Posicionamiento asociativo y decencia

El posicionamiento es un término de la jerga de marketing que implica el sitio que ocupa un producto en la preferencia del consumidor real o potencial. Existe una serie de técnicas y trucos para subir el rango de un posicionamiento deficiente. Este es todo el propósito del SEO, tan apreciado por los bloggers y webmasters; de eso es que se trata Technorati y PageRank, por ejemplo.

Hay un tipo de posicionamiento, al que acabo de apellidar asociativo para diferenciarlo de los demás, que se refiere a asociar un producto (o un blog, un blogger, etc.) con algo o alguien que tiene un alto rango o una posición buena, deseable y hasta envidiable en las preferencias de cierto mercado o nicho.

Un ejemplo de posicionamiento asociativo, un poco tonto pero ilustrativo, sería lograr que Enrique Dans (un blogger estrella de habla hispana) escribiera y comentara a menudo en mi blog y además lo enlazara. Este sólo hecho subiría mi PageRank a niveles estratosféricos en muy poco tiempo. No me cabe duda alguna de que el Sr. Dans cuenta con toda una corte de lectores genuinamente interesados en sus espléndidos escritos. Pero al mismo tiempo, estoy segura de que tiene un gran cúmulo de pretendidos fans cuya única intención es aprovecharse de una gloria ajena a través del posicionamiento que él podría darles, haciéndole creer que le admiran o le convienen de alguna forma. Mintiendo, en otras palabras. Enrique Dans comparte, así, la desgracia de las chicas bonitas, los dueños de un Ferrari y los políticos con futuro.

Hoy recibí un correo de promoción que, cosa en extremo inusual, despertó mi interés inmediato con sólo dos palabras. Por esas dos palabras fui al Web Site que enlazaba, leí una breve reseña del libro que intentaba vender y entonces seguí el enlace de “más información”. La nueva página presentaba a un “entrenador en destrezas de comunicación” desconocido para mí, cuya foto, aspecto, sonrisa…. por alguna razón me desagradaron… a pesar de lo cual, seguí adelante y vi un video de casi 5 minutos, en inglés. El video presentaba una entrevista a este entrenador, que sorprendentemente parecía tener ahora al menos 20 años más que en la foto, y obtuve así cierta idea del contenido de su libro, que prometía develar los secretos más recónditos de uno de los mejores presentadores del planeta: Steve Jobs.

Y ésas, naturalmente, fueron las dos palabras mágicas que me llevaron hasta allí: Steve Jobs. Las mismas que harán que cientos de miles de usuarios de Windows, y unos cuantos miles de usuarios de Mac y de Linux menos suspicaces que yo adquieran este material titulado Los Secretos de las Presentaciones de Steve Jobs, con el igualmente atractivo subtítulo de Cómo ser locamente fabuloso frente a una audiencia.

Los “secretos” revelados por el autor durante la entrevista eran tips que conoce cualquier estudiante de primer año de diseño o de primer semestre de comunicación. Ya para estas alturas, yo estaba francamente molesta. Y no porque fueran datos sin ningún valor. No. Eran datos valiosos, aunque de secretos no tenían nada. La molestia fue porque concluí que era un caso más –y esta es apenas mi opinión– de intento de posicionamiento asociativo indecente.

No conozco la obra del autor del libro (a quien concederé el beneficio de la duda, mas no una mención, ni menos un enlace, en mi blog). Tampoco, sus grados de fama ni de experticio. Sin embargo, infiero que deben ser ligeramente menores que los de Mr. Jobs, ya que:

  • en el libro, su propio nombre aparece debajo y con caracteres de un tercio del tamaño de los que usa para el co-fundador de Apple;
  • al buscar su nombre en Google, en las 3 primeras páginas de resultados aparecen apenas tres menciones sobre un libro anterior, 5 de otras personas de igual nombre en Facebook, LinkedIn, etc. y todo el resto con relación a este libro;
  • lo más interesante de todo: ante la pregunta obligada del entrevistador sobre si había consultado o se había comunicado previamente con el propio Jobs, la respuesta fue que no (¿sorpresa?) ya que había visto un número exorbitante de horas de presentaciones de Mr. Jobs y era, además un experto en comunicaciones que trabajaba para firmas muy reconocidas.

Ni el SEO, ni el marketing, ni el posicionamiento –asociativo o no–, ni el hacer dinero con un libro tienen absolutamente nada censurable de por sí.

