Cómo aumentar el tráfico en tu blog (III)

En la primera entrada de esta serie, veíamos qué es el tráfico y qué lo aumenta. En la segunda, cómo incrementarlo en vista de tu propósito y el nicho que has escogido. Ahora le toca el turno a la calidad; algunas pinceladas de mi experiencia y observación para mejorar la calidad del tráfico de tu blog.

Hay ciertos bloggers que pueden darse el lujo de privilegiar el factor calidad del tráfico frente a la cantidad. Se trata, en general, de artistas de la palabra y la imagen y de filósofos, junto a una lista virtualmente inacabable de personas interesadas en comunicar y ayudar; aquellas que nos proveen incesantemente de consejos sobre informática, sobre la red y sobre blogs; que comparten con nosotros sus mejores recetas de cocina y sus opiniones sobre libros, música y cine, que nos instruyen sobre organización de una empresa o de un closet, que nos informan sobre lo último en leyes, en derechos humanos, en nutrición y medicina alternativa…… En mi humilde opinión, son estos bloggers quienes hacen de la blogósfera, una experiencia valiosa. Para ellos existe este blog, para ellos escribo.

Calidad vs cantidad

La calidad del tráfico se hace a partir de varios ingredientes. De los dos principales está, en primer lugar, todo lo que se relaciona con los enlaces: quién ha enlazado tu blog y cómo “se cuenta” cada enlace. En segundo lugar se encuentran los comentarios: quién te visita y comenta y cómo lo hacen. Las visitas, para fines de la calidad, no son significativas, a menos que se reflejen en comentarios y en enlaces. Entonces viene una colección de lo que yo llamaría “imponderables” y que serán tema de próximas entradas.

El tema del tráfico puede obsesionar tremendamente a un blogger. Si has investigado mínimamente sobre el tema, seguramente habrás notado que algunos bloggers parecieran escribir para las arañas de búsqueda, no para sus lectores humanos. Hay otros que –aún pasados los inevitables meses de noviciado– continuan visitando sus estadísticas ocho veces al día, inscribiéndose en cuanto directorio y red social pueda existir sobre la faz de la tierra y, lo peor, martirizándose cuando la estadística de visitas baja o cuando los comentarios escasean…

Pienso que, en general, las obsesiones no son demasiado saludables, por más emocionantes que puedan resultar. Y cuando se trata de una actividad que involucra creación, el consumo de energía no sólo nos deja exhaustos, sino que puede llegar a quitarle buena parte de la magia. Si escribir tu blog es para ti más que nada una labor creativa, es posible que los datos a continuación te ayuden a relajarte un poco, a disfrutar más de tu oficio y, lo más importante, a construir un blog cada vez mejor.

La cantidad y la calidad de tu tráfico no son parámetros que se excluyan mutuamente, pero se obtienen de modo independiente.

Posicionamiento: el tráfico atrae más tráfico

Hay una característica de la cantidad de tráfico que se basa en un aspecto de la calidad y se relaciona con el posicionamiento. Se refiere a qué piensan de tu blog los monstruos, los grandes directorios y buscadores, de la magnitud de Google o Technorati; incluso, de algunos tan aterradores como Alexa

De tu posicionamiento depende con qué facilidad te encuentra en los buscadores alguien que busca algo de lo que tú tienes. Depende si tu blog aparece en la primera página en una búsqueda, por ejemplo de Google, o en la número 350… depende si tu blog aparece en la posición número 1 o en la número 8,734. Naturalmente, la velocidad del aumento de tu tráfico es directamente proporcional a tu posicionamiento. En otras palabras, el tráfico atrae más tráfico.

Como veíamos en las entradas anteriores, el posicionamiento depende principalmente de los enlaces que recibe tu blog. En términos de la cantidad, lo importante es cuántos otros blogs y sitios web diferentes te enlazan. En cuanto a la calidad, quiénes te enlazan. Esa es la razón de que a tu blog “le conviene más” que te enlacen blogs grandes y bien posicionados que pequeños. El “tamaño” grande o pequeño se refiere a la cantidad de tráfico. Como es natural, requiere de mucho más esfuerzo y disciplina obtener los enlaces de los blogs grandes que de los pequeños.

Finalmente, también está lo que tú consideras deseable o no en términos de enlaces. Personalmente, aunque mi posicionamiento subiera a la estratósfera, no me gustaría que me enlazaran todos los sitios porno de la red, por poner un ejemplo.

Comentarios: comunicar o no comunicar, he ahí la cuestión

Comunicar. Siempre. Esa es la respuesta. Y no hay otra respuesta.

En mis paseos por la blogósfera nunca ha dejado de asombrarme la fidelidad de los comentaristas que una y otra vez escriben, responden y acusan recibo a las entradas de bloggers que no les responden. Para mí esto es algo impresionante. Hay casos en que es comprensible que el blogger no responda: por ejemplo, si recibe más de 30 comentarios al día como algo usual, el silencio puede entenderse; pero hasta en un caso así se puede dar un acuse de recibo “genérico” a quienes comentan.

