Facebook y los reencuentros

Hace mucho que tenía pendiente una expedición a Facebook. La razón: secuestros aparentemente voluntarios de amigos propios y ajenos. Recientemente, tuve que prestarle mi hombro a varios amigos que se quejaban amargamente porque Facebook les había arrebatado amigos entrañables. Algo similar escuché de padres que habían perdido a sus hijos y de novias que habían perdido a sus novios entre las garras virtuales de esta red.

Yo pensaba que exageraban, hasta que me pasó a mí. Así fue que decidí investigar de qué se trataba todo el asunto, me dispuse a explorar a fondo las entrañas del monstruo a fin de conquistarlo y, quizá, de paso, rescatar a algún rehén, por más feliz que viviera en su cautiverio.

Facebook y yo

Tenía cierta idea de por dónde andaba la cosa, ya que hace unos tres años, después de haberme estado resistiendo por meses y meses, había cedido a la tentación, abriendo una cuenta. Novata al fin, comencé de inmediato a agregar, a manos llenas, nombres a mi lista de amigos, suscripciones a páginas de toda clase de cosas que me gustaban, así como un sinfín de pequeñas, tiernas y amables aplicaciones (M dice que son como gremlins), para enviar plantas en maceta, galletitas virtuales y abrazos. Muy pronto sucedió que entre mis amigos verdaderos tenía más de una docena de “amigos” que no tenía la menor idea de quiénes eran; quería borrarlos, pero no me sentía capaz de hacerlo (cuestión de modales); no me sentía cómoda sabiendo que podían ver y leer mis fotos y escritos algo más privados. Por otra parte, había momentos en que dedicaba un tiempo y una atención excesivos a informaciones y comunicaciones que, la verdad sea dicha, no me interesaban realmente. Hasta que a las dos semanas de haberme inscrito, opté por retirarme abruptamente. Había perdido todo posible control.

Así que esta vez decidí buscar refuerzos. Y hacer de la expedición un “dos contra uno” a fin de garantizar el éxito. Le pedí a mi querida amiga M que me ayudara, como scout de avanzada; que le dedicara una hora al día a esta red y que hiciera, además, una pequeña encuesta entre sus amigos, cosa que llevó a cabo impecablemente.  Cada tres días me daba un informe de avance y cuando logró establecerse por 3 semanas en pleno territorio enemigo, luego de comprobar que su cordura y sensatez seguían intactas, incluso al pasarse dos o tres días completos sin entrar, dimos por concluido el experimento. Habíamos recogido información muy valiosa y nos dedicamos a analizarla cuidadosamente para extraer toda posible enseñanza, ya que no logramos extraer al cautivo en cuestión. No tuvimos corazón de intentarlo siquiera, de lo feliz que se veía.

Las enseñanzas aprendidas

Como casi todo en la vida, Facebook tiene cosas buenas y malas, algunas de por sí, algunas que son consecuencia de un mal uso.

Mi conclusión general es que es posible hacer trabajar a Facebook para ti, siempre y cuando se trate de algo relacionado con el propósito para el que se creó: servir de puente para reencuentros con viejos amigos y viejos amores. Indudablemente que en cuanto a esto funciona y muy bien. No los encontrarás a todos, pero sí a unos cuantos; aunque la cantidad que encontrarás parece ser inversamente proporcional a tu edad y, por ende, a la necesidad que puedas tener de este servicio.

Aparte de las cuestiones de sentido común y seguridad que aplican a cualquier servicio de red en la navegación en Internet (cosas elementales, como que NO pones tu número de tarjeta de crédito ni de teléfono en tu perfil); algunas conclusiones puntuales, fruto de nuestra observación, experiencia directa y respuestas a la encuesta fueron:

  • Si buscas a alguien, lo encontrarás. Medio mundo está en Facebook y conoce a la otra mitad que no está. Es impresionante. Pienso que a esto debe su éxito. Pocas empresas logran siquiera acercarse a su propósito básico y las que logran alcanzarlo o se encaminan hacia él sin grandes desvíos, tienen asegurada una larga existencia.
  • Si eres del tipo de persona que le gusta profundizar en las relaciones, tómalo con calma. Disfruta los reencuentros al máximo y cuando haya pasado la euforia inicial, cultiva la recién hallada relación en otro espacio. Facebook es sólo para conversaciones casuales y superficiales. Si buscas algo más allá, no lo encontrarás allí.
  • Si te gusta escribir y la comunicación de doble vía, abre un blog o usa tu correo. Facebook es más para las personas que prefieren ser receptores en la comunicación. Si eres de los que les gusta originar comunicación, verás que puedes publicar y republicar todo lo que quieras, pero tarde o temprano, la falta de respuesta te hará sentir frustrado.
  • Si le das un mínimo valor a tu privacidad, sé selectivo con los amigos que aceptas, las páginas a las que te suscribes y las aplicaciones o juegos a los que das cabida. Es muy desagradable borrar a alguien que has aceptado como “amigo” (y casi imposible de hacer, por el sentimiento de culpa). Pero, créeme, tarde o temprano querrás no haber aceptado a unos cuantos.
  • Si aprecias mucho tu privacidad, acepta a primer impulso sólo a los que son verdaderamente tus amigos –esos que no te importaría que te vieran en ropa interior– y las demás solicitudes déjalas en espera por tres o cuatro días. No pasará nada malo. Si luego de ese tiempo todavía estás seguro de querer tenerlos en tu lista, acéptalos; si tienes la menor duda, no lo hagas. Esa persona no sabrá a qué se debe y es parte de las reglas del juego, no pasa nada. A mí no me aceptó todo el mundo. La aceptación no es obligatoria.
  • Facebook aún no tiene “niveles” en cuestión de privacidad. De ser posible, no mezcles en tu cuenta contactos profesionales con amigos de infancia, por ejemplo. No tengas la menor duda de que estos últimos te etiquetarán en fotos que no querrás de ningún modo que tu jefe vea.
  • Si buscas promover una idea, puedes tener éxito o no, dependiendo de lo que se trate. Una causa o campaña de cierta trascendencia sólo funciona si se contrata a alguien que se dedique a promoverla a través de ese medio. El nivel de interés y participación de los usuarios de Facebook en las “causas” que se promueven en esa red es directamente proporcional a su trivialidad y falta de propuestas.

Para finalizar, te dejo con la historia del rehén que fuimos a buscar M y yo, una hermosa historia escrita hace pocos días, y comprenderás por qué nos retiramos en puntillas, luego de decidir dejarlo en paz…. por un tiempo al menos.

Anuncios

15 pensamientos en “Facebook y los reencuentros

  1. Permisito dijo monchito, primero me siento porque casi me dio un ataque, se supone que la que tiene personalidad multiple soy yo y por eso me paso cambiando de apariencia… jaja, me encantó o al menos quedé boquiabierta, Karecita, tú eres tan mesurada y tradicional que me pillaste volando bajo, bueno, ahora a lo que vinimos. Excelente post, me he preguntado mil veces si debo borrar mi face porque en realidad he encontrado creo, que a dos amigos de la juventud, lo demás ha sido para comunicar cosas literarias, que se me infiltren amigos que no quisiera tener por nada especial, si no porque escriben demasiado y a mí no me interesa su demasiados tópicos no tópicos si no “hoy estoy fatal”, “mañana hay junta!!”, no sé,.. quisiera un rincón más tranquilo con los poquisimos míos, pero cómo borrarlos!. Difícil. Pero bueno, hay que ir poco a poco…. un abrazote y me encantan los cambios!!!, es como redecorar la casa hasta que te aburra. Qué mejor?. ;)

  2. Pat, querida ¡qué barbaridad! Nunca pensé que le causaría un shock a alguien, menos a ti, pero veo que posiblemente se me haya ido la mano. Lo primero es que es un cambio temporal, sólo por la época navideña, quería una plantilla en la que la nieve se viera y en un blog absolutamente blanco como estaba el mío, no se veía nada, naturalmente. Lo segundo es es que siempre me gustó esta plantilla Vostok. La encuentro muy elegante en su minimalismo. Y quise experimentar cómo me sentía en un blog oscuro (negros no me gustan, oscuros, sí). Nunca he tenido uno, como sabes. Hasta ahora voy bien, pero volveré al blanco cuando deje de nevar. Por cierto, mi segunda opción era Elegant Grunge, pero te me adelantaste. :-)

    Sí, es cierto, soy muy conservadora para algunas cosas. ¡M se ríe de mí porque uso la misma marca de shampoo y el mismo perfume que usaba cuando tenía 16 años y porque en mi casa, todo lo que puede ser Sony, es Sony! No sé si es bueno o malo, pero no le encuentro sentido al cambio cuando algo está bien.

