo que hay detrás, claro como el agua. Por otra parte, eso del “triunfo” es muy relativo. Está aquello de “triunfo VS fracaso”… ¿recuerdas? Depende de lo que uno quiera lograr. Y bueno, que la mala calidad sea normalmente lo más popular, es algo que hemos hablado más de una vez; es así y así será hasta que haya un cambio mayor o una evolución en nuestra cultura como especie.

  5. La verdad es que de Ubuntu y Mac no se nada, si seré…, pero si me ha gustado leer lo bien expuesto que esta tu post Jus, de ver como Karen calladita va y lo toma.
    Karen a pesar que te tengo vigilada desde mi blog, me ha costado venir a verte, tampoco te he divisado mucho por ahí y la verdad, es que te extraño…mejor dicho, extraño esos pots reflexivos que te salen tan, pero tan bien. Un abrazo.

  6. Querida Patricia, no me ves pero paso, paso todos los días. Milla tiene una capa de invisibilidad que le regalaron los elfos (parecida a la de Harry Potter, pero diferente), a veces, como muchas otras cosas, la deja olvidada en casa o en el jardín y yo aprovecho y la uso para visitar amigos, y otras travesuras.

    Me estremeció (como dice la canción de Silvio) el poema de Delmira. Ese no lo conocía o lo había olvidado…. cuánta pasión….

    Por otra parte, sería una buena idea que aprendieras algo de esos otros sistemas, pueden hacer tu vida un poquito o mucho más feliz, en serio.

  7. jaja, pero que malos, con todo lo que tengo que hacer, (confieso que estoy como una bruta escribiendo, en mi escaso tiempo libre, parte de mi novela…) pero prometo que durante la semana averiguarè. Feliz semana y Karen, cuando puedas me la envìas por correo, la uso un poquito para hacer algunas travesuras y se la devolvemos a Milla, sin que se de cuenta. ¡QUe no haría jajaj! Besitos

  8. Milla,
    En esta plácida tarde de domingo he decidido sentarme, después de comer, en mi sofá rojo, y ver Los Piratas de Silicon Valley.
    Ciertamente interesante.
    ¡Caray con el tío Steve!El mal genio de los genios.
    ¡Pobre Tío Bill!Un tipo sin ideas que se dedica a plagiar.
    Imagino que la película gustará más a los fanáticos maqueros por aquello de que Bill sale bastante mal parado.

    Lo que yo puedo decir es que siempre he oido lo que la película plantea.Creo que se da como hecho lo de la copia hecha por Microsoft.Han pasado muchos años desde entonces. Lo que yo no quería en mi entrada era basar todo en la maldad de Microsoft y Tío Bill.Uno se cansa de los tópicos.
    Lo que sí hace reflexionar es lo que le dice Bill a Steve al final de la película con respecto a que no importa que los productos de Mac sean mejores o no.Está claro que ya sabía de lo que hablaba.

    ¿Se le han calmado los ánimos a Steve?

  9. ¡Hola! Si es el sillón de “Inadaptados y antisociales”, se ve bastante cómodo, la verdad. Y la lámpara, hermosa.

    Gracias por ver mi película. Lo aprecio un montón, especialmente porque sé lo hiciste por complacerme solamente. La opinión tuya que yo quería era si lo que “se dice desde siempre” era verdad o no. Yo, la verdad nunca he visto un desmentido, o una “otra campana” lo cual me parece aún más escalofriante. Claro, entiendo que puedas cansarte del tema. Yo pienso que el Sr. Jobs está mucho más “calmado”, especialmente al ver que sigue con paso firme hacia el dominio del mercado digital, esta vez por veredas alternativas. Me imagino que está dejando que las cosas caigan por su propio peso. Pero vi por ahí una calumnia de Karen, no sé taaaaanto sobre él, mucho menos es una especie de San Steve para mí. Lo admiro, sí. Desprecio profundamente al otro individuo, sí. Pero ya, no seguiremos, como tú dices, hablando de lo mismo forever and ever.

    Lo espeluznante es presenciar la repetición de la historia en todos los niveles imaginables…. ese “No importa” de Gates al final, es… espeluznante por todo lo que implica en términos de la degradación humana, no encuentro otro término, no sólo de él, sino de los miles o millones que a sabiendas le siguen el juego.