Deberían poder ser, todas ellas, actividades honrosas para quienes las llevan a cabo.

El problema, cuando lo hay, reside en algo tan inefable como la intención de quien las desempeña. Y sobre ésta, para bien o para mal, a larga distancia, a corto plazo y a insuficiencia de datos, sólo cabe nuestra percepción, algunas interrogantes y la especulación, a menudo inagotable.

30 pensamientos en “Posicionamiento asociativo y decencia

  1. Hola Karen, vine a dar una vuelta por aquí y me encontré con esta entrada nueva. ¡Qué tema más interesante! Siempre ha habido diferencia entre apoyarse unos a otros para el beneficio común y el parasitismo. ¡Siempre ha habido parásitos! pero no por eso deja de dar una rabia increible encontrarse con este tipo de cosas.
    Venía a dejar unas castañas asadas en el jardín para quien quisiera probarlas después de una semana de no parar, pero… no lo encuentro por ningún lado ¿me he perdido algo? ¿estás arreglándolo para el otoño?
    Bueno, las dejo por aquí aunque no me parece el lugar. En fin… espero poder pasar esta noche otro rato.
    Un abrazo grandote.
    Cris.

  2. Karen no sabes cuánto te agradezco que vieras esta historia antes que yo y que escribieras una entrada al respecto. De no haber sido así….. no podría responder por mi integridad física a la fecha. Sin duda estaría en la cárcel o en un hospital siquiátrico, con camisa de fuerza química o…. no quiero ni pensarlo. Cris ha dado en el clavo. La palabra es parásito. Los hay animales, los hay vegetales como bien sabes, y por desgracia también algo parecido a los humanos. Vi el video que mencionas y algunas cosas más… creo que nadie más en toda la red comparte tu punto de vista, bueno, nuestro, así que imagino que no serán cientos de miles y miles las ventas, sino posiblemente millones. Un verdadero asco, en mi humilde opinión.

    PS: Me comí todas las castañas que quedaban…. como no había nadie más….. además, ya sabes que aquí no hay castañas y tenía AÑOS que no las probaba…. y estaban tan ricas… también, seguramente Patricia está cansada de comer castañas y a tu vecino le sobran y lo mismo al Chef y a Eduard, y como Cris las trajo, asumí que Iña ya había comido, sabes…. y consideré que como eran taaaan poquitas, pues tú ya te habías comido las tuyas….. por otra parte, si no lo hacía, seguramente terminarían, ya sabes, en la panza de algún ratón o de un murciélago, lo cual habría sido un auténtico desperdicio…. pero de no haber sido así, de todas maneras, como la propia Cris mencionó que una entrada tan seria como esta se veía un poco rara con unas castañas al final, ya sabes, quise evitar que alguno de tus lectores se llevara una idea equivocada….. además, tenía un poco de hambre y, bueno, tampoco eran tantas… como quiera no habrían sido suficientes para todos….. [suspiro] en fin, que me las comí.

  3. Tremendamente interesante el planteamiento y el nudo de tu historia y desasosegante el desenlace.La intención es un asunto capital y lleno de problemas.Juzgar las intenciones de otro es casi siempre imposible pues, como bien dices, sólo contamos con nuestra percepción para ello.Uno puede además intentar algo y conseguir lo contrario de lo que se proponía.
    También sucede que los demás ven una intención que tú jamas tuviste y es casi imposible hacerles cambiar de opinión.

    En cuanto al asunto que planteas en el post, no hay duda de que es simple y llanamente un timo como tantos abundan en la blogosfera.

    Mirar, por ejemplo, qúe es lo más buscado y lo más leído en internet es desmoralizante.Parece que la única manera de entrar en el top, salvo honrosas excepciones, es caer en la ingeniería SEO y olvidar cualquier tipo de escrúpulo.

    Si lo que se busca es dinero podría ser comprensible( que sea justificable es otra historia).Si lo que se quiere es pasar de 200 a 400 lectores diarios es una absoluta idiotez si el precio que se paga es traicionarse a uno mismo.Sería como vender tu alma al diablo por una piruleta.

    ¿Te imaginas que Peter Pan despues de una de sus visitas a Londres no encontrase el camino de regreso al país de Nuncajamás?Así ocurre en este blog.Uno se va a dar un paseo en taxi, le dice al conductor que le lleve al Jardín de K. y nada,no aparece en el mapa.A este paso voy a tener que empeñas mi casa para poder pagar la carrera al taxista.

