¿Interesar o interesarse? he ahí la cuestión

¿Piensas que para incrementar tu tráfico debes ser interesante? Quizá lo estás viendo al revés. Quizá es todo lo contrario. No me refiero, naturalmente a que debas ser aburrido, sino a que tal vez es más efectivo estar interesado. Espero que esta entrada te ayude a resolver esta disyuntiva que, muy probablemente, jamás te planteaste.

Te voy a contar un secreto: la atención, igual que la comunicación, es un flujo de energía. Es como si fuera un haz de luz que genera una linterna. Y si esa linterna podiera ser consciente y autodeterminada, tú serías la linterna.

Tu generas ese flujo y puedes dirigirlo hacia donde desees, con un mayor o menor grado de conciencia de estarlo haciendo. Cuando tienes intención además de la atención, es decir cuando “iluminas” algo conscientemente y de algún modo lo colocas en el centro de tu atención, lo bañas en ella, estás interesADO. Como la intención es causa, tú eres causa sobre tu propia atención y así, estás interesado. Por el contrario cuando otra linterna viva te ilumina a ti, te vuelves interesANTE. Eres, por definición, efecto de la atención, objeto de ella.

En general, estar interesado es una característica de la Vida. Mientras más viva está una persona, más interesada está en el mundo que la rodea. A medida que pierde interés, pierde vitalidad. Y viceversa. No hay demasiada diferencia entre un cadáver, un sillón, una piedra o un corcho flotando en el agua y una persona apática a quien nada le interesa. Los seres vivos se interesan. El universo físico, los objetos, son interesantes.

Es perfectamente natural que, como blogger, esperes que otros seres vivos se interesen en lo que escribes, que busques “ser interesante”. Sólo hay una forma de lograrlo de manera más o menos permanente: haciendo que la atención y el interés fluyan en ambos sentidos, produciendo así el intercambio y la magia de la comunicación de doble vía. En otras palabras, cuando un lector se interesa en lo que has escrito y tú te interesas en él o en lo que te ha escrito.

Cuando una de ambas direcciones se atasca, la otra, tarde o temprano, termina por desaparecer. Por ejemplo, estoy segura de que has conocido a una de esas personas que sólo hablan de sí mismas y de lo que a ellas les interesa y jamás parecen poder poner su atención en lo que te interesa a ti. Es como si ni se enteraran de que existes. Se trate de niños o adultos, estas personas tienden a ser extremadamente desagradables. Te aseguro que no te interesa relacionarte con ellas, mucho menos convertirte en una.

Hay innumerables formas de estar interesado en tus lectores. La más común es a través de las respuestas a sus comentarios. Si son bloggers, visitando sus blogs y comentando en ellos, cuando realmente te interesa algo de lo que han escrito (no por compromiso).

Otro ejemplo es precisamente esta entrada: surgió de una línea de un comentario de un lector a cuya inspiración debo un buen número de mis entradas. Nunca me planteé ser interesante al escribirla. Simplemente, me interesó tremendamente lo que él escribió e intenté comunicar lo que me interesa. Por esa razón, lo más probable es que termine resultando interesante para mis lectores. Por paradójico que parezca, así es que funciona.

15 pensamientos en “¿Interesar o interesarse? he ahí la cuestión

  1. Qué intereSANTE Karen. Desde este punto de vista ¿qué es mejor, los focos que alumbran con toda su potencia un área específica de la vida o las bolas de discoteca que emiten flashes en todas las direcciones y no iluminan ninguna?
    A mi me gusta, como “linterna” ir iluminando aquí y allá (a veces demasiado fugazmente, lo reconozco) pero últimamente mi “haz” se encuentra bastante fijo en una sola actividad. Espero que no dure y que, mientras sea así, aún pueda sacar algún ratito para visitaros furtivamente.
    Un beso