  10. Te responderé:

    -Sí pienso que microsoft copió de apple las bases para hacer windows.

    -Sí creo que Steve Jobs tiene el encanto del artista al que se le perdonan más fácilmente sus veleidades.

    -Sí creo que Bill Gates carece de ese encanto que hace de alguien interesante.

    -La película la vi porque me la recomendaste y porque me interesaba.

    -Lo más triste de microsoft y de windows no es que sean una buena o mala empresa o producto.Lo más duro es, como tú dices,que ese ” no importa “, representa muy fielmente el funcionamiento actual mundo, donde sólo importan los resultados.Recuerdas aquella frase que decía que si millones de moscas comían mierda no podían equivocarse, pues lo mismo con windows, millones lo usan y se equivocan.No sólo porque no es el mejor producto, eso es lo de menos, sino por contribuir a que esa forma de concebir la vida se perpetue.

    -También pienso que hay mucho recien llegado, adolescente perpetuo, que habla mal de lo que le dicen que hay que hablar mal y defiende lo que le dicen que defienda sin tener ni puñetera idea.Eso sí me cansa y me provoca.(son bastante habituales en el mundo Linux y del software libre)¡Qué cruz!

  11. Gracias por todas tus respuestas, artista amigo. En particular, me alegra que te interesara. Como comentario adicional, pienso que Noah fue la opción perfecta para interpretar a Mr. Jobs. Igualmente los otros 2 main roles, Woz y Gates, sólo que no sé quienes son los actores.

    Pienso también que el “no importa” no se trata de obtener únicamente “resultados”… ¡Ojalá así fuera! ¡Estaríamos tan cerca de nuestros sueños de una nueva civilización….! No, se trata de obtener dinero y poder, e incluso de lo de poder no estoy segura, pienso que fue un paquete que le cayó en el regazo a Billy, que venía con esa cantidad tan descomunal de dinero y que ni siquiera lo buscaba, porque para qué diablos alguien como él quiere o necesita poder, si tiene esa obscena cantidad de dinero… para hacer QUÉ? No lo necesita. Tampoco me parece el tipo de individuo al que siquiera le interese…

    Conozco a algunos “adolescentes perpetuos” también, aunque no del mismo mundo de los tuyos. Ahora comprendo mejor tu cansancio y tu aparente desinterés.

  12. Es una verdadera lástima llegar tan tarde a una discusión tan interesante.

    Soy usuario de Windows, de Linux (Ubuntu, Mandriva, OpenSuse y Fedora) y también de OSX (Tiger y Leopard).

    Alrededor del origen del predominio de Windows existen muchos mitos. Uno de los más grandes es aceptar la versión de los Piratas del Valle de Silicio como cierta.

    Empezando por la creencia que Bill Gates le robó la idea de las ventanas a Steve Jobs, en realidad ambos tomaron ideas de un proyecto llamado Xerox Parc, a mayor abundamiento el concepto de ventanas en un sistema operativo ya tenía para esa época más de 10 años de antigüedad.

    Sobre monopolios, muchos atribuyen a que Windows viene preinstalado para argumentar que la gente no tiene elección, sólo así se puede entender como un producto inferior puede tener tanta cuota de mercado sobre uno superior (Mac y Linux por extensión). Es una verdad a medias, porque la elección no la hicimos nosotros sino los consumidores hace 15 años, cuando Windows 95 se impuso en el mercado.

    Para entender el éxito de Microsoft hay que conocer o recordar el mundo de la informática antes de Windows 95. Una época en la cual la mayoría de los fabricantes de hardware que hacían las computadoras tenían cada uno su propio sistema operativo. El software estaba amarrado al hardware. El mejor ejemplo de ese modelo es Apple, que precisamente es la ÚNICA empresa de esa época que sobrevivió (y a duras penas que también estuvo a un paso de quebrar pero esa es otra historia).

    El modelo cerrado de software era el paradigma de esa época. Microsoft rompió esa tendencia al lograr un contrato por el cual IBM le permitía vender su sistema operativo a otras empresas, si lo querían (IBM no creían que eso fuera posible). El talento de Microsoft fue lograr colocar su sistema operativo en otras proveedores de hardware logrando masificar la PC. No todo es obra de Gates, por supuesto, también tienen su cuota de mérito Dell y Compaq que ofrecieron mejores sistemas de ventas al detalle y mejores precios (con relación a IBM).