    Me alegra que te haya gustado el post. Fue toda una aventura. Ya sabes cómo es M. De hecho, el borrador de esta entrada lo escribió ella, que fue la principal protagonista, yo sólo le hice algunos cambios de estilo. Facebook es como un dragón, es poderoso, pero peligroso. Vale la pena tenerlo de amigo. Lo bueno de Internet es que siempre puedes comenzar de nuevo. Basta con abrir una nueva cuenta, como una nueva vida, ya sabes. Yo pienso que es un medio que vale la pena tener como herramienta de comunicación, pero sabiendo a lo que te expones.

    Un abrazo de vuelta para ti, querida.

  3. Hola! Que sorpresa K.
    Mi relación con fb pasó por Euforia-Adicción-Pasividad-y ahora creo que ya lo tengo dominado y bajo mi mando y antojo. Es cierto es superficial pero te abre las puertas al mundo pasado-presente-futuro. En mi caso soy selectiva y no tengo escrúpulo alguno en borrar a quien me parece sospechoso o dudoso.
    De hecho de vez en cuando reviso a ver quien sigue en mi vida y quien no, con quien hablo y de quien no sé absolutamente nada.

    Es muy practico y util una vez que lo pillas por los cuernos y lo amaestras a tu gusto.

    un abrazo

  4. No exageres, Karen, yo sólo escribí tres o cuatro párrafos de aventuras. Estoy de acuerdo con Patricia, el post quedó muy bien, especialmente porque es un punto de vista muy personal y sin muchas cuestiones técnicas.

    El proceso que menciona Sirenita parece ser el mismo para todo el mundo. He visto a muchas personas que lo han atravesado. Me gusta que no tengas escrúpulos, hija mía, en lo que se refiere a tu privacidad, naturalmente, no a otras cosas. Pat, no borres tu fb. Sólo úsalo para lo que lo necesites. A menos que, como dice Karen, quieras empezar de nuevo, con otra identidad.

    Fruto de la expedición de rescate, yo me reencontré con varios amigos de infancia, uno de ellos, mi mejor amigo por años y otro, mi primer gurú musical. Además, reencontré a mi hermano adorado, el españolito. Renovamos votos mutuos de amor eterno con los tres. No encontré a dos amigos que buscaba con gran afán. Encontré a mi primer ex. Pude tener una mejor idea de los amigos e intereses de mi hijo y mis sobrinos. Ví innumerables álbumes de fotos viejas y viejísimas de varios amigos. Me “hice amiga” de Pat, de Iña y de Cris (jajaja!) y sobreviví a la pérdida y la incertidumbre de que alguien que consideraba mi amigo no aceptara mi solicitud. Todo eso en algunos 50 días, no está mal. Considero positivo el balance final.

    Sin embargo, como muy bien dice mi hija (tan inteligente esta criatura, a quién habrá salido…) fb es una puerta y como puerta está ahí. No es un puesto donde uno deba o quiera estar horas y horas o años y años, como hacen muchos jóvenes que viven en esa puerta. (???)

    Sobre la oscuridad de tu blog, no sé qué decirte, Karen. Me gusta por una parte, lo sabes, pero por otra… me oprime un poco. Cómo te explico…. es como que me gusta “verlo”, pero no me gusta “estar dentro de él”, me da un poco de claustrofobia, si se entiende lo que quiero decir. En todo caso, para ser provisional está super. La música…. bueno, no sé si es que mi internet está fatal, como se pone a veces, pero no me gusta mucho el que se pare a cada rato. Sobre la selección, ya le di la queja a tu vecino, por lo demás, me limito a sonreir enigmáticamente.

    Un beso, darling, y dos más, uno para Pat y otro para Sirenita.

  5. Se está bien en esta casa. Es como una noche llena de colores. Las noches, además, son oscuras no negras. Sólo son negras en la literatura. Lo único que cambiaría es el enmarcado en gris más claro de las entradas. Creo que dejaría todo el fondo en un mismo tono. Que sea el claro o el oscuro es otra decisión. Yo creo que me quedaría con el oscuro. Lo de poner música de fondo me parece un tema arriesgado. Sé que se puede pausar pero…
    Has escogido uno de los temas más bonitos de WP. Ahora solo te hace falta que tu amiga M, experta en CSS, te ayude a darle unos pequeños toques personales.
    Yo llevo días buscando también un nuevo tema. Creo que lo tengo. Tengo que probar más cosas. Lo uńico que puedo adelantar es que no se parece nada a este.