    • Vecino querido, nunca imaginé que esta entrada tuviera un nudo. Hasta tuve que recurrir a la RAE, ya que no estaba completamente segura del significado. Pienso que lo dijiste por decir, pero para mí constituye un honor, naturalmente, ya que es un término que se aplica a la literatura, así que gracias por tu nudo y por lo que dices en la primera frase de tu comentario.

      La intención es Causa, vecino, por eso es un tema capital. Pero lo es de manera gradual y puede, como muy bien dices, estar “invertida”, es decir causar el efecto contrario. Pienso que esta podría ser otra de las entradas dobles futuras, ya que hemos hablado y escrito sobre el asunto en más de una ocasión (además, debemos abocarnos a la tarea de imponer cierto respeto a esta práctica). Y es que la intención tiene intensidades, direcciones, nivel de conciencia y “pureza”. Esto último no en el sentido de beatitud, sino de no-alteración. Me parece que esos serían los factores que determinan si el efecto causado es el que esperamos o el contrario.

      Se ha vuelto tan normal y universalmente aceptado que en publicidad y relaciones públicas pululen las mentiras como la maleza en un jardín descuidado…. que a veces parecen ser parte de ellas, como adorno o condimento, para hacer el producto interesante. Sin embargo ¿sabes que yo no estoy segura de que podría llamársele “timo”? No es que piense que no lo es. Es que pienso que el autor sí proporciona ciertos datos correctos sobre el tema de la comunicación ante una audiencia y que pueden ser de utilidad para alguien que no sepa nada al respecto o sepa muy poco. “Timo” en mi idioma es “Intercambio 1”: No dar nada a cambio de algo (dinero por el libro, reconocimiento, admiración, etc.). A mí lo que sí me parece con seguridad es una idiotez.

      Porque en primer lugar, no creo que Mr. Jobs tenga “secretos” en cuanto a sus presentaciones. No he visto más de 2 o 3 horas de Keynotes en total, pero por lo que he observado no me parece que él tenga un “checklist” de puntos a seguir en cada presentación. Tal vez lo tuvo en los años setenta, pero al nivel que ahora se encuentra, es muy dudoso. Y en segundo lugar, algo de lo que seguramente el autor NO habla es que el éxito inmenso de las presentaciones de Mr. Jobs se debe a que el producto que presenta ¡es real, efectivamente sensacional y PROPIO además! Jobs, siendo Jobs, NUNCA tendría el éxito que tiene presentando a Dell o a Microsoft. Jamás. Y yo me atrevería a afirmar que todo lo demás viene por añadidura. Tal vez no sea accesorio, pero no es lo fundamental. Mr. Jobs tiene, sí, y a raudales, algo que nosotros llamamos Presencia ética cuya composición y anatomía sí dejaré en misterio por ahora, pero tiene que ver con “estar en lo correcto”.

      Lo más trágico de tus párrafos 3 y 4, vecino querido, es que quienes “pagan el precio” no lo pagan realmente, ya que no están traicionando nada, porque sencillamante carecen de los principios que tú traicionarías en su lugar. Es macabro, si lo piensas. Es un poco más extenso que esto, pero baste por el momento.

      Nunca me imaginé que el verde podría sentarte tan bien, vecino. La plumita roja, del todo encantadora. Sobre las mallas… tengo mis reservas, aunque después de ver a Robin Williams, creo que todo es posible. Si yo fuera tú, no empeñaría mi casa luego de pedir un préstamos para comprar un taxi, suena muy arriesgado. Además, ¿por qué necesitas un taxi para venir a mi jardín, vecino? si lo único que necesitas es pensar un pensamiento feliz ¡y volar hacia él!

      PD. Me he excedido otra vez.

    • Una persona puso un anuncio en el periódico en el que preguntaba al lector: ¿Quiere usted ser millonario?El lector si estaba interesado en conocer la respuesta tenía que enviar un dólar para conocerla. Todos aquellos que enviaban el dinero recibían una carta con la rerspuesta.Ésta decía así: Haga lo mismo que yo.
      Aparentemente no hay timo pues el redactor del anuncio cumplía con lo pactado.Contestaba a todos y cada uno de los que le habían escrito y les daba la respuesta prometida.
      Yo sí considero que hay intención de engañar, de la misma manera que la hay en muchos de los libros como el que tú señalas en tu entrada.

      De acuerdo contigo en ver la intención como un tema a desarrollar en el futuro.