    Existe otra explicación para que Windows se impusiera a sus rivales, supuestamente mejores: ofreció a los programadores una plataforma que en la cual era más fácil de escribir aplicaciones. Más importante aun era que una plataforma masiva ofrecía mejores expectativas de ganancias para los programadores ya que sus aplicaciones no estarían restringidas a una sola marca sino a un mercado más amplio. De esta manera empezaron a aparecer muchas aplicaciones para Windows, muchísimas más que para Apple y cualquier otra empresa, lo cual elevó el poder de la PC frente a sus competidores que seguían un modelo cerrado. Apple sobrevivió gracias a la lealtad de sus usuarios y a la calidad de sus productos pero el resto no tuvo tanta suerte.

    Estoy evitando dar muchos detalles porque este comentario ya se hizo muy largo. Por supuesto, cada quien puede creer lo que desee, y hasta en comprensible que sea más fácil creer la versión telenovelera: Gates, el malo, se robó la idea de otros (Steve, el bueno) y en conspiración con los fabricantes domina el mercado.

    Saludos.

  13. Hola Camelot, eres muy bienvenido a mi blog. Lo primero es informarte que en este espacio el tiempo existe de modo diferente al real, si es que “existe” en lo absoluto, por lo que no has llegado “tarde”, sino justo a tiempo. Lo segundo es que no hay límite de extensión en los comentarios y, aquí entre nos, te confieso que tengo cierta predilección por aquellos que son largos.

    Sólo escribo un par de notas rápidas, ya que me gustaría que el autor del artículo fuera quien se explayara…

    Sobre lo que llamas mito. La “telenovela” no plantea que Gates le robó a Jobs la idea de las ventanas, sino la ejecución (estoy segura de que hay una forma técnica de llamarle a esto, pero no la conozco). En otras palabras, plantea lo mismo que tú dices, que existía previamente en Xerox y que lo que Gates plagió de Apple fue la forma de ponerla en práctica, supongo que a gran escala. En todo caso, sólo un ciego sería incapaz de ver que este patrón, mitológico o no, se ha mantenido inalterable con los años. Cada innovación hecha por Apple ha sido “replicada” al instante por Microsoft y, en los últimos años, prácticamente por cada fabricante de cualquier cosa bajo el sol que no sean derivados directos de productos agrícolas…

    Sobre el bueno y el malo de la película. Pues me encantaría ver una película o leer una novela o algo que plantee lo contrario, sólo por diversión. Sé que es “políticamente incorrecto” en nuestra civilización “moderna” considerar que puede existir algo como la bondad y la maldad… pero existen, por más que se intente tapar el sol con un dedo. Yo pienso que aunque estas dos personas aparentemente tenían (tienen) un experticio téncico comparable, definitivamente su modus operandi, sus motivaciones e intenciones y su nivel de genialidad eran y son claramente diferenciables. ¿Hace esto bueno a uno y malo al otro? No necesariamente, todo depende de sus verdaderas intenciones. Por ejemplo, que una persona desee enriquecerse no es malo. Que desee que los demás fracasen o que su progreso se vea impedido por cualquier medio, sí. Difícilmente alguien diferente a ellos mismos pudiera establecer con certeza cuáles son esas intenciones, sobre este tema sólo cabe, en principio, la especulación.

    Finalmente, una pregunta: Dices que la elección de Windows la hicieron los consumidores hace 15 años. Y luego dices que el monopolio se estableció a partir del logro de colocar Windows en otros proveedores de hadware aparte de IBM. ¿de qué manera ambas ideas pueden ser ciertas? ¿Había realmente alternativa para el consumidor?

    Gracias por tu interés, tu valioso comentario y, nuevamente, bienvenido.

  14. Pues verás, el punto es que las posibilidades de que Microsoft “tomara” la idea directamente de Xerox Parc sin pasar por Apple son tan reales como la versión que plantea la novela.

    De hecho recuerdo haber leído una anécdota que contaba como algunos empleados de Microsoft, entre ellos también Gates, probaban los equipos de Xerox Parc en esa época, incluso antes que Jobs, en todo caso, el mérito de Steve es haber sacado un producto comercial antes que Gates dando la sensación de que fueron ellos los primeros.

