Twitter volant, blogi manent


Un sabio, muy famoso y muy antiguo proverbio latín, tan antiguo como el mundo occidental, reza:

Verba volant, scripta manent.

Significa que las palabras se las lleva el viento, lo escrito, permanece. Puedes utilizarlo de dos maneras: Teniendo cuidado con lo que escribes (y lo que firmas), ya que al permanecer, podría en el futuro actuar en tu contra. O también, sabiendo que “si algo no está escrito, no es verdad”, o no tiene, para los fines, validez.

Sucedió que hallé la solución a una especie de dilema existencial o, más bien, a un temor secreto que tuve por mucho tiempo. Por esa razón, puedo al fin confesarlo. Tenía digamos que cierta aprensión con respecto al futuro de los blogs, en vista del éxito tan arrollador que parecen tener redes como Twitter y Facebook. Y aunque me decía a mí misma: “No te preocupes, Karen, esas cosas están condenadas a desaparecer, desde el mismo instante en que fueron creadas…”, siendo completamente honesta, no acababa de convencerme. Sentía que me faltaba un argumento de peso. Carecía de hechos técnicos que fueran más allá de las leyes de la comunicación interpersonal, por más inmutables u omnipresentes que sean estas leyes.

Hace unos días encontré ese argumento. A través de varios links, llegué a una entrada de Debbie Well, donde encontré lo que había estado buscando por años. Pero fui un poco más allá: luego de haber encontrado este dato tan vital, hice lo que nunca pensé que llegaría a hacer: abrí una cuenta en Twitter. Y me pasé un día completo observando sus movimientos, sus trinos y sus aleteos. De esta manera, puedo escribir por experiencia de primera mano, no sólo porque me hace sentido lo que dice otra bloggeresa.

Así, ahora puedo afirmar, con la cabeza muy en alto y sin ninguna duda ni reserva: Twitter volant, blogi manent. Los blogs permanecerán porque esa es su naturaleza: la permanencia. Un día cualquiera, el volátil pajarito azul irá más allá del límite y ya no podrá regresar…. porque volar es su naturaleza.

Lo que los bloggers escribimos en nuestros blogs permanece. Tiene unas coordenadas en la inmensidad del ciberespacio. Se puede volver a encontrar. Por magia, maravilla y virtud del inefable permalink, a menos que tú mismo lo borres, estará allí, disponible para el mundo mientras exista Internet, sin importar hace cuánto tiempo lo escribiste y lo publicaste.

Por el contrario, en el fondo de cada página de Facebook o de Twitter hay un agujero negro donde van a dar todos tus mensajes, tus regalitos, tus links, tus pensamientos, tus preguntas y tus respuestas. No son recuperables. Simplemente se pierden, se los lleva el viento, vuelan como el pajarito azul.

Me dirás que hay secciones en Facebook que permanecen y que le dan cierto aspecto de sitio web, como las fotos, los amigos, los enlaces que publicas, es cierto. Pero si tienes una cuenta en Facebook, como la mitad de los habitantes de este planeta, sabes que la parte de interacción con tus visitantes, simplemente se desvanece en la nada. Si no la viste tu muro a tiempo (y tienes mucho tráfico), nunca llegarás a ver esos mensajes que te dejaron.

Naturalmente, la permanencia en la comunicación y en las relaciones no es un asunto igualmente importante para todo el mundo. En la medida en que las sociedades, las personas y las relaciones se vuelven más y más mecánicas, automáticas y utilitarias, llega un punto de deterioro en el que la comunicación pierde toda su importancia, su significado, su valor y su magia. Y lo cierto es que muchas más personas de las que pensamos –y de las que quisiéramos– se encuentran en ese nivel. Por más que lo intentemos, no se puede tapar el sol con un dedo.

Afortunadamente, habrá blogs y bloggers mientras haya Internet. No todo está perdido.

Anuncios

11 pensamientos en “Twitter volant, blogi manent

  1. De nuevo nacerás de un vientre, de nuevo crecerá tu
    esqueleto, de nuevo arribará esta misma página a tus manos
    iguales, de nuevo cursarás las horas hasta la de tu muerte
    increíble. (Borges. Prosa Completa, vol. 1, p.355)
    Con esto, tenemos una primera noción de»tiempo circular», que se basa en la repetición cíclica infinita, asociado a la imagen del «eterno retorno», sin tomar esta imagen como retroceso sino como avance infinito hacia el punto de partida, recorriendo la circunferencia finita para volver al mismo punto…

    “Me quedo en la circunferencia de los blogs…” buena elección…, siempre quedará escrito…
    Abrazos
    C.