      El cielo se ha despejado y ya he podido vislumbrar el jardín desde mi barco volador.

    • ¡Aaaaah! [suspiro] Por eso es que eres mi vecino querido, vecino.

      No sé bien cómo expresarlo. Ahora soy yo quien envidia tu certeza. Yo SIENTO, percibo que es como tú dices. De otra manera, no me habría molestado siquiera en escribir esta entrada, no sé si me explico. Es que no logro determinarlo más allá de mi propia percepción y creo que en el estado en que se encuentra nuestra “civilización” la percepción que alguien pueda tener no es demasiado válida. Por otra parte, detestaría la idea de ser injusta o prejuiciada. Y eso también me detiene al pronunciarme tan categóricamente como tú haces.

      Creo que conversaré con M. sobre el asunto quien, por lo que escribió, parece estar completamente de acuerdo contigo, extrañamente, y desde luego no le tiembla el pulso a la hora de descalificar al autor del libro con los peores epítetos imaginables. Es posible que ella vea algo que yo no logro ver y que probablemente vaya por el lado de… no sé, quizá usar con las esperanzas o necesidades de los demás para provecho propio… No. No es eso….

      ¡Aaaaah! Ya sé lo que es! ¡Ya lo tengo! Ya sé, ya sé. ¡Exacto! ¡¡¡Ese era el dato faltante, de por qué está mal!!! ¡No se trata de una intención de engañar vecino! Ésta puede estar completamente ausente y aún así ser una acción reprobable o indigna. Pero sí es, como tú dices, definitivamente un asunto de intención. Espera, espera. Dame un minuto. Por aquí debo tenerlo…. espera… Sí, aquí está:

      El dinero es la motivación más débil. Las personas y negocios que sólo están motivados por dinero son gente indecisa. […] La escala de motivación de mayor a menor es la siguiente:
      Deber: la más alta
      Convicción personal
      Beneficio personal
      Dinero: la más baja
      El dinero es importante en el mundo. Pero es el lubricante de la maquinaria, no los motores. En una sociedad que ha perdido su patriotismo y su orgullo, se encontrará que el dinero es una motivación principal. Cierto que sin dinero te encuentras en problemas, y no tener dinero es un crimen ante la sociedad. Pero también se necesita estiércol para cultivar cosas, y aun así no se puede decir que el estiércol sea una motivación principal para vivir. LRH.

      No se trata, necesariamente de una mala intención. Tan sólo de una profundamente despreciable. Uff! Ya podré dormir tranquila esta noche.
      :-)

  4. ¡Hola Cris! Qué bueno saber que estuviste por aquí, aunque no me hayas encontrado. Estoy de acuerdo con M. efectivamente has pronunciado la palabra que yo preferí dejar tácita, en parte por lo que dice mi vecino. Sin embargo, así, entre tú y yo y a nivel ya de comentario, pues me sorprendió este individuo, más de lo que esperaba. Ya sabes que después de hacer el curso de La Ciencia de la Supervivencia uno se vuelve bastante experto en detectar (o percibir, que es la palabra que estamos usando) el tono emocional de cualquier persona. Eso ya lo sabíamos. Lo que yo nunca me imaginé fue que podías detectar el tono ¡en una foto! Y era tan pero tan claramente 1.1(*) que hasta me dio escalofríos. Parecía una caricatura. Gracias por las castañas. Me comí dos por suerte antes de que llegara M. Me gusta mucho el Marron glacé, quizá se me ocurra prepararlo un día de estos…. M. exagera un poco. Sí se encuentran castañas para esta época, ya que el 90% de los supermercados de nuestra ciudad son de dueños españoles (algo así como Super-Almacén Don Manolo) pero son exorbitantemente caras, además muchas de ellas vienen con “vida interior”, como aquellas nueces de Manolito…

    De nada, querida M. Y que te aprovechen. A ver si a principios de Diciembre ya hay castañas. Puedes venir con Jade para enseñarle la receta de mi madre de Marron Glacé… a ver si todavía me acuerdo.

    ————————-
    (*) 1.1 Es el tono llamado hostilidad encubierta, una posición en la Escala de Tono Emocional un poco por encima de Miedo (1.0) y por debajo de Resentimiento (1.3)que se considera bastante peligrosa para los demás. La persona en 1.1 actúa como si fuera nuestro amigo, a menudo con una sonrisa, mientras sostiene una daga detrás de la espalda. Es lo que a menudo se llama “hipócrita” o “doble cara”. Este tono puede ser eventual o crónico en una persona.