  2. Me plantea problemas contestar a esta entrada.La explicación es perfecta e incluso me atrevo a decir que yo no supe expresar bien lo que quería decir.
    Aun y todo algo me chirría.Los intereses puede que no sean compartidos y por eso no dejan de ser intereses.Yo no soy interesante, lo soy a ojos de otro que se interesa por mí o por lo que hago. Si el interés es mutuo perfecto y si no ¿qué?
    Quiero decir que si uno quiere estar vivo debe estar interesado,eso es inevitable, lo que no está tan claro es que despiertes interés en otros. Me da miedo pensar que uno anteponga hacer confluir los intereses al interés mismo.
    Alguien puede querer enamorarse y se interesa por ello.Si el objeto de su interés le responde perfecto pero si no lo logramos me da la sensación de que antes que sentirnos fracasados aceptamos un menor nivel de confluencia y acabamos imponiéndonos un menor nivel de exigencia en nuestro enamoramiento.
    La confluencia de intereses, esa comunicación de la que hablas, está muy bien si es genuina. La realidad me dice que muchas veces no es más que buenos modales, esfuerzo inútil o incluso hipocresía.
    Hay un problema todavía más grande y es confundir estar interesado con serlo.

  3. Iñaki, no creerías cuándo fue la última vez que fui a una discoteca de esas con bola… Como comprenderás, tampoco te lo diré. Sin embargo, hay que reconocer que la función de esas bolas no es iluminar nada, sino apenas añadir algo de emoción y ambiente a un sitio…. igual que algunas personas, también. Tu haz de luz se extraña bastante por estos sitios. Siempre es bienvenido.

    Vecino querido, no me queda más remedio que reírme, de nuevo al releer tu primera frase. No es así. Te expresaste adecuadamente…. de acuerdo a tu punto de vista en ese momento. Lo que sucede es que yo tengo un dato estable. Una certeza inamovible que no pienso cambiar por mucho tiempo. Y ese dato es que tú y yo NO estamos en desacuerdo en las cosas fundamentales. Digamos que me gusta “tirarte de los dedos”….

    Sin embargo, no estoy completamente segura de entender tu chirrido. Sobre todo la parte que te da miedo… Hay personas para quienes “hacer confluir intereses” es algo que les interesa genuinamente, y aunque suene a trabalenguas, es así. Y no veo qué puede tener de malo. Puedes adoptar, si quieres, como dato estable que cuando menciono la palabra “comunicación”, me refiero a la “comunicación genuina”. No hay otra, vecino. La comunicación que se va deteriorando a medida que baja por la escala a ira, pesar y finalmente desaparece al acercarse a apatía y muerte y luego, en los tonos por debajo de muerte se invierte y es muy malsana… no es comunicación, por definición.

    También por definición, el esfuerzo en general es inútil para lograr las cosas que valen la pena en la vida. ¿No crees? Y la comunicación, naturalmente es una de ellas.

    Me gustaría que abundaras sobre la última frase. Supongo que te interesa sobremanera el tema, ya que a mí me pareció tremendamente interesante.

  4. El español nos brinda la oportunidad de tener los verbos ser y estar.Depende de los casos hemos de utilizar uno u otro.Esto resulta difícil de explicar para los hablantes de idiomas que no tienen dos verbos diferentes. Uno no es mejor que el otro. En cada caso el análisis puede ser diferente.Si uno es distraido lo tiene más dificil que si está distraido pero si uno está interesado en algo es porque eĺ lo ha decidido y muestra un interés por algo que ha llamado su atención.El que es interesado hace todo en su propio provecho y finge un interés falso por algo pues lo único que busca es obtener beneficios. En este caso estar nos lleva hacia fuera, hacia el otro mientras que el ser se queda encerrado en sí mismo.
    Una confluencia de intereses es posible y da pie a la comunicación. Los interesados no buscan comuni.carse en absoluto

  5. “Por el interés te quiero Andrés” ¿es eso no J? Pero tal vez ser interesado pueda llevar a alguien de ser interesante a estar interesado ¿no?

    K ¿”tirar de los dedos” es algo así como “hacer de rabiar”? Si es así a mí me gusta tirar de los dedos a M, aunque como tú y J no estemos en desacuerdo en lo fundamental.

    Yo también echo de menos venir por aquí, así que aquí estoy (por cierto, se te ha encabritado la opción cut/paste)

  6. Vecino querido, ahora entiendo a qué te refieres! Gracias por la explicación. Es una forma ingeniosa e inteligente (aunque deberían, en la práctica no son sinónimos) de verlo y de terminar tu comentario. “Ser interesado” es en general un tono bastante bajo en la escala, 1.1, y el más peligroso de todos. Se conoce más a menudo como hipocresía. Tu explicación también ha sido perfecta.

