“Ser diferente”

“Ser diferente”

Cuando niños, a menudo queremos ser iguales a nuestros amigos, ser como son ellos, hacer lo que hacen ellos y tener lo que tienen ellos. Esto puede llegar a representar un verdadero dolor de cabeza para muchos padres. No para mi madre. Ella se empeñó, desde mi más tierna infancia, en sacarme esa absurda idea de la cabeza y hacerme ver, a costa de lo que fuera, las bondades de “ser diferente”. Lo acepté con resignación al principio, era una niña. Más tarde, me acostumbré a funcionar de esa manera.

De adulta, llegué a una etapa en que me importaba muy poco el ser igual o diferente y me importaba menos aún la forma en que me vieran los demás; todavía estoy en ella. Pero si debo escoger, prefiero, sin duda, ser diferente. Hasta el punto de no usar algo que está de moda, aunque me guste. Me sucedió ayer con unas pulseras que llevaba puestas… una mujer, en la fila de un banco me comentó con aprobación: — Se están llevando mucho. El impulso, automático por completo, fue quitármelas, guardarlas en la cartera y no volver a usarlas hasta estar muy, muy segura de que ya no “se llevaban”; la educación es algo que a menudo nos marca para toda la vida. Naturalmente no lo hice, ya que de verdad no me importa. Sigue leyendo

Anuncios

Protesta contra la censura

Por M

Anteayer, apenas bajándome del avión, me encuentro con que WordPress (en inglés) tiene todas sus entradas ¡¡¡censuradas!!! ¡¿Qué es esto?! Me pongo a investigar y encuentro que precisamente ese día hay una inmensa protesta en Internet por aquello de dos posibles leyes, llamadas PIPA y SOPA (sic) que podrían implicar algo parecido a la Policía del Pensamiento orwelliana.

Sin embargo, con mi habitual escepticismo respecto a estas cosas, no quedé plenamente convencida y aún no lo estoy, sólo un 85%. Pero ya que no tenía más tiempo para la investigación decidí esta vez confiar, sin más, en las opiniones de WordPress y de mi amigo R que la ratificó, sumar este blog a la protesta y publicar esta entrada que sólo pretende interesarte en el asunto. Lo de informarte a cabalidad necesitas hacerlo por ti mismo/a, así que aquí simplemente te traduzco un resumen del artículo de Jane Wells en el blog de WordPress y te adjunto un video que me pareció aceptable.


La esencia de todo el bullicio en línea sobre la propuesta de legislación de Estados Unidos (SOPA / PIPA) es la siguiente: hay un proyecto de ley en el Senado de EE.UU. que si se aprueba pondría en grave riesgo la libertad de publicación en Internet y podría cerrar sitios enteros por el capricho de ciertas compañías.

El 18 de enero de 2012 sitios por todo Internet se sumaron a un apagón de protesta para movilizar a más y más personas en contra de este proyecto de ley que irá al Senado la próxima semana, en un intento para que los legisladores sepan cuánta oposición existe. WordPress, Wikipedia, Flickr y muchos otros grandes sitios participaron en el apagón del 18.

En WordPress.com, queremos participar también. La sección Post más Vistos estuvo apagada durante la protesta.

Más importante aún, estamos haciendo lo posible para que tú puedas participar en la protesta. Hay dos opciones: una de una cinta que dice “Stop Censorship” (Alto a la Censura) y una de apagón total. La parte de apagón estuvo en vigor el 18 de enero, mientras que la cinta se mostrará hasta el día 24. He aquí cómo participar:

  • Ve a Ajustes → Protest SOPA/PIPA en tu Escritorio.
  • Selecciona si deseas mostrar una cinta.
  • Haz clic en “Guardar cambios” para activar tu protesta.

¡Eso es todo!

La cinta Stop Censorship se mostrará en la esquina superior de tu blog con un enlace a americancensorship.org. Puedes mostrarla hasta el 24 de enero (la fecha de votación en el Senado de EE.UU.).

Espero que un número significativo de usuarios de WordPress.com se sumen a esta protesta. La libertad de publicación es un derecho que debemos proteger.

5 puntos clave para escoger un Tema (plantilla) en WordPress.com

No hay un blogger que no quiera una plantilla que haga a su blog “diferente y único”. Para lograrlo, muchos invierten una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo en escoger la plantilla perfecta, elegir sus encabezados, diseñar sus barras de navegación y sus menús, sólo para darse cuenta, al concluír, que no les gusta el resultado y volver a comezar, una y otra vez.