  5. Interesante reflexión sobre el tema estrella de la blogósfera y , por extensión de internet, el SEO.

    Cuando uno abre un blog, candidamente cree que el contenido de calidad y la cuidada presentaciónn atraerá a los lectores. Sin embargo, cuando se comienza a saber que encierra el acrónimo SEO, uno descubre la cruda realidad.

    Para lograr un cierto “éxito” hay que escribir utilizando palabras clave, según los buscadores, para que el texto resulte digno a los ojos del algoritmo de Google. Y, lo peor es que la mayoría sigue y emplea todo tipo de “trucos” SEO.

    Respeto que si la página es comercial se haga, pero a nivel amateur no acabo de entender como much@s lo supeditan todo al SEO. Como bien dice jusamawi, ver que está en el top de lo más leído en internet es frustante. Y como ya te dije en otra ocasión, ver la temática de los blogs y post top en wordpress.com es desmoralizante. Y me hace replantearme mi opinión sobre lo que es, o debe ser, un blog (ver)

    Por suerte o por desgracia, ya que como sabéis me gusta investigar, me dí cuenta de que iba eso del posicionamiento tras mis primeros post y aquí está el fruto del mismo (ver).

    Sobre el irrepetible Steve Jobs, difiero. Si hubiera “nacido” Windows hoy Apple sería Microsoft. Pues, no sólo es lo que vende sino cómo lo vende. Lleva la mercadotecnia en su ADN.

    En cuanto a los charlatanes, éstos han existido siempre. Lo malo es que, con internet, pueden llegar a un grupo de incautos enorme.

    Por último, para los grandes BlogStar sus lectores no son más que meras estadísticas que alimentan su ego. Pues ellos sólo se relacionan con otros BlogStar. Por eso, no sé quién engaña a quién.

    Saludos a tod@s.

    • Disculparme, los enlaces correctos (o eso espero):

      1ºSobre los blogs: (ver

      2ºSobre el SEO: (ver)

      P.S: Lo dicho, los dominios multilingües son un error. Y ahora ya han incluído carácteres chinos, árabes, etc…no saben lo que les espera :)

  6. Monsieur Le Chef, merci beaucoup. Casi desde que este blog nació tengo pendiente una entrada que se llama (en borrador) Qué es un blog. Como éste es uno dedicado a orientar a los bloggers de kindergarten, siempre pensé que esa era una entrada completamente clave, capital como diría mi vecino querido.

    No he podido escribirla ¿podrías creerlo? Al principio, decidí que necesitaba un poco más de familiaridad con el tema además de la teoría (que abunda a manos llenas y no tiene mucho de complicación). Más adelante, era ya una cuestión de tipos y etiquetas… a quién escuchar ¿a la wikipedia, a los blogstars o a mis amigos bloggers? ¿Me ciño estrictamente a la etimología o entro en el campo de los ideales? ¡Casi parece un asunto filosófico!

    De todo lo anterior va a depender el uso del SEO, del marketing y de todo lo demás.

    Espero poder escribirla algún día y tener algo mínimamente congruente que decir.

    Si Microsoft fuera Apple, yo sería la usuaria más feliz, Monsieur. Al igual que los demás. No es un asunto de nombre, aunque apple suena mil veces mejor, lo cual es parte de…

    Por favor dame más datos sobre tu opinión de la opinión que merecen a los blogstars sus lectores. ¿En qué te basas para ella? Yo no puedo creer que sea así.

    • @Karen:No me extraña que te cueste definir un blog porque hay tantas definiciones como usos les den los blogueros.

      Gracias a ti, porque con tu pregunta me das la ocasión de matizar mis palabras. Generalizar es injusto y erróneo. Además no soy nadie para meter a todos en el mismo saco. Dicho esto mi opinión es que en los grandes blog dado el elevado número de comentarios sólo hay dos opciones: cerrarlos o no.

      Pues si no hay tiempo material para moderarlos, ¿para qué tenerlos abiertos? ¿para qué acumulen cientos de comentarios de los que sólo 1 de cada 10 aporta algo? Y a eso me refería con lo que no importan lo que se comente sino que se comente. Pero claro está no es extrapolable a todo blogstar.