  2. Me alegro mucho por ti, querida. La certeza inamovible siempre es algo deseable cuando proviene de la verdad.

    Sin embargo, haciendo el papel de abogada del diablo, en español al menos, que yo sepa, fuera de facebook y twitter, no hay otra herramienta capaz de darle a una publicación importante (no a una idiotez) 53,500 visitas y 62 comentarios…. ¡en tres días! Para muestra, un botón. ;-)

  3. En primer lugar quiero felicitarte por su prosa. Escribes muy bien, que es un plus en los blog y lo que quieres expresar lo haces con claridad y buen estilo.

    Es posible que los blogs permanezcan, pero no podemos negar que estamos en una cultura en que todo es instantáneo y tan rápidamente como llega, se va. Probablemente esto esté llegando a muchos ámbitos de la vida, también las relaciones humanas, que cada vez tenemos la sensación de que son de usar y tirar… y si no me gustan, siempre podré pulsar “delete”.

  4. Me hice una cuenta en Twitter y me pareció francamente aburrido. Además, requería estar pendiente de ello casi las 24 horas y, sinceramente, no me aportaba nada. A pesar de mis reticencias y a instancias de un par de amigas, me hice un perfil en Facebook y acabé dándome de baja; descubrí, por añadidura, que las supuestas amigas no eran amigas.

    Si puedo elegir, me quedo con la blogosfera. Lo malo de los blogs es que acaban metiéndote, sin quererlo, en una red social. Me gusta escribir y leer lo que otros escriben; pero prefiero con mucho la vida real, la gente de carne y hueso a la que pueda palpar con las manos; soy un animal social. Esta realidad virtual, si no se pone freno, tiene también sus peligros. Conozco a gente, sobre todo mayor, que no tiene más vida que la que transcurre en Internet.

  5. Carlos, siempre es motivo de alegría verte y leerte por aquí. Sabias palabras las de Jorge Luis. La imagen del tiempo circular parece dar muchas respuestas a algunas preguntas. Es una imagen útil. Y a quienes hablamos de avance, nos sirve también la imagen de espiral. :-) Un abrazo cariñoso para ti, amigo.

    M, tienes mucha razón en lo que dices. Pero una cosa no quita la otra. ¡El botón de muestra es impresionante!

    Jesús, muchas gracias, me haces sonrojar. Es como tú dices, en general. La gracia salvadora es que, nos guste o no nos guste, somos seres sociales (no animales). Tarde o temprano, ha ocurrido muchas veces en la Historia, tontas ideas de libertad, de fraternidad, de trascendencia… –cosas así, ya sabes, sin ninguna importancia– salen a flote e iluminan las tinieblas. La tecla delete, como la combinación correspondiente para undo son de los más grandes inventos de la Humanidad ¡no sabes cuántas veces quisiera que existieran en la vida! El truco es que las pulsen dedos conectados a un ser consciente de lo que hace.

    Zambullida, después de saber de las aventuras de amigos y de experimentar las propias en facebook y twitter pienso que hay una red apropiada para cada tipo de persona y también que cada una cumple una función diferente. Como decía hace un minuto, se trata siempre de que sepamos lo que estamos haciendo y no confundamos la gimnasia con la magnesia. Después de leerte, me siento más vieja… no creerías el tiempo que paso en Internet. La carne es deliciosa y los huesos… bueno, a veces son sabrosos, pero si tengo que elegir… creo que nada supera el intercambio de ideas y emociones, al menos la mayor parte del tiempo. Supongo que es cuestión de temperamento. Soy un espíritu social. :-)

  6. También hay gente jovencísima enganchada a las redes sociales, chats etcétera; así que, baronesa, no te sientas vieja. Últimamente, he conocido a mucha gente cercana a los 70 cuya vida, a causa de la soledad, se circunsbribe exclusivamente a Internet; eso, no lo puedo evitar, me apena. Ninguna relación virtual por estupenda que sea podrá superar nunca al cara a cara. Además, aquí cada uno se monta un personaje que poco tiene que ver con la realidad. He tenido la ocasión de conocer personalmente a gente con la que había contactado a través de Internet y siempre ha sido como estar con personas distintas. Aquí se camuflan muchas inseguridades y complejos.