    Iñaki, en la entrada anterior, mi vecino querido me agradecía que hiciera de musa y le “tirara de la lengua”. Por alguna extraña razón, me hacía sentir incómoda escribirle “me encanta tirarte de la lengua, vecino”, así que puse “dedos” porque al fin y al cabo nunca he… bueno, es decir nunca…, bueno, ya sabes… o sea, me refiero a que con mi vecino nunca hemos HABLADO, así con sonido, sino sólo a través de los respectivos teclados que no se manejan con nada más que con los dedos. Espero que me entiendas. Te recomiendo que no abuses de la inexistente paciencia de Milla, ya viste lo que pasó la última vez con tu nariz.

    • O sea que no es una expresión dominicana, ni siquiera danesa, eso de “tirar de los dedos”, si no más bien kareniana. En ese caso tendrás que incluirla en el glosario. De todos modos me gusta tirarle de los dedos a M pero tienes razón, mejor andaré con cuidado…

      Sigo reivindicando la posibilidad de acercarse a algo o a alguien “siendo interesado” y por tanto mostrándose interesante y acabar “estando interesado” ¿no os ha ocurrido? Existe otra escala, la de motivación, por la que también se sube y se baja. Una persona podría empezar una carrera porque se gana mucho dinero u ofrece una posición social privilegiada (que es lo mismo aunque no es igual) y terminar siendo un apasionado de esa profesión y dedicarse a ella incluso “por amor al arte” ¿qué os parece?

    • Bueno, me imagino que sí… pero sólo incluyo en el glosario los términos de uso frecuente y que aparecen en las entradas. Yo pienso que lo que planteas, aunque aparentemente te diriges a mi vecino querido. Claro que sí eso puede ser. Como la frase de que hay que ser feliz para poder ser feliz, u OT para poder ser OT. Si comienzas a actuar como una persona feliz (Joy of creating), dejas, por un puro ejercicio de disciplina de andar llorando por los rincones y haces las cosas que hace una persona feliz, por ejemplo sonreír, apreciar la belleza de lo que le rodea, etc. finalmente te sorprenderás a ti mismo SIENDO/ESTANDO feliz.

      Creo que eso respondería también la pregunta de mi vecino. ¿Te es suficiente con esa respuesta, vecino? ¿O la pregunta era exclusivamente para Iñaki?

    • ¿Qué pasa? Es muy sencillo, mi vecino querido consideró que yo era INTERESANTE (estuvo INTERESADO en mí), por lo cual el efecto infalible que causó fue que yo lo considerara interesante a EL.

      Parece que esto sólo funciona con el interés, no con la vecindad ni con el cariño, sin embargo…

      Pero por supuesto que tú eres muy interesante también, querido Iñaki.

  7. Karen, has creado un loop simple y al mismo tiempo tan complejo, el interés, en relaciones humanas y desde la acepción primigenia y no figurativa, está directamente relacionado con el interesarse, uno da el otro,cuál empieza primero, probablemente el interesarse, porque va de la mano con la curiosidad humana, algo que don Jusamawi graficó magistralmente en su entrada de la “Duda”. El feedback en el universo blogger es fundamental, sino acaso básico en la permanencia. Qué importante es, pienso ahora, a nivel de toda relación humana, mantener el interés, para lograr ser interesante.
    Un gran abrazo

  8. ¡Hola Chrieseli! Pensaba que “loop” era sólo un término que se aplica a la música y a la publicidad, me he quedado confundida con él…. Interesarse siempre es primero. Es la causa que crea cualquier otro efecto. No interés = ningún efecto (o efectos MUY negativos que, a menos que exista una intención maligna, nunca se buscan ni se persiguen). Por lo que podríamos decir que el interés es también una cuestión de ética en las relaciones humanas. ¿No te parece? Podríamos decir algo como “interésate en el prójimo como en ti mismo”, como el Primer Mandamiento… y al que lo incumple, naturalmente, le aguardarían horribles castigos autoimpuestos. Quizá me voy demasiado lejos con esto…

    El feedback, como bien dices, es algo fundamental y maravilloso en el universo blogger.

    Me alegra muchísimo que hayas visto la importancia del interés, te voy a decir un secreto: también tiene un montón que ver con la felicidad… pero eso será tema de una próxima entrada.

    Otro para ti.

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s