    Hasta hubo un juicio, pero Apple no pudo probar que se “copiaran su idea”, sencillamente porque el código de ambos sistemas operativos son muy diferentes. Hoy en día me dan escalofríos pensar si Apple hubiera ganado ese juicio ¿ellos controlarían las interfaces de los sistemas operativos y todos los que quisieran usar ventanas deberían pedirles permiso a ellos?

    Sobre lo bueno y lo malo. No sé, es difícil conocer las verdaderas intenciones de alguien que está a mi costado menos voy a poder hacerlo con gente que no conozco en persona. Lo que sí sé es que este es un negocio bastante duro y competitivo. Hoy estás en la cima mañana ya no.

    ¿Windows copia a Mac? Personalmente creo que todos los sistemas operativos, incluyendo Linux, se están pareciendo entre sí cada día más. Tomar ideas e implementarlas en diferentes plataformas no tiene nada de malo. Ese precisamente es el fundamento del software libre que las ideas se compartan. Lo malo es copiarse el código de uno y ¡zas! pegarlo en el otro sin mayor esfuerzo.

    Todo se trata de responder a lo que el mercado pide. Por ejemplo, Mac fue la primera que ofreció el dock, luego aparecieron clones para Windows y también para Linux. Sencillamente porque la gente lo quiere. ¿Es malo que existan clones del dock en Windows y Linux?

    Algunos creen que sí, pero cuando ven una característica interesante son los primeros en reclamarla en sus equipos. Si no quieren que les copien entonces tampoco deberían copiar a los demás, pero un mundo así nunca avanzaría.

    Finalmente, sobre la aparente contradicción de la elección y el monopolio tengo que decir que es necesaria una aclaración.

    El éxito de Microsoft para colocar su producto en los varios proveedores de hardware no es un proceso que ocurrió de la noche a la mañana. Olvídalo, Gates no se reunió una noche con los proveedores de hardware para planearles un monopolio y todos aceptaron tras recibir sendos maletines llenos de verdes. En primer lugar porque en esa época Gates no tenía dinero, si pudo conseguir convencerlos era porque su plataforma (DOS y luego Windows) realmente estaba creciendo en aceptación en el mercado, es decir, entre los usuarios. En cada nueva versión de Windows (especialmente después de la 3.1) su cartera de aplicaciones disponibles no había dejado de aumentar, especialmente destacable es que por esa época se fue contruyendo lo que ahora conocemos como Office (off-topic: curiosamente MS Excel primero apareció en Mac si la memoria no me falla).

    La combinación de sistema operativo + suite ofimática convenció a los consumidores, especialmente a las empresas. Es fácil deducir que los empleados de esas empresas luego adquirian productos similares para sus casas con lo cual Windows también se masificó en los hogares.

    Windows 95 sólo fue el punto de quiebre definitivo, pero el éxito de Microsoft se gestó progresivamente en los años anteriores. Ésta es la época en la cual los consumidores hicieron su elección debido a que Windows satisfacía mejor sus necesidades.

    La capacidad de Microsoft de colocar su software en la mayoría de proveedores de hardware no se contradice con la elección de los consumidores, ambos son procesos que se dieron progresiva y simultáneamente, en sinergia. A más aceptación entre los consumidores más proveedores de hardware querían Windows en sus equipos, a más equipos con Windows (más oferta) evidentemente más gente los conocía y elegía.

    ¿Es mejor Windows que Mac? Personalmente siempre he creido que las Mac son superiores a Windows pero en este negocio no se trata sólo de la calidad técnica de tu producto. El paquete completo incluye otras cosas. En la época que nos referimos noten que fue la combinación de sistema operativo + aplicaciones lo que triunfó. Y no sólo por Office sino por la inmensa cantidad de software que existe escrito para Windows. Uno quiere hacer algo en Windows y siempre existirá un programa para hacerlo. ¿Ésa es una cualidad? Yo creo que sí.

    Paradójicamente, en esa época Windows significó la libertad del usuario que ya no estaba atado a una marca sino que podía elegir entre muchas opciones, incluso hoy en día todavía vemos eso cuando podemos elegir entre comprar una PC fabricada o armarla nosotros mismos.