Al principio, yo pensaba que tarde o temprano estos bloggers desatentos se quedarían sin comentaristas, que en algún momento la cantidad de comentarios comenzaría a disminuir (he observado a algunos por plazos de más de 6 meses). Pero no ocurre así, la cantidad se mantiene más o menos estable.

Lo que disminuye es la calidad de los comentarios, la calidad de la comunicación. Tarde o temprano, los comentaristas de un blogger que no responde se van limitando a acusar recibo a la entrada: Me gustó. Me encantó. Gracias. Felicidades. Escribes muy bien…. con variantes infinitas de forma, pero con el mismo fondo. Todo el asunto tiende a volverse algo repetitivo, no se origina nueva comunicación, comunicación fresca.

Naturalmente, no a todo el mundo le interesa que esto pase. A muchos ni siquiera se les ha ocurrido que pudiera suceder, ni se han enterado de que algo como eso existe… Me refiero a cierta clase de comunicación, estimulante, creadora y por sobre todas las cosa, viva… que es como un premio, que es sólo para gourmets, que está fuera del alcance de la gran mayoría de los comentaristas y de la mayoría de los bloggers y sólo puede existir cuando están presentes todos los elementos del ciclo comunicación, entre los cuales está, por supuesto, el acuse de recibo adecuado o la respuesta.

Conclusión: qué hacer

Un blog, al estar a cargo de un ser vivo (tú) que está dispuesto a dar origen a nueva comunicación, que es capaz de hacerlo (y que está consciente de ser capaz y de estar dispuesto) se rige por las mismas leyes que gobiernan la interacción entre las personas, la comunicación.

También, sigue fielmente los dictados de la Regla de Oro: “No hagas a otros…..” y también a la inversa: “Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti“.

Todo el mundo sabe que para poder dirigir o liderar, hay que ser capaz de seguir instrucciones. Que para controlar, tenemos que estar dispuestos a ser controlados. En el caso que nos ocupa se produce el mismo fenómeno. Para ser un buen blogger necesitas ser un buen lector. Para obtener muchos y buenos comentarios, necesitas ser el mejor de los comentaristas. En esta entrada: Los 15 mandamientos del perfecto lector, encuentras el cómo, con lujo de detalles.

_____________________________
Entradas relacionadas

Cómo aumentar el tráfico en tu blog (I)
Cómo aumentar el tráfico en tu blog (II)
Feeds, RSS y otros jeroglíficos
El papel de la Verdad en el tráfico de tu blog
.

9 pensamientos en “Cómo aumentar el tráfico en tu blog (III)

  1. Uno no deja de pensar que al final todo es mucho más sencillo de lo que parecía en un principio.

    -Mi blog no es un negocio.
    -Escribo porque me gusta.
    -Leo lo que me gusta.
    -Comento lo que me interesa.
    -El tráfico aumenta si lo que escribo gusta e interesa.
    -Si se da la comunicación,lo demás lo pone el tiempo

    Creo que si yo hubiese escrito esta entrada lo habría dicho de otra manera pero me habría gustado decir exactamente lo mismo.

  2. No es de extrañar, amiga, que en estos tiempos de deterioro, de desprecio (o de terror) a todo lo bueno, lo hermoso, lo auténtico… al intercambio de emociones, no sólo de pensamientos, sean tiempos donde también prolifera la comida rápida en las relaciones humanas, sean “de carne y hueso” o “virtuales”. No recordaba la entrada del perfecto lector… tienes demasiada razón en lo que dices, oh Oráculo.

  3. Milla, no te me pongas pesimista por favor! No TODO es tan malo…. no todas las personas lo son… en todo momento.

    Jusamawi, así es. De hecho, tengo la firme convicción de que es la razón de que somos vecinos; esa fue exactamente mi conclusión en la primera entrada tuya que leí: “Creo que si yo hubiese escrito esta entrada lo habría dicho de otra manera pero me habría gustado decir exactamente lo mismo.” ¿Seremos algo así como dos caras de una moneda cósmica?

  4. Está bien, Karenita, sabes que siempre “te obedezco”.

    ¿Sabes? me hace mucha gracia esa imagen cósmica de “su moneda”. ¿Quién podría tirarla al “aire”? supongo que debería decir al espacio…. ¿Se imaginan el tamaño que debería tener esa persona ese ser? Su uña debería ser más o menos del tamaño de la medida que va de la coronilla de J a la mitad de su pecho (él es cara, tú, Karen, cruz)… bueno, suponiendo que un ser de esas proporciones tuviera uñas…. Es un poco espeluznante, la verdad.
    ;-)

  5. Bien, siguiendo los consejos obtenidos por aquí lo primero que haré será escribir para dar a conocer mi blog jajajaja.
    Bueno, la verdad llegué a esta página porque llevo recién un par de semanas con el blog, pero aún no puedo romper el hielo y lograr que alguien comente ! De verdad con el co-fundador del blog queremos que se forme una comunidad que logre fluir, así que tomaré algunos de los consejos para ver si nos resultan.
    Saludos

    • Amelia, si aún no ocurría, yo fui con un punzón y rompí el hielo. Te felicito por tu blog. Es hermoso y MUY profesional, como te contaba. Dime por favor qué has hecho hasta ahora y qué dificultad estás teniendo; prometo contestar más pronto la próxima vez. :-)

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s