      Saludos

    • Gracias por la aclaración/matiz, Monsieur. Aunque hace muchos meses que he abandonado mis lecturas regulares de los bloggers estrella, siempre me he preguntado cómo es que se las arreglan. Hasta me he preguntado si los leen… hablo de bloggers con más de 50 comentarios por post…. Muchas veces he querido escribirles algo y me pasa como en flickr, cuando debo bajar 4 o 5 metros de comentarios sin respuesta ni acuses de recibo… termino diciendo “nah!” y no escribo nada… por lo mismo que tú dices: ¿para qué? Skellie era una de las excepciones. Pero no es la única. En todo caso, ya entendí a qué te refieres.

    • Pero ¿y qué te pasa? ¿No te puedes mover? ¿Por qué no las buscas tú misma?

      OK, OK, ya sé, ya sé. Está bien. Espera.

      Aquí están, pero no te acostumbres. Como son estas cosas… todavía están calienticas. Sólo por esta vez, por tratarse de las castañas ¿está claro?

      ¿Perdón? No no no. Tú se lo dices a Iñaki. Esto es lo único que me faltaba, convertirme en mensajera… ¡lo que hay que oír!

  7. Estimada Karem. Héme aquí, la chica de las cerezas (en rigor, en suizo, Chrieseli significa ceresita) Me han parecido interesantes, a la primera y apurada lectura, tus entradas y te añado a mi blogroll (si no es molestia) para leerte con más detención.
    Un saludo y nos comentamos.

  8. Chrieseli, hete aquí. ¡Lo logré! Escribí tu nombre. Uuuuf! Perdóname lo de “la chica de las cerezas”, pero preferí llamarte así que escribir mal tu nombre y andaba corriendo en ese momento. Es más fácil ahora que veo lo que significa. Las lecturas serán mutuas. Sé que tienes mucho más que asesinatos con premeditación y alevosía.
    :-)
    Es un honor estar en el blogroll de una escritora. Estás en tu casa.

  9. Una vez leí en alguna parte una frase que sería más o menos algo así: “Me busco en google y me encuentro, luego existo” Era la época en que me daba miedo lo que me encontraría en la red, luego apareció Karen…

    ¡Hola Chrieseli! Sería fantástico verte por el jardín, sobre todo si traes cerezas.

  10. Un poco tarde pero llego. Que interesante entrada Karen, creo que en algún momento de nuestras vidas de blogger nos hemos preguntado, leído, buscado, anhelado y todos los ados que se me puedan ocurrir para ser mejores, para marcar más visitas, para tener el blog de nuestros sueños, pero de eso, hace mucho. Luego, al menos me sucedió a mí, las prioridades y necesidades cambian. Cuando leí tu entrada recordé una reflexión que me viene dando vueltas hace días, y se afirmó anoche, (tuve tertulias) los seres humanos seguimos como las polillas cualquier atisbo de “luz”, entiéndase que para cada ser humano esa “luz” tiene distinto aspecto. Pero el tema es que idealizamos fanáticamente a algún líder, en el caso de tu entrada, al Sr. Dans.
    Me subyuga ver esa realidad, me hace preguntarme hasta cuándo y hasta dónde?

    Recordé también al leer a nuestros amigos, cuando llegué por primera vez, fuiste la mano que me ayudo a aclarar dudas, y eso me hace reflexionar en los cometidos por los cuales uno hace o deja de hacer. Nunca pensé que después de esa visita nacería el cariño o la empatía o esa amistad tan extraña que nos une, digo extraña porque es extraño tener cariño por alguien que no se conoce, del cual se sabe tan poco y más encima, otra de las personas a las cuales profesas esos sentimientos se come todas las castañas y no deja nada para el resto. Pero bueno, lo bueno de lo extraño es que nos hace preguntarnos.
    Jus, que interesante y buen relato el del hombre del aviso, eso es pensar por sí mismo e ingeniárselas de alguna manera para llegar a su meta. Muy divertido realmente.
    Ahora voy a raspar el plato para recoger las migas de las castañas… iñaki, no tendrás unas poquitas más, pero que no las vea tu sabes quien.