    Curiosamente, en esa época IBM era mal vista porque era el gigante al que todos odiaban y como respuesta a su predominio es que surgen la clónicas, que apoyadas por Windows finalmente la desbancaron. Comportamiento típico: todos contra el que esté arriba.

    Hoy en día la imagen de IBM es distinta porque como apoya al software libre es la buena. Pero sigue queriendo hacer negocios millonarios como antaño. Hablando de intenciones ¿IBM apoya al software libre por convicción o porque ve una oportunidad de negocio? ;)

    Quedan muchas cosas por escribir… pero ya me hice otro comentario muy largo.

    Saludos.

  15. Bueno, conste que di dos días para que el autor original hiciese su entrada triunfal, pero parece ser que anda un poquitín ocupadito y no ha podido pasado por aquí últimamente.

    Para mí la propiedad material y la intelectual son cosas prácticamente sagradas. Y con sagradas, quiero decir precisamente eso: sagradas. Si el autor de una idea desea donarla a la humanidad para su avance, convertirla en monopolio o licenciarla con Creative Commons, está en todo su derecho y prerrogativa y como sagrada que pienso que es, me parece, por definición, incuestionable. Yo puedo cuestionar qué hacer yo misma con mis cosas, pero no me siento con el más mínimo derecho de hacerlo con las ajenas. Establecido lo anterior, te confieso que encuentro graciosa la forma eufemística en que te refieres al robo de ideas. Pero no graciosa en el sentido sarcástico de la palabra, en serio, sino que me hace sonreír. Me trae ciertos recuerdos de mi juventud en que cosas como el “amor libre” y la “recuperación revolucionaria” en bancos y supermercados eran cosas no sólo bien vistas, sino hasta heroicas. Yo pienso que es imposible no “tomar” o que “aparezcan” como tú dices, ideas que ya existían en nuestras propias creaciones. Pero independientemente de la cuestión legal y de derechos humanos como lo son los derechos de autoría, hay una cuestión ética y moral sobre si pretendes lucrarte de alguna manera en base a ideas ajenas presentándolas como propias o no. Y, personalmente, yo considero que ahí se acaba la discusión. Yo no considero que el software libre sea bueno per se. Cuando no das nada a cambio de algo, eso es precisamente lo que obtienes al final. Y vice versa, cuando das y das a cambio de nada… Es una ley natural, nos guste o no. Yo creo en el intercambio voluntario, equitativo e informado. El intercambio no tiene por qué implicar dinero como condición, pero sí debe ser dar algo a cambio de algo, de un valor aceptable para ambas partes, entendiendo que disponen de la necesaria información para decidir.

    Aprecio las informaciones que me das para explicar el tema de la aceptación de Windows por parte de los consumidores.

    Finalmente, me encantaría poder aportar algo en el sentido del título del artículo que comentamos, parece imposible hablar de Ubunto sin sacar a Gates-Jobs a colación y que ellos sigan eternamente robándose el show. Por mi parte, no hay nada que pueda decir, ya que no lo he llegado a usar… aún.

  16. Hacer una batalla a estas alturas alturas entre Mac, Windows Linux es entretenido sólo para aquellos a los que nos gustan estos temas.Vendría a ser lo mismo que aquellos que defienden un equipo y son capaces de pasar horas discutiendo de deporte durante horas.

