Yahoo Respuestas, datos y conocimiento


La Liseuse (detalle) 1872, Claude Monet

Cuando el trabajo remunerado arrecia, a veces contrato un asistente, por semana. Es un chico fantástico y muy capaz en las cosas en que es profesional. Sin embargo, estuve a punto de despedirlo una vez, luego del siguiente diálogo:

— ¿Ya tienes los datos que te pedí para el artículo que debo enviar a Los Ángeles?

— Sólo me falta uno, el resto está listo.

— ¡Estupendo! Ya puedo comenzar a escribir, mientras tú consigues lo que falta. A ver, déjame ver lo que tienes. ¿¡Cómo!? ¡Esto no puede ser! ¡Es completamente absurdo! ¿Leíste lo que dice aquí?

— S-s-sí, pero….

— ¿De dónde sacaste esta información?

— D-d-de…. de Yahoo Respuestas…

— Estás bromeando, ¿verdad?

— Claro que no, Karen.

— [larga pausa] ¿Y cómo llegaste allí?

— Bueno…. siempre está en los primeros lugares de la búsqueda en Google, y yo….

Mi propósito con esta entrada no es hacer una crítica de este popularísimo sitio web. Sin embargo, en favor de los lectores desprevenidos, debo establecer algunos hechos, fruto de mi observación y de mi experiencia de años en la Red.

El problema de Yahoo Respuestas

Te hablaré con claridad: Yahoo Respuestas NO es una fuente útil ni confiable de información. Está plagado de opiniones presentadas como hechos, de falsedades, de mentiras y de datos confusos, inexactos, incompletos, engañosos y desorientadores. No lo uses jamás. Punto.

¿Por qué esto es así? A mi modo de ver, se debe a tres factores.

El primero ocurre por la propia estructura del sitio: es la propia persona que pregunta quien determina “la mejor respuesta” y esta “mejor respuesta” es la que tú encuentras en primer lugar cuando te haces la misma pregunta, sea cierta o no, sea completa, adecuada, inexacta o no. Esta se convierte, entonces, en “la” respuesta.

El segundo se debe a la misma razón: la estructura (y, por tanto, la organización y el funcionamiento) del sitio. Y es que una misma pregunta puede ser hecha decenas de veces y puede ser, cada una de estas veces, respondida por decenas de personas, bienintencionadamente o no. De manera que seleccionar una respuesta a veces puede resultar complejo o, al menos, tedioso.

El tercero es que el sitio parece atraer a personas que, a falta de algo mejor que hacer, se dedican a bromear o a comentar en vez de responder la pregunta. Sin embargo, en honor a la verdad, debo decir que también hay allí muchas personas que de verdad parecen querer ayudar a quien pregunta.

En el primer caso, la selección de “la mejor respuesta” por la propia persona que pregunta, no es malo en sí. Podría funcionar, siempre que el preguntador o preguntadora tuviera: a) una mínima idea sobre el tema y b) una capacidad también mínima para determinar si un dato es falso o verdadero. Desafortunadamente, ambas cosas son muy poco comunes, particularmente la segunda, al menos entre el tipo de personas que consulta esta fuente.

El segundo caso no tiene un remedio a toda prueba al alcance de los usuarios.

El tercer caso tiene remedio, pero sería menos trabajoso crear y promover un sitio completamente nuevo.

Sobre los datos, la información y el conocimiento

Los datos, la información, el conocimiento deben tener un propósito, deben servir para algo. Aun el satisfacer una curiosidad puede ser un propósito válido muchas veces. Esta es la razón de por qué no solamente necesitamos información, sino información realmente útil, válida, confiable.

La capacidad para discernir entre la verdad y la mentira, el poder distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo adecuado y lo inadecuado de una información, no es una cuestión de “intuición”. Es una habilidad innata, sí, pero que es necesario recuperar –en la inmensa mayoría de los casos– a través del aprendizaje, la práctica y el ejercicio. Una vez recuperada, ya podemos confiar en nuestra intuición. Tiene su base teórica en la lógica y en la forma en que funciona el pensamiento.

Si carecemos de esa habilidad o no la tenemos en buena forma, nunca alcanzaremos el propósito de la búsqueda de datos o del conocimiento.

Cuando para una persona cualquier dato es exactamente igual a todos los demás, cuando no puede diferenciar siquiera lo importante de lo que no lo es, no importa cuáles ni cuantas fuentes consulte, el resultado no servirá para nada.

Y voy más allá, cuando somos incapaces de ver la verdad, aunque la tengamos frente a nuestras narices y seguimos frenéticamente buscándola, con los ojos cerrados y los oídos sordos, nunca lograremos salir de las dudas, de la confusión, de la ignorancia.

Cualquier persona que navega por Internet es responsable por su propio aprendizaje y su propia comprensión de las cosas; por lo que más le vale ser capaz de evaluar los datos que encuentra, ser capaz de distinguir entre verdad y falsedad. Pero en el caso de un blogger, esta responsabilidad es mucho mayor. Porque lo sepa o no, esté de acuerdo o no o le importe o no, tiene, además, una cuota de responsabilidad por los datos que le comunica a cada uno de sus lectores.

Anuncios

2 pensamientos en “Yahoo Respuestas, datos y conocimiento

  1. Yahoo es una plataforma web que nos brinda mucha información y sobre todo servicios de correo web, pero cabe resaltar que muchas veces la estabilidad permanente no lo ha sido.

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s