  7. Los blogs no pueden desaparecer a causa de cosas como facebook o twitter.Lo único que tienen en común es el soporte. Si los blogs, tal y como los conocemos, desaparecen será por una causa que todavía desconocemos. Internet, recordémoslo, es todavía un recién nacido. En pocos años ha transformado el mundo.Nosotros lo estamos viviendo en directo.Lo que nos deparará en los siguientes años, hasta que alcance cierta madurez creo que es todavía inimaginable.
    La función de facebook es social,la de twitter no la llego a comprender bien. Los blogs, algunos de ellos al menos, son medios de expresión. Como daño o beneficio colateral (según el momento y la persona) surge la red social que crean los blogs. Esa no es su parte esencial. Y esa es, creo yo, su principal diferencia con el resto de medios citados.La otra es la inmediatez de fenómenos como twitter frente a la permanencia a la que aspiran los blogs (algunos blogs).

  8. Zambullida, gracias por la aclaración sobre la vejez y la juventud… ahora ya me siento mejor. :-) Lo que dices de “montarse en un personaje” no es algo exclusivo de Internet. Se da a diario en la vida de carne y hueso. Naturalmente, Internet, los avatares y los usernames facilitan enormemente las cosas, pero el teatro es el teatro (o, para los fines, el cine) y parece ser que los humanos nos sentimos inmensamente atraídos por la posibilidad de interpretar nuestros personajes favoritos frente a quien quiera vernos y, ojalá, aplaudirnos. Esto no necesariamente es malo, todo depende de la intención que haya detrás; nuevamente, como en todo en la vida.

    Vecino, ¡caramba! debí haberte consultado… me habría ahorrado un sinfín de angustias y preocupaciones. No sé por qué no se me ocurrió. Me parece tremendamente emocionante la idea de estar viviendo en directo algo que ha transformado el mundo. Especialmente por aquello que es aún inimaginable. ¿A ti no? Sin embargo, discrepo de ti, vecino querido, en cuanto a lo escencial o no de “la parte social” de los blogs. Sin ella, los blogs serían simples, estáticos y aburridos websites. De hecho, muchos de ellos lo son, aunque se alojen en WordPress o en Blogger u otro CMS, y aunque se actualicen periódicamente. Quizá, en un blog, la parte social no sea MÁS importante que la posibilidad de expresarte, pero dudo que sea mucho MENOS importante. Pienso que es, igualmente, parte de su esencia. (I am sorry, vecino).

  9. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  10. Hola Karen, soy Cris… ¿me recuerdas?

    Dios, hacía tanto que no venía por aquí…

    Está todo precioso, me encanta tu nueva plantilla y los cuadros de Renoir, se ve todo muy elegante.

    Después de darme un paseo y leer las últimas entradas estoy complétamente de acuerdo contigo. Bueno twitter no lo conozco, facebook ya me ha aburrido… me gustó al principio porque encontré a dos viejos amigos, pero hay algo que no me termina de gustar y creo que es la falta de intimidad, el escaparate, la velocidad, las preguntas estúpidas que a veces aparecen como “no se quién se ha hecho una pregunta sobre ti: ¿crees que Cristina es una buena amiga, crees que estaría bien en ropa interior? Alucino con estas chorradas…

    Desde luego no se puede comparar el trabajo que lleva un blog, su estructura, su permanencia como tú dices con la fugacidad de facebook aunque como bien decía Milla es muy poderoso para mover rápido muchos flujos (esto puede ser muy bueno y muy malo).

    Me ha encantado venir por aquí. Gracias por mantener en pie y tan lleno de vida todo esto.

    Un abrazo gigante.

  11. ¿Que si te recuerdo? ¡Qué pregunta! Cada día que pasa, querida.Me alegra que te guste la redecoración de la casa. M tiene mucha razón en lo que dice. Es cierto. Pero también lo es que para gustos se hicieron los colores. Pienso que hay una o varias redes sociales para cada tipo de persona y de necesidad. Gracias por pasar. Siempre se te extraña. Un abrazo gigante (doble) de vuelta para ti y para Iña.

¿Qué opinas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s