  11. Es un planeta virtual, los autores de los Blogs sus habitantes. No somos quienes realmente somos, somos lo que somos capaces de comunicar, una injusticia si obviamos a los héroes ignorantes, una ventaja para quien maneje la pluma con estilo, para el vendedor, el estafador, el anónimo, el hambriento de fama, el deshonesto y el honrado. Son miles los deseos que esconden los bloggers, puede que entre las letras de sus amigos, entre los comentarios que nutren sus vanidades, entre el número de visitas, por ejemplo. Por fortuna es un planeta libre, cada uno cuelga lo que quiere en su ventana.
    Si bien, con el tiempo llegas a conocer mejor el método social de la red, conservas los colegas de hace tiempo, con intereses comunes, los fieles. Te das cuenta que también en el planeta Blog los usuarios traspasan la percepción de comunicación virtual para convertirse en algo más familiar, con choques de opinión, divorcios, desvinculaciones, reencuentros, un mundo aparte que nos despega de la silla para visitar a los colegas de otros países, para recibir noticias buenas y malas, besos o palos.
    Siempre con el riesgo de manipular o ser manipulado, la confianza, la distancia, es como un baile veneciano de máscaras y disfraces, todos los rostros cubiertos, no por ello dejar de seducirnos ni por un segundo. ⨸⫷⫸⨸

  12. Iñaki, apareció Karen…. ¿y?

    Patricia, El Sr. Dans es simplemente un ejemplo. Yo pienso que las idealizaciones son “inherentes” a las personas que de una u otra forma tendemos al idealismo. Sin embargo “idealizar” como tú lo planteas no suena muy bien que digamos y si para rematar le pones el apellido de “fanáticamente”, pues suena muy pero muy mal. En fin, yo prefiero la palabra “admirar” en diferentes grados y no debería tener nada de malo admirar a alguien, sin importar la intensidad de la admiración. Los que sí tiene mucho de malo es que uno piense que uno mismo es indigno de admiración….

    Sobre las amistades y los afectos (a pesar incluso de las castañas), es algo que me produce mucha admiración, el cómo se crean, el cómo cambian con el tiempo y el cómo, para bien o para mal, se transforman en otra cosa, el cómo se desvanecen, incluso… Yo supe que eras alguien muy muy especial desde que te leí por primera vez. Pero no me imaginé nunca que llegaría a comer pan tostado en el desayuno gracias a ti. ¡Ja ja ja! Yo no me hago demasiadas preguntas… elaboro algunas teorías y, bueno, esos son mis datos estables, hasta que se demuestre lo contrario. Por el contrario, ahora me parecería muy extraña la vida, sin el jardín y sin ustedes. Y “extraña” es un eufemismo del tamaño del mundo.

    Eduard, me ha encantado, el símil de el baile veneciano de máscaras…. es a la vez fascinante y aterrador. Si tengo que elegir, me quedo, naturalmente con lo primero: fascinante. Yo no pienso que usemos las máscaras en este “planeta” más que lo que las usamos en el planeta “real” (por favor no protesten, ya saben que no sé de qué otra manera llamarle al munco no-virtual). Al menos conozco a una persona de la que me atrevo a asegurar que de hecho usa su blog personal para todo lo contrario, para despojarse de unas cuantas máscaras. Y leer su blog es lo más cercano a leer su alma. Al menos en muchos de sus posts, sino en todos. Pienso que hay de todo un poco.

    Y eso va nuevamente hacia la idea de la libertad que comencé a elaborar y que tú has continuado. Tenemos libertad para hacer lo que queramos con nuestro blog. ¿Quiere decir eso que lo usaremos para engañar al prójimo porque no puede vernos la cara? No veo por qué TIENE que ser así. No puede haber más engaño que una “cara”. Es parte del cuerpo que la mayoría de los occidentales considera que ES la persona, o al menos que “es parte de sí”. Cuando no lo es. ¡El cuerpo ES la máscara!

    Creo que cuando escribimos con el corazón, con el alma, con las “entrañas”, como dicen por ahí, es cuando somos verdaderamente nosotros, y es precisamente cuando de una forma u otra se produce la comunicación verdadera con otro ser que está igualmente desnudo y luego de ese “clic” inicial en que hemos descubierto al menos un pedacito de nuestra verdad interior…. el camino se abre hasta que nada menos que el infinito podría ser el límite. Para mí, el riesgo del que hablas y uno que otro palo ocasional bien valen todo lo que podemos ganar y hemos ganado.