La verdad es que la plantilla que escojas NO es lo que hará que tu blog salga del montón. Es una cuestión aritmética simple: Hay unos 26 millones de blogs en WordPress.com y “sólo” hay 129 plantillas…. ¿lo ves?

El que tu blog sea único es algo que creas TÚ, con el contenido que publicas, con las imágenes que escoges, con el cuidado o el descuido con que vas construyendo tu blog poco a poco. De hecho, si al final resulta que eres un blogger de corazón, apasionado, y si persistes más de dos años en el oficio, llegará un momento, te lo aseguro, en que no aguantarás más las limitaciones de las plantillas, aprenderás lo que tengas que aprender y comprarás la mejora de WordPress que te permite diseñarlo exactamente como tú quieres.

Mientras llega ese momento (y para asegurarte de que llegue) mi recomendación es que dediques MÁS tiempo, interés, atención y cuidado al contenido que al aspecto de tu blog, no al revés.

Habiendo establecido la importancia correcta del tema, veamos ahora los cinco puntos clave para tener en cuenta a la hora de escoger tu plantilla. En cada punto, te doy ejemplos de sólo algunas de las plantillas. Te toca a ti explorarlas todas, si lo deseas. Las encuentras en este enlace, las más recientes al comienzo y las más antiguas al final.

  1. Número de columnas. Hay plantillas de 1, 2, 3 y 4 columnas (incluyendo la principal, que es donde van las entradas). Mientras más columnas le asignas a tu blog, más estrecha queda tu columna principal y necesitas más elementos para colocar en tus barras de navegación. Menor número de columnas = Mayor simplicidad, orden y espacio. Mi recomendación: 2 columnas.

    Ejemplos: Piano Black, Matala, Twenty Eleven.
  2. Imagen en el encabezado.El segundo criterio es decidir si queremos una imagen en el encabezado o no. Hay plantillas con imágenes fijas. Otras, no tienen imagen ni posibilidad de colocarla. La mayoría trae una o varias imágenes por defecto y te da la posibilidad de colocar la que tú quieras.Mi recomendación: Si planeas colocar una imagen en cada entrada, no necesitas otra en el encabezado. De lo contrario, posiblemente sí.

    Ejemplos con imagen fija: Vertigo, Fauna, Greyzed.
    Ejemplos sin imagen: Choco, zBench, Paperpunch.
    Ejemplos con imagen editable: The Morning After, Elegant Grunge, Bueno.
  3. Barra de navegación disponible en todo momento. Hay plantillas en que la barra de navegación aparece sólo en la página de inicio. En ellas, la barra de navegación “desaparece” cuando abres una entrada o cuando vas a una Página. En otras, desaparece en ambos casos. En mi opinión muy personal esto puede ser bastante confuso para los lectores. Es como navegar sin instrumentos, ni mapas, ni rutas.Mi recomendación: Si estás de acuerdo con mi opinión anterior, navega los demos de las plantillas que te gusten y asegúrate que la barra de navegación (o al menos un menú) se mantiene disponible en todo momento.
  4. Menú. Las ventajas del menú y cómo configurarlo se detallan en esta entrada. Personalmente, pienso que si tienes suficientes elementos en tu blog para poner en él (páginas, categorías, enlaces, entradas) es una función muy útil que, por ser desplegable, ahorra mucho espacio y congestión en tu barra de navegación. El menú a menudo va horizontal bajo el encabezado de tu blog, en algunas plantillas (como la mía, Oulipo) puedes tenerlo en tu barra de navegación. Al momento de escribir esta entrada, la mayoría de las plantillas de WordPress tienen esta función disponible.
  5. Diseño y tipografía. Hay plantillas con letra grande, mediana o pequeña. En los títulos se presenta la misma variedad y a veces no combinan bien. (Por ejemplo, personalmente, encuentro que no hay nada más feo que un texto con letra grande y títulos y subtítulos pequeños a veces, hasta más pequeños que el texto!). Algunas plantillas tienen una combinación desagradable entre mayúsculas y minúsculas (aunque esto es puramente una cuestión de gustos). Algunas plantillas tienen problemas con la distribución del espacio: márgenes muy estrechos, distancias insuficientes entre los elementos de la barra de navegación. En algunos, los elementos de la barra “se montan” sobre las líneas divisorias. Esto no se ve bien.Por otra parte, la mayoría de las plantillas recientes te dan la opción de cambiar el esquema de color o de colocar el color o el fondo que desees. Aquí no tengo ninguna recomendación que darte, excepto que uses el primer enlace que te doy en esta entrada y navegues una y otra vez por las plantillas para que veas lo que puedes esperar y lo que no de cada una de ellas. Naturalmente, tu gusto personal tendrá la última palabra.

Como de costumbre, responderé con gusto tus preguntas sobre el tema y estaré muy agradecida de tus comentarios.

El menú en WordPress.com

Una buena parte de las plantillas (temas) de WordPress tienen ya la función de Menús incorporada. En esta entrada, prometida hace ya un buen tiempo, revisaremos el “Qué es” y el “Cómo se hace” de los Menús personalizados.

Qué es el Menú

Es una función muy útil para los bloggers que tienen una gran variedad de platos para servir en su blog. El menú le dice a tus lectores qué tienes tu blog para ofrecerles y a dónde ir.

El menú es una lista (puede ser desplegable o no) de opciones de navegación en la que puedes combinar páginas, categorías y enlaces.

Dónde se coloca el Menú

Dependiendo de tu plantilla, tienes tres opciones:

  • Puedes colocarlo en tu barra de menú, en el encabezado de tu blog. La mayoría de las plantillas que permiten una imagen personalizada de cabecera tienen esta opción.
  • Puedes colocarlo en tu barra de navegación (sidebar). La mayoría de las plantillas tiene esta opción disponible, sea que permitan imagen de cabecera o no.
  • Puedes, perfectamente, no tener un menú.

Preparativos

Antes de comenzar, necesitas tener resueltas tres cosas previas:

  1. Debes comprender bien qué son y para qué sirven las páginas, categorías y enlaces. De otro modo, te volverás un lío.
  2. Tu menú debe estar mínimamente diseñado. Debes saber qué colocarás en él, en qué orden y, si tu menú será desplegable, cuáles ítems se subordinarán a cuáles otros. Si vas a incluír páginas, debes crearlas antes de armar tu menú. Lo mismo con las categorías.En los menús horizontales (los que van en el encabezado), el espacio es limitado y tus ítems deben ocupar UNA línea, no más. Cuántos ítems puedes colocar en tu menú horizontal depende por completo del diseño de la plantilla que has escogido.
  3. Parece obvio, pero no está de más decirlo: tu plantilla debe aceptar menús. ¿Cómo saber si los acepta? Ve a tu Escritorio —> Apariencia. En el tercer lugar, debe aparecer la opción “Menús”. Si no está, tienes dos opciones: cambias la plantilla o cambias de opinión respecto a querer un menú en tu blog.

6 pasos para crear tu Menú

A fin de comprender bien lo que sigue, abre tu Escritorio en otra ventana o pestaña de tu navegador, para que vayas viendo (y haciendo) estos pasos a medida que te los explico.

  1. Ve a tu Escritorio —> Apariencia —> Menús, allí le pones un nombre a tu Menú y haces clic en el botón “Crear Menú”. Ahora estás en el editor de menús. Funciona como el editor de widgets. A la izquierda, tienes una columna con los items que puedes agregar a tu menú: Enlaces, Páginas y Categorías. A la derecha, la columna donde construyes y editas tu menú.
  2. Aquí lo primero es colocar este menú en tu blog. En la columna de la izquierda, arriba, donde dice “Ubicación del Tema”, selecciona el menú que acabas de crear y haz clic en el botón “Guardar”. Esto es vital si no quieres trabajar en balde.
  3. Comienza con las páginas que vas a agregar a tu menú. Selecciónalas en la columna de la izquierda y haz clic en el botón “Añadir al menú”.
  4. Ya tienes tus páginas en la columna de la derecha.Ahora, ordénalas y establece las jerarquías arrastrando y soltando los ítems. Si algunas páginas van a subordinarse a otras, arrástralas un poquitín hacia la derecha. Ten paciencia, requiere un poco de práctica.

    Esta jerarquía, esta subordinación de algunos ítems a otros, es lo que hace que tu menú se despliegue cuando colocas el cursor sobre un ítem.

    Al final debe quedarte algo como lo que ves en la imagen de la izquierda (clic para ampliar).

  5. Repite los pasos 3 y 4 con las categorías y enlaces que desees agregar a tu menú, estos los encuentras en la columna de la izquierda.
  6. Cuando estés feliz con el resultado, haz clic en el botón “Guardar Menú”. Si tu plantilla acepta menús en el encabezado, se irá allí automáticamente. Si no, debes colocarlo como un widget en tu barra de navegación.

Este es el procedimiento básico. En una próxima entrada, detallaré algunas opciones avanzadas y responderé a las preguntas que me dejes en un comentario. :-)