    La información sobre FB perfecta. No tengo cuenta.No soy nada bueno para las relaciones sociales.

  6. Charlotte, querida, envidio sinceramente tu falta de escrúpulos. Me alegra mucho que seas la domadora y no la víctima. ¡Bien por ti!

    M, me haces reír ¡pareces su mamá, de verdad! ¡Ja ja ja! ¿Por qué será que todas las madres decimos las mismas cosas? Nunca me dijiste que tuvieras un hermano… se supone que tienes cuatro hermanAs. Además… ¿español? estoy confundida. Aprovecho de agradecer tu ayuda con la música y a Pat por las instrucciones, sin las cuales nunca habríamos podido hacerlo. Sé que te habría gustado otro tipo de música navideña, querida, por eso te lo agradezco doblemente. Supongo que a eso se refiere la sonrisa enigmática…. sobre la queja a mi vecino, pues iré a ver qué has hecho ahora, espero que no sea grave.

    Vecino querido, una noche llena de colores como las de los conciertos que escogió M para ambientar la casa. Trajes de gala, joyas centellantes y el brillo de los instrumentos, de las luces y guirnaldas… mi escena ideal de Navidad, me transporta a mis años en Rungsted y København. Sobre lo bonito del tema, me dijiste lo mismo respecto a Simpla. Siempre he pensado que aunque no lo parezca, tenemos una estética extrañamente cercana tú y yo, al menos en ciertas cosas. Este, por ejemplo, se parece mucho a tu tema original, pero no se parece al mismo tiempo, si entiendes a qué me refiero. Le pediré ayuda a M con el CSS, pero lo dudo, la pobre está sepultada con trabajo, yo creo que hasta febrero… No te preocupes por la música, vecino, es sólo por Navidad, un capricho pasajero. También he estado buscando un nuevo tema permanente hace varios días (qué casualidad), pero no lo encuentro. No podré cambiar sin M. Me has picado la curiosidad con el tuyo, ahora me muero por verlo, te visitaré todos los días hasta que cambies. :-) Sobre FB, un amigo de M le dijo que fb debe su éxito a que satisface las necesidades “exhibicionísticas y voyeurísticas” de los seres humanos. Pensé que alguien como tú apreciaría tan filosóficas palabras (o psicológicas, más bien). Sé lo que piensas, vecino, inadaptado y antisocial, sé que fui advertida a tiempo, pero….

  7. ¡SALVADO!
    En el patio del cole y en el parque jugabamos a una especie de pilla pilla por equipos. Si los que pillaban te pillaban te ponían en un poste del que no te podías mover y ahí iban formando una cadena de pillados hasta que alguien de tu equipo te daba en la mano y gritaba ¡SALVADO! entonces todos a correr otra vez.
    Bueno pues eso, estoy salvado, pero por aquí me da no sé qué echarme a correr. Además descubrir esta entrada me ha dado un poco (bastante) de corte ¿qué puedo decir?
    En primer lugar ojalá me hubiese adentrado en el fb con la guía con la que me adentré en esto del blog, ahí he tenido que ir aprendiendo dando palos de ciego. La verdad es que la red en cuestión me empezó a caer mal cuando no encontraba a la gente a la que buscaba y encima los que sí encontraba lo único que hacían era mandarme invitaciones para construir una especie de granja que les llevaba horas y horas cuidar.
    Yo también me he quedado con cara de idiota esperando que alguien que pensaba que se alegraría de volverse a encontrar conmigo como yo me algegraba de volver a encontrarme con él pasaba de mí olímpicamente.
    También he aceptado a amigos por no decir que no y los mantengo porque me da no sé qué borrarlos y también tengo amigos que no sé ni quiénes son ni cómo es posible que hayan aparecido ahí pero que ahí están.
    Sinembargo lo que cuento en el post que enlazas dando muestras de tu gran magnanimidad, ya hace que, incluso si mañana se le funden los plomos y desaparece para siempre la red, haya merecido la pena estar en ella. Ahora no sé qué va a pasar, estamos en ello, pero desde luego fb ha sido el lugar donde encontrarnos, no donde quedarnos.
    Más que como una puerta, que también, yo veo esta red como una macrofiesta por la que uno puede ir paseando y encontrándose con gente, algunos te suenan y les saludas, a otros les conoces de vista e intercambias con ellos dos o tres trivialidades antes de seguir por ahí. No bailas con todo el mundo, por supuesto, pero estar ahí y quedarse sentado en un rincón donde nadie te vea es una chorrada. Sigues dando una vuelta y de repente te encuentras con un buen amigo al que hacía tiempo que no veías, os dais un abrazo y os vais a otro sitio más tranquilo a poneros al día. Si uno quiere más intimidad, usa el correo. Si quiere más profundidad, se viene al jardín.
    Por último Karen, hay algo que no sé si has adoptado como un termómetro correcto en tu investigación sobre el fb ¡¿la cordura y sensatez de Milla?!

    Si es para que nieve, está bien el tema, pero prefiero la luz y claridad, aquí al menos. Respecto a lo de la música, no sé. Mi ordenador es como el cine antíguo: mudo.

    Un besazo para mis rescatadoras y un besito para todos los demás.
    Iñaki

  8. Iñaki querido, gracias por apreciar “mi magnanimidad”. M dice que es “infinita” y por la forma en que lo dice, creo que no le agrada demasiado, pero yo siempre he pensado que los amigos o son amigos, o no lo son (por cierto, pienso que por eso Facebook y yo no hicimos buenas migas al principio) y que la amistad, como el amor, tiene mucho de incondicional. Está en el Código de Honor, además. En fin, creo que el tema da para varias entradas. :-) Me parece apropiada la comparación de FB con una fiesta. Hace siglos que no voy a una, por cierto. En mi juventud asistí a muchas, como sabes, pero últimamente, creo que prefiero otro tipo de encuentros. Iñaki, no estás criticando a Milla ¿verdad? Sí, es sólo para la nieve, no te preocupes. Un beso y un abrazo para ti, querido, y otro para Cris.

    • Milla me acaba de hacer la misma pregunta sobre tí “hace un rato” precísamente en el Fb. No, no os critico, sólo bromeo aunque quizás no me vendría mal escribir “mis memorias” incluyendo tiempo, lugar, forma y evento exactos…
      A mí me gustan mucho más los encuentros en el jardín a tomar tu café keniano y algún dulce que alguien traiga y charlar tranquilamente. Es cualitativamente mejor pero tenemos que reconocer que a nivel cuantitativo son más fáciles los encuentros en el otro sitio.
      Por cierto, últimamente veo a M más allí que aquí ¿no se habrá enganchado? Mira que a veces es como una adolescente, creo que hasta estaba tratando de abrir una cuenta en twenty.

    • Yo también estaba bromeando, Iña (no sé M), aunque ya que lo mencionas, eso de escribir las memorias incluyendo tiempo, lugar, forma y evento exactos….. ja ja ja! nunca está de más.

      A mí también me gustan, querido Iña, tendré que organizar alguno, aunque M sigue negada, categóricamente. Por cierto, el enlace el jardín por si no lo has visto está al fondo de este blog en la columna derecha.

      Claro que son más fáciles los encuentros en fb. Por supuesto que lo reconozco.

      No sé qué es Twenti, pero hablaré con ella. Aunque no sé, ya sabes cómo es ella con los afectos… y me temo que ha encontrado algunos bastante fuertes en esa “fiesta”. Pero no te preocupes, no dejaré que se enganche irremediablemente, a pesar de su adolescencia perpetua.

  9. un cosa importantísima que se me olvido comentaros de facebook. La primera vez que me emparanoie y borre mi cuenta fue a causa de leer las condiciones de uso del servicio.
    Es una letra pequeña que casi nadie lee, os dejo una parte:

    Declaración de derechos y responsabilidades

    Esta Declaración de derechos y responsabilidades (“Declaración”) tiene su origen en los Principios de Facebook y rige nuestra relación con los usuarios y con todos aquellos que interactúan con Facebook. Al utilizar o acceder a Facebook, muestras tu conformidad con la presente Declaración.