    • Apareció Karen y esa enorme generalidad oscura, acechante, amenazante… se convirtió en un lugar luminoso con su jardín bien cuidado en el que encontrarse con montones y montones de amigos.
      Muchas veces me he cuestionado lo del baile de máscaras, si me gustaría encontrarme, en realidad con todos los amigos del blog, no porque su imagen “real” me fuera a defraudar, que sería duro, si no por lo peor ¿les defraudaría a ellos la mía?
      Uno no sabe muy bien cuánto de verdad hay en la imagen que proyecta en el blog y cuánto del que se refleja en el espejo del baño por las mañanas y cuánto en el que anda por ahí con piernas, brazos y cara.
      Me gusta lo que le dices a E de que el riesgo vale la pena y estoy de acuerdo. Me recuerda a una canción de Silvio:
      “El que tenga una canción tendrá tormenta. El que tenga compañía, soledad. El que tenga un buen camino tendrá sillas peligrosas que lo inviten a parar. Pero vale la canción buena tormenta y la compañía vale soledad. Siempre vale la agonía de la prisa aunque se llene de sillas la verdad”
      Lo siento, no canto tan bien como silvio y de la guitarra mejor no hablemos.
      P, vente un momento al jardín, tengo algo para tí.

    • A veces me pregunto cómo alguien pudo haber acusado de desvergüenza a un ser tan dulce, encantador y poético como tú.

      Yo pienso que, al menos entre nosotros, la posibilidad de sentirse defraudado ya quedó atrás hace mucho tiempo. Todos nos conocemos bastante más allá de los avatares a estas alturas y no me refiero, por supuesto, a ese “que anda por ahí con piernas, brazos y cara”. Eso no quiere decir, claro está, que no podamos micro-defraudarnos por corto tiempo (ejem) cuando nos portamos mal. Pero también sobrevivimos a esas pequeñas decepciones ¿no lo crees? Hemos recorrido un largo camino, como decía una promoción de unos cigarrillos feministas en los años 80…. Y sí, la Historia de las Sillas es muy apropiada como ilustración musical.

      (A mí me parece que cantas bien, Iña).

  13. Tienes razón Karenina, es una palabra fuerte y tal vez suene mal, pero no puedo aceptar que el mundo de algunos seres humanos gire en torno al mundo de otros, que hagamos cosas por agradar a ese otro y nos olvidemos de pensar por sí mismos. Tal vez entiendas mejor mi comentario al leer esta reflexión. Estoy sumida en esos dolores que a veces no logro manejar.

  14. Plenamente comprendido, querida amiga. Gracias. Estoy segura de que puedes manejar eso y mil veces más, pero no me creas, ya lo verás por ti misma. Ya te respondí en tu casita. Este jardín es tuyo, como mi casa también y hay amigos por todas partes. Y duendes. Son tuyos también, para lo que nos necesites. Espero que salgas de ese pantano y puedas secar tus ropas y tu pelo al sol muy muy muy pronto. Besito para ti.

  15. Muy buen artículo, una denuncia sincera de una práctica lamentablemente extendida de colgarse de la popularidad o pretigio de alguien.

    Lo único que me llamó la atención es tu refencia a Enrique Dans, persona que NO figura precisamente en mi lista de blogueros estrella sino todo lo contrario. Pero salvado esta diferencia de opinión reitero que me gustó el artículo.

    Saludos

  16. Gracias Camelot, me alegra que te gustara. No sé, siempre pensé que la lista de blogstars era bastante “standard”… lo mencioné porque es (vergonzosamente para mí) el único que vino con rapidez razonable a mi mente, de entre los bloggers de habla hispana. Personalmente, he leído unas cuantas entradas suyas, me parece que escribe muy bien, no sé absolutamente nada de su vida personal y no me considero particularmente una fan…

  17. No te preocupes Karen: en gustos y colores no han escrito los autores. :D

    Sin ánimo de echar más leña al fuego te ofrezco una entretenida entrada de Enrique Dans donde descubre las bondades de la tecla Windows: ¡6 años después de su aparición! para un pretendido experto es bastante tiempo ¿no? y encima ni siquiera le reconoce mérito porque le titula despectivamente: …y servía para algo.

    Bueno, tampoco pretendo desviar la discusión alrededor de este señor cuando la entrada trata de algo mucho más profundo y valioso.

    Te reitero mi felicitación por tu artículo.

    Saludos.

  18. A pesar de tu desánimo, le echas más leña al fuego… ¡ja ja ja! El último post que leí de Enrique Dans, hace más de un año fue uno en que se declaraba desde ese momento, usuario de Mac. El artículo que reseñas es de 2006. Ya no podrá pulsar la tecla  que por alguna razón incomprensible ha sido eliminada de los teclados, pero posiblemente no eche de menos tampoco la tecla W… Muchas gracias por tus reiteradas felicitaciones, Camelot.

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s