    La informática se está extendiendo de tal manera que afecta ya a todas las personas. El usuario medio realiza unas cuantas acciones básicas:escribe algún texto,busca información en google,descarga música y películas y poco más.Para este tipo de usuario(la mayoría) lo de menos es el sistema operativo que utiliza.Para tales acciones da lo mismo cualquiera.Por mucho que nos empeñemos en demostrar las bondades de uno o de otro, nos mirará con indiferencia.Pensará, como yo pienso de los que se amargan la vida por un penalty fallado,” estos tíos están locos”.
    Yo sí creo que se puede hablar de Linux, más corectamente Gnu-Linux,sin mencionar a Gates y Jobs.
    Lo que aporta de diferente Gnu-Linux es la filosofía que hay detrás de él,al menos mientras no se demuestre lo contrario.
    En el mundo en el que vivimos, ver que es posible crear algo, y que ese algo funcione,fruto de la colaboración desinteresada de personas a las que nunca llegaremos a conocer,ver que el aímo de lucro no es el motor de todas las cosas es cuando menos llamativo.Lo normal sería que esto quedase sólo en un intento, en buenas intenciones. Pues no, lo increible es que, además de demostrar que otro mundo es posible,se ha conseguido un producto concreto, en este caso un sistema operativo.Un sistema operativo que funciona y lo hace tan bien como los sistemas operativos privativos.El trabajo continúa, los desarrolladores siguen colaborando y todo aquél que quiera puede participar en la medida de sus posibilidades.Yo ayer en una cena de amigos regalé un cd de instalación de Ubuntu,he traducido algunas cosas y hablo cuando veo que a alguien le interesa de este asunto.Otros crean aplicaciones o diseñan elementos gráficos que faciliten la vida a los futuros usuarios.
    No tiene más misterio. ¿Tiene esto futuro? ¿Es esto sólo posible porque Gnu-Linux es minoritario?No lo sé. De momento puedo asegurar que la cosa funciona.
    Si yo hago todo lo que otros hacen con Windows o con Mac, si no hay que ser un experto para hacerlo, si no tengo que pagar nada por ello, si puedo colaborar si me interesa, si puedo modificar una aplicación a mis gustos e intereses, si puedo incluso copiarla y si quiero venderla.Si todo es tan bonito, ¿por qué no lo hace todo el mundo?Muchos por que no lo conocen y otros porque están muy agusto con lo que tienen y conocen. Son evidentemente libres de hacer lo que quieran.
    Sí me parece mas dudoso permitir que las instituciones públicas gasten enormes cantidades de dinero en el pago de licencias cuando existen formas de hacer lo mismo y con los mismos resultados que no costarían nada a los contribuyentes y que además, esa es mi opinión personal,transmiten unos valores tremendamente positivos al conjunto de ciudadanos.

  17. Jusamawi, muchas gracias por tu intervención. Ya, sumida en la ignorancia casi absoluta sobre el tema, comenzaba a sentirme ligeramente incómoda. Gracias por venir al rescate. He leído con gran interés lo que has escrito a Camelot, he visto los 3 videos que has tenido la gentileza de colocar y otras dos entrevistas en inglés a Stallman. En principio no tengo nada nuevo que decir: Uno es libre, intrínsecamente (y esta libertad debería ser reconocida en toda circunstancia) de hacer lo que desee con sus cosas. No así con las ajenas.

    El derecho de propiedad es algo muy simple aunque a conveniencia de ciertos intereses creados se puede hacer parecer bastante complejo… somos dueños de lo que creamos, de lo que nos es libre y legítimamente cedido (es decir que quien nos lo cede es dueño a su vez lo hace por voluntad propia) y de lo que adquirimos mediante una compra u otro tipo de intercambio informado, voluntario y dentro de la ley.

    Nadie debería criticar o perseguir al Sr. Stallman por lo que haya decidido hacer con el software que él ha creado. Ni a sus usuarios y colaboradores. Pienso que es una iniciativa por completo respetable. Creo, mejor dicho sé que la colaboración es posible y deseable en la creación de mundos mejores. Pero hacerla obligatoria es tan malo como prohibirla. Creer que es la única forma posible de trabajar y descalificar todas las demás como “no éticas” o “tontas” u otros epítetos, me suena desagradablemente sospechoso… me suena como esos líderes religiosos que intentan convencer a los demás que su religión es la única que garantiza la salvación, SIN esgrimir un sólo argumento válido, sensato, ni siquiera convincente. Odio cuando se intenta persuadir a los niños a que contra su voluntad “compartan” lo que no desean compartir, o a que saluden o, peor, besen a la tía Eduviges. O cuando se les obliga a trabajar en grupo, sabiendo que lo más normal es que en un grupo uno solo de ellos hará el 95% del trabajo y el resto sólo mirará o, peor, entorpecerá. En general, detesto la obligación, la imposición de cualquier cosa bajo el sol.

    Aunque no creo corresponder por completo a la descripción que haces en tu comentario de lo que es un usuario promedio, jamás, en serio, nunca he sentido la necesidad de “cambiar” nada de lo que me ofrece el sistema operativo que utilizo desde hace no sé cuántos años, comencé con el OS 6…. naturalmente, los cambios eran necesarios, ya que el sistema 6 es incomparable con el que tenemos ahora, pero ésta no es mi área de experticio en lo absoluto, jamás me ha pasado por la mente la posibilidad de alterar alguna otra cosa diferente a las posibilidades de “customización” que el sistema me permite de entrada. Al contrario. Pienso que siempre lo he subutilizado y estoy segura de que es el caso de la inmensa mayoría de los usuarios.

    Y esa es la razón por la que le puse ese título a tu artículo.

  18. Richard Stallman es polémico. Algunas de sus afirmaciones no encuentran apoyo ni tan siquiera dentro del mundo Linux.Creo que es necesario citarle cuando queremos explicar en qué consiste esta forma de trabajar donde la clave está en la colaboración desinteresada. Creo además que algunas de sus ideas son tremendamentre interesantes.
    El sofware libre es una de las pocas muestras reales de que la iniciativa privada no es el único modo de lograr buenos resultados y de que la palbra empresa no tiene que estar obligatoriamente unida al lucro.
    Ponerle precio al conocimiento es ponerle barreras de entrada a los que quieren acceder a él.Eso hacen exactamente los monopolios.
    El software libre y todo lo que gira a su alrededor dejará de serlo en cuanto trate de imponerse.
    La mayoría de la gente no siente necesidad alguna de abandonar Windows.Con él hacen todo lo que necesitan.Yo no tengo especial inquina a Microsoft. Lo que sí sé es que me interesa mucho más el mundo que promueve gente como R.S. que el que representa el tío Bill.

  19. Vecino, la colaboración desinteresada, la creación conjunta es algo tan y maravilloso y efectivo cuando verdaderamente se logra de manera genuina, que puede resultar hasta peligrosa y subversiva para algunas personas o grupos. Quizá por eso en parte sea algo tan escaso, tan difícil de llevar a cabo en la práctica, no tanto la parte de “colaboración”, sino la parte de “desinteresada”.

  20. Comencemos con un asunto de forma: ¿GNU/Linux o Linux?. Es cierto que técnicamente Linux es el nombre del kernel pero por el uso también designa al sistema operativo. No hay que olvidar que las palabras adquiren su significado por el uso que le da la mayoría de la gente, sino pregúntenle a los especialistas de la Real Academia que muchas veces a tenido que ceder frente al uso que la gente le da a las palabras, de manera que por el uso Linux designa ambas cosas. ¿No crea eso confusión? No, cualquiera puede distinguir el uso por el contenxto.

    Por lo demás, el designar al todo por la denominación de una de sus partes, como en este caso, no es un fenómeno infrecuente en el idioma, se llama metonimia.

    Los argumentos de que al no incluir GNU estamos ignorando su aporte no es una razón válida lingüisticamente hablando, las palabras no se crean necesariamente para distribuir méritos, en todo caso si buscan reconocimiento ya la cosa no es tan “desinteresada” como se afirmaba al principio.

    De manera que si alguien intenta “corregirles” diciendo que deben escribir “GNU/Linux” pueden darles las gracias pero no, no existe argumento semántico ni práctico para realizar el cambio. Y agrego práctico porque ¿alguien puede decirme que no es más amigable y sencillo decir o escribir simplemente Linux en lugar de GNU/Linux?

    Ahora vamos a un tema de fondo. Pero antes algunas aclaraciones.

    El software libre y el software propietario son modelos o sistemas de desarrollo de software. El software es una herramienta como cualquier otra. Uno usa programas/aplicaciones para hacer tal o cual cosa, si es para trabajo o estudio con el fin de ser eficientes y productivos y cuando no, nos permite también entretenernos y pasar un momento lúdico.

    En otras palabras el software es un medio, no un fin en sí mismo. Ya con eso me resulta difícil aceptar que pueda generarse una filosofía alrededor suyo.

    Tanto es así que el software con el código abierto y accesible, que permite la colaboración para analizar, depurar, mejorar y desarrollar el software no necesariamente es software libre tal como lo concibe Richard Stallman. También existe la iniciativa Open-Source, que ofrece técnicamente lo mismo que software libre pero sin la filosofía que pregona la FSF (Free Software Foundation).

    Ahora bien, todas las ventajas técnicas e incluso algunos ideales como los de la colaboración están dentro del open-source, sin recurrir a argumentos pretendidamente morales o éticos como hace Richard Stallman.

    Es interesante con cuanta gente que se declara seguidora del software libre y tras intercambiar opiniones termina reconociendo que no conoce en profundidad lo que eso significa.

    Y la razón es que si concentramos en cuestiones técnicas muchos se defienden bien porque innegablemente tiene ventajas que se pueden resaltar en una discusión. Pero no es lo mismo cuando se entra al tema ético y moral. Y sospecho que es porque pocos se atreven a entrar en este terreno. De hecho cuando un seguidor de software libre no tiene más argumentos siempre apelara a las motivaciones morales… es casi sintomático, cuando llegamos a ese punto sé que ya no pueden discutir más en el terreno técnico o histórico.

    Pero para su mala suerte, yo no tengo temor de entrar también en el terreno moral o ético. Para aceptar un ideario (y también para rechazarlo a conciencia) hay que darse el tiempo de estudiarlo y tratar de comprenderlo. Eso es lo que hice en su momento y por lo mismo puedo citar con soltura muchas de las declaraciones de Stallman y otras personalidades relacionadas con la materia.

    Pero eso será en otra ocasión que de nuevo hice un entrada muy larga.

  21. El señor Stallman es ciertamente pesado al insistir tanto en el prefijo Gnu.También es verdad que no le falta razón.En una situación normalizada no tendría mayor importancia.Imagino que él insiste tanto en este asunto del nombre porque para él lo que idientifica su forma de concebir el software libre es Gnu y no Linus(x).

    Yo no veo el problema en que el software sea un medio o un fin. Lo que está por detrás es una forma de trabajar, una filosofía,aunque el término no te guste.Mr. Stallman es radical en sus planteamientos.Defiende una forma de trabajar basada en la colaboración, en la libertad y en la falta de ánimo de lucro.El software de código abierto también permite la colaboración y las modificaciones que cada uno considere oportunas.Nadie puede negar esto, pero no por ello deja de ser una postura diferente que está centrada exclusivamente en resolver asuntos técnicos y prácticos y no tanto en los aspectos ideológicos.Las dos posturas son perfectamente comprensibles y defendibles pero por eso mismo es normal que surjan los conflictos.
    Lo resume bien Franco Catrin en fayerwayer.com a raiz del debate entre Stallman y Miguel de Icaza.

    “Con el tiempo, lo que uno comienza a observar es que podemos reconocer dos tipos de miembros de la comunidad del Software Libre/Código Abierto o como le quieran llamar. Están aquellos que trabajan creando software, resolviendo problemas, aplicando ingeniería y en el fondo, haciendo que las cosas sucedan. En este grupo tenemos a personajes como Miguel de Icaza, Linus Torvalds, Keith Packard y Greg Kroah-Hartman entre otros. Por otra parte tenemos a personajes como Richard Stallman que transitan por la órbita ideológica, muy necesaria por cierto, pero que muchas veces se queda atascada en discusiones inútiles como la de usar el término Free Software o Código Abierto, o la constante insistencia en agregar el prefijo GNU cuando se habla de Linux….”

    Creo que la postura de Stallman es un poco como la de Pepito Grillo,a veces cansa pero es conveniente y necesaria.
    Todo grupo con un pensamiento monolítico tiene el peligro de ser sospechoso de falta de libertad y casi siempre el resultado es que se queda atascado y sin capacidad de avanzar.
    Yo, por eso, celebro el debate,las dudas y los interrogantes.Entiendo, por ejemplo que Stallman sospeche de las intenciones de Microsoft en su incursiones en el código abierto y entiendo también el peligro que sus posturas tienen de caer en un dogmatismo sectario.

    Si una ventaja tiene todo este mundo de gnu-linux-open source-software libre es que cada uno puede escoger lo que más le interese y lo que mejor se adapte a sus necesidades y, por qué no, a su ideología, forma de pensar y convicciones éticas.

    En le fondo es más sencillo de lo que parece.Lo que pasa es que todo esto no ha hecho nada más que empezar.Desconocemos lo que pasará en el futuro.En este estado de cosas es normal que surjan discusiones, encuentros y desencuentros.

    Salud

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s