    1. Privacidad

    Tu privacidad es muy importante para nosotros. Hemos diseñado nuestra Política de privacidad para ayudarte a comprender cómo puedes usar Facebook para compartir información con otras personas y cómo recopilamos y usamos tu información. Te animamos a que leas nuestra Política de privacidad y a que la utilices para poder tomar decisiones fundamentadas.
    2. Compartir el contenido y la información

    Eres el propietario de todo el contenido y la información que publicas en Facebook, y puedes controlar cómo se comparte a través de la configuración de privacidad y aplicaciones. Además:
    1. Para el contenido protegido por derechos de propiedad intelectual, como fotografías y vídeos (en adelante, “contenido de PI”), nos concedes específicamente el siguiente permiso, de acuerdo con la configuración de privacidady aplicación: nos concedes una licencia no exclusiva, transferible, con posibilidad de ser sub-otorgada, sin royalties, aplicable globalmente, para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (en adelante, “licencia de PI”). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta (a menos que el contenido se ha compartido con terceros y éstos no lo han eliminado).
    2. Cuando eliminas contenido de PI, éste es borrado de forma similar a cuando vacías la papelera o papelera de reciclaje de tu equipo informático. No obstante, entiendes que es posible que el contenido eliminado permanezca en copias de seguridad durante un plazo de tiempo razonable (si bien no estará disponible para terceros).
    3. Cuando usas una aplicación, tu contenido e información se comparte con ella. Exigimos que las aplicaciones respeten tu privacidad y tu acuerdo con esa aplicación controlará el modo en que la aplicación puede usar, almacenar y transferir dicho contenido e información. (Para obtener más información sobre la plataforma, lee nuestra Política de privacidady la página Acerca de la plataforma.)
    4. Cuando publicas contenido o información con la configuración “Todos”, significa que permites que todos, incluidas las personas que son ajenas a Facebook, accedan y usen dicha información y la asocien a ti (es decir, tu nombre y foto del perfil).
    5. Siempre valoramos tus comentarios o sugerencias acerca de Facebook, pero debes entender que podríamos utilizarlos sin obligación de compensarte por ello (del mismo modo que tú no tienes obligación de ofrecerlos).

    a quien le interese que se leea el resto, se encuentra en la parte de abajo de la ventana llamada Condiciones/Statements of Rights and Responsabilities.

    Yo borré mi cuenta y después me cree otra con un pseudónimo, pero me temo que mi cuenta anterior y todos los datos relacionados con ella sigue estando almacenada en la base de datos de fb.

    Saludos

    PD: No tengo escrúpulos en cuanto a mi privacidad, en otras cosas (en casi todo lo demás) si.

  10. Charlotte, muchas gracias por la información que nos das. Es cierto, pocas personas leen esa clase de cosas. Y a muchos, aunque las lean, no les importa.

    Por ejemplo, a Milla, un sobrino la acusó públicamente de paranoica porque le dijo que borrara su teléfono que acababa de publicar. Ella sólo respondió “OK, I rest my case…” Por otra parte, tuvo un encontronazo con su hijo, mejor dicho, su padre lo tuvo, porque el chico quería publicar (y etiquetar) una foto de un familiar (que es una figura pública) en una pose bastante poco digna y un poco graciosa, la verdad. Y tuvo que chantajear, sí, así como lo lees, a una sobrina para que accediera a despublicar o a desetiquetar una foto suya que ella consideraba impublicable, la amenazó con publicar, a su vez, una de la sobrina, que también era impublicable, si no la retiraba.

    A veces parece ser imposible que los niños y los adolescentes comprendan que sus acciones afectan a muchas otras personas, no sólo a ellos y a su grupo inmediato de amigos. La vida, sin embargo, se los enseñará de la manera ruda, tarde o temprano.

    También, conozco a más de una persona que ha borrado su cuenta luego de entrar en pánico al leer la política de privacidad de Facebook. Yo pienso que estas cosas son manejables, pero hay que tomarse la molestia de manejarlas con cuidado y cierta dedicación.

    Finalmente, es un asunto de balance de costo-beneficio. Lo analizas y decides.

    Un beso para ti, querida.

    PS: Lo de la falta de escrúpulos fue una broma. :-)

  11. Me encanta tu blog, gracias por toda la información que ofreces! Solo me gustaría hacerte una pequeña sugerencia, ganaría mucho en legibilidad si utilizas un color de texto más claro o un fondo más oscuro.

    Un feliz año lleno de creatividad y alegría

    Att
    Primerísima novata en el laberinto 2.0!

  12. De nada, y gracias por tus palabras y buenos deseos. Mi blog está aún en proceso de remodelación y según me informa la arquitecta y diseñadora está lejos aún de estar terminado. Lo que ves es un boceto…. :-) Pasaré tu sugerencia al departamento de color, de todas maneras. ¡Muchas felicidades para ti también!

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s