Comparación entre blog, página y sitio web

Comparación entre blog, página y sitio web

La tabla a continuación te presenta las principales diferencias entre blogs, páginas web y sitios web. Tiene el propósito de aclarar una de las confusiones más comunes que he encontrado entre los bloggers principiantes (y no tan principiantes).

Espero que te sea útil. De ser así, déjame saber en un comentario. Si tienes preguntas, también.

Blog Página web Sitio web
ES un tipo especial de sitio web. Es parte de un sitio web. ES un sitio web.
Necesita actualizarse frecuentemente, digamos al menos cada 15 días. Necesita actualizarse muy esporádicamente, digamos que semestral o anualmente.
No requiere conocimientos especializados de diseño web. Requiere conocimientos especializados de diseño web.
Contiene una página principal, dinámica * y otras secundarias, estáticas *. ES una página estática *. Contiene una página principal y otras secundarias, todas estáticas *.
Da la posibilidad de que los lectores contribuyan con comentarios. En general, no da esta posibilidad.
Su contenido se ordena automáticamente en orden cronológico, de más reciente a más antiguo. Su contenido se ordena manualmente, generalmente por temas. Su contenido se ordena por páginas, a través de un menú.
Su contenido puede ordenarse por categorías y por tags. No permite ordenamiento por categorías o tags.
Permite siempre cambiar por completo el diseño, sin tener que reconstruir el blog. A menudo, cada vez que se cambia por completo el diseño se debe reconstruir la página o el sitio web.

* En la web existe lo que se llama contenido estático y contenido dinámico.

El contenido estático en una página, como su nombre lo indica, no se “mueve”. Tú diseñas y construyes una página web (estática), regresas dos meses más tarde y la encuentras exactamente igual.

Una página con contenido dinámico, como su nombre también lo indica, “se mueve”. Tú publicas una entrada en tu blog y ella aparece automáticamente “arriba” en la página principal de tu blog (dinámica). Es lo primero que ve un visitante cuando va a tu blog. Dos meses más tarde, ese visitante regresa y no ve esa entrada, sino la que publicaste hace 2 días, la más reciente. La otra se encuentra cuatro, cinco o diez entradas más “abajo”.

La página principal de tu blog, llamada “Inicio” o “Home”, es dinámica. Las otras páginas son estáticas.

Esta es la razón de por qué no puedes “enviar” contenido automáticamente a otras páginas.

En esta entrada encuentras información más detallada sobre lo que acabas de leer.

Anuncios

El menú en WordPress.com

Una buena parte de las plantillas (temas) de WordPress tienen ya la función de Menús incorporada. En esta entrada, prometida hace ya un buen tiempo, revisaremos el “Qué es” y el “Cómo se hace” de los Menús personalizados.

Qué es el Menú

Es una función muy útil para los bloggers que tienen una gran variedad de platos para servir en su blog. El menú le dice a tus lectores qué tienes tu blog para ofrecerles y a dónde ir.

El menú es una lista (puede ser desplegable o no) de opciones de navegación en la que puedes combinar páginas, categorías y enlaces.

Dónde se coloca el Menú

Dependiendo de tu plantilla, tienes tres opciones:

  • Puedes colocarlo en tu barra de menú, en el encabezado de tu blog. La mayoría de las plantillas que permiten una imagen personalizada de cabecera tienen esta opción.
  • Puedes colocarlo en tu barra de navegación (sidebar). La mayoría de las plantillas tiene esta opción disponible, sea que permitan imagen de cabecera o no.
  • Puedes, perfectamente, no tener un menú.

Preparativos

Antes de comenzar, necesitas tener resueltas tres cosas previas:

  1. Debes comprender bien qué son y para qué sirven las páginas, categorías y enlaces. De otro modo, te volverás un lío.
  2. Tu menú debe estar mínimamente diseñado. Debes saber qué colocarás en él, en qué orden y, si tu menú será desplegable, cuáles ítems se subordinarán a cuáles otros. Si vas a incluír páginas, debes crearlas antes de armar tu menú. Lo mismo con las categorías.En los menús horizontales (los que van en el encabezado), el espacio es limitado y tus ítems deben ocupar UNA línea, no más. Cuántos ítems puedes colocar en tu menú horizontal depende por completo del diseño de la plantilla que has escogido.
  3. Parece obvio, pero no está de más decirlo: tu plantilla debe aceptar menús. ¿Cómo saber si los acepta? Ve a tu Escritorio —> Apariencia. En el tercer lugar, debe aparecer la opción “Menús”. Si no está, tienes dos opciones: cambias la plantilla o cambias de opinión respecto a querer un menú en tu blog.

6 pasos para crear tu Menú

A fin de comprender bien lo que sigue, abre tu Escritorio en otra ventana o pestaña de tu navegador, para que vayas viendo (y haciendo) estos pasos a medida que te los explico.

  1. Ve a tu Escritorio —> Apariencia —> Menús, allí le pones un nombre a tu Menú y haces clic en el botón “Crear Menú”. Ahora estás en el editor de menús. Funciona como el editor de widgets. A la izquierda, tienes una columna con los items que puedes agregar a tu menú: Enlaces, Páginas y Categorías. A la derecha, la columna donde construyes y editas tu menú.
  2. Aquí lo primero es colocar este menú en tu blog. En la columna de la izquierda, arriba, donde dice “Ubicación del Tema”, selecciona el menú que acabas de crear y haz clic en el botón “Guardar”. Esto es vital si no quieres trabajar en balde.
  3. Comienza con las páginas que vas a agregar a tu menú. Selecciónalas en la columna de la izquierda y haz clic en el botón “Añadir al menú”.
  4. Ya tienes tus páginas en la columna de la derecha.Ahora, ordénalas y establece las jerarquías arrastrando y soltando los ítems. Si algunas páginas van a subordinarse a otras, arrástralas un poquitín hacia la derecha. Ten paciencia, requiere un poco de práctica.

    Esta jerarquía, esta subordinación de algunos ítems a otros, es lo que hace que tu menú se despliegue cuando colocas el cursor sobre un ítem.

    Al final debe quedarte algo como lo que ves en la imagen de la izquierda (clic para ampliar).

  5. Repite los pasos 3 y 4 con las categorías y enlaces que desees agregar a tu menú, estos los encuentras en la columna de la izquierda.
  6. Cuando estés feliz con el resultado, haz clic en el botón “Guardar Menú”. Si tu plantilla acepta menús en el encabezado, se irá allí automáticamente. Si no, debes colocarlo como un widget en tu barra de navegación.

Este es el procedimiento básico. En una próxima entrada, detallaré algunas opciones avanzadas y responderé a las preguntas que me dejes en un comentario. :-)

Ya tenemos “tags” en WordPress.com

Hace unas tres semanas WordPress.com puso la función de “tags” (etiquetas) a disposición de sus usuarios. Estuve probándolas en este tiempo y veo que funcionan de lo más bien, como era de esperarse. :-)

En este caso, una tag es una palabra clave (puede ser más de una) que, al igual que las categorías sirven para dos fines: Como índice de contenido y para atraer lectores a tu blog.

Diferencia entre tag y categoría

No hay ninguna diferencia en lo que son y en lo que hacen. Es decir, puedes usar en tu blog sólo categorías y obtendrás un resultado determinado. Por el contrario, puedes usar sólo tags y obtendrás exactamente el mismo resultado.

Las únicas diferencia entre las tags y las categorías son las formas de asignarlas a una entrada y de mostrarlas en tu blog.

Las categorías se marcan o se añaden en la barra derecha de tu panel de control al redactar una entrada y las tags, separadas por comas, se escriben abajo de la caja de texto, en la misma página.

Ahora bien, si usas ambas y las combinas de manera sensata, puedes obtener un resultado mucho mejor que si sólo usas tags o sólo categorías.

Ventajas de usar tags y también categorías

Las ventajas se pueden resumir en una mayor comodidad para tus lectores al navegar por tu blog, e igualmente para los buscadores y sus arañas.

Para la organización de tu blog (comodidad para tus lectores)

Usar tags y categorías es como ponerle dos índices a tu blog.

En WordPress, las categorías funcionan mejor como “Índice general” con el cual organizar tus temas principales, idealmente menos de 15.

Las tags van mejor como un detallado “Índice de materias”, que puede ser mucho más largo.

Un ejemplo del uso combinado de tags y categorías, según lo anterior, sería el de una entrada llamada “Mis vacaciones en México”.

Esta entrada se archivaría en tu categoría Viajes o Mis viajes por el mundo. Las tags correspondientes, dependiendo del contenido, serían algo como: México, turismo, Puebla, Tenochtitlán, chile, mole poblano, tacos, platería, aztecas, El Zócalo, etc.

Naturalmente, no es necesario agregar tantas tags a cada entrada. A veces bastará con una. Tal vez ninguna. A veces, necesitarás cuatro o cinco, siempre dependiendo de tu contenido.

Para la navegación de los buscadores y sus arañas

Al tener una lista mucho mayor de tags, pues tienes más “lucecitas” en medio del mar, para atraer lectores.

Sin embargo, esta es una función que puede ser abusada y en este caso tarde o temprano perderá su utilidad. Cuando esto ocurre, se considera una forma de spam, algo en lo que de ninguna manera quieres caer. Para evitarlo, usa siempre las tags que realmente correspondan al contenido de tu entrada.

Mostrar o no mostrar tus tags

Esta es una decisión que toca los aspectos de diseño y de navegación en tu blog.

Esto significa que si lo haces bien, mostrarlas puede ser de gran ayuda para la orientación de tus lectores (y buscadores); exactamente como un buen índice.

Por el momento, las tags sólo se pueden mostrar en tu barra lateral, a través del widget llamado “nube de etiquetas”. A diferencia de tus categorías, las tags no se muestran como lista ni como menú desplegable. Tampoco puedes desplegarlas en una página.

Por esta razón, si tus tags tienen varias palabras y/o tu barra lateral es estrecha y/o si tienes demasiadas, no se verán bien en tu barra lateral y lo que lograrás será aumentar la confusión de tus lectores.

Yo espero que en un día no muy lejano WordPress.com permita la publicación de una Página completa donde exhibirlas, como en el caso del propio blog de WordPress. Esta sería una función muy útil para orientar a los visitantes.

Para mostrar tus tags, ve a Panel de Control —> Administrar —> Presentación —> Widgets y arrastra el widget “nube de etiquetas” de la caja “widgets disponibles” a la caja “barra lateral”, en la posición que desees.

La mecánica de publicar una entrada

Antes de entrar a la parte práctica del “cómo se hace”, es bueno que sepas el “qué es”. En este enlace puedes encontrar la respuesta a la pregunta ¿Qué es una entrada?.

Las instrucciones a continuación son para publicar una entrada en WordPress.com por primera vez. Cuando seas ya un experto, sólo necesitarás dar los pasos 1, 4 y 5 y quizá algunos más, pero de tu propia cosecha.

1. Crea una nueva entrada

En la columna de la izquierda de tu Escritorio selecciona Entradas —> Añadir nueva.

WordPress te lleva al Editor de texto. Este editor de WordPress es una sección de tu Escritorio con todas las funciones que necesitas para que tu entrada diga lo que tú quieres que diga y se vea como tú quieres que se vea.

Al centro, ocupando la mayor parte de la página, tienes una caja de texto donde podrás escribir tu entrada y editarla.

En la esquina superior derecha de la caja de texto, verás dos pestañas: “Visual” y “HTML”. Te prometo que, por ahora, no quieres saber absolutamente nada de HTML. ¡Y te prometo que en pocos meses, sí querrás! Haz click en “Visual” y asegúrate de que mientras seas un principiante, tu editor se mantiene de ese modo.

Lo que harás ahora es muy, pero muy simple, ¡sólo 3 pasos más y ya estará publicada tu entrada!

2. Conoce a tus tres mejores amigos

A la hora de editar, el sistema más simple es que aprendas y descubras por ti mismo las opciones que tienes, con una pequeña guía de nuestra parte. En este proceso, tus tres mejores amigos son los botones “Guardar borrador, “Vista previa” y “Publicar”.

Estos botones se ubican a la derecha de la caja de texto.

(Luego de que has publicado tu entrada, si quieres editarla, verás que sólo tienes dos botones que se llaman ahora “Actualizar y “Vista previa de los cambios”.)

El botón Guardar borrador es el que más usarás. Lo que hace este botón es precisamente guardar o salvar lo que has hecho hasta el momento.

El botón “Vista previa” te permite ver, sin publicar nada todavía, cómo va lo que has hecho hasta el momento. Realmente, es una maravilla, porque te deja controlar muy de cerca cada cambio que haces. Cuando haces clic en él se abre una nueva ventana con el “avance” de tu publicación

El botón Publicar, naturalmente, publica lo que has hecho hasta el momento, es decir, lo hace visible para los lectores de tu blog. Mientras no presiones “Publicar”, puedes continuar editando una entrada por horas, días, meses ¡o años! y ésta siempre se archivará como borrador, sin que nadie más que tú la pueda ver

Ahora, es tiempo de que te familiarices con estos mejores amigos: en la nueva entrada que has creado, escribe algo, ponle un título, y practica usar los 3 botones una y otra vez hasta que te sientas cómodo/a con ellos. No te preocupes por ahora de “Publicar” algo no acabado, recuerda que nadie te está leyendo en este momento.

3. Familiarízate con los botones del editor visual

Ahora veremos, o mejor dicho TÚ verás por ti mismo/a, para qué sirve cada botoncito del editor visual.

Podría explicarte cada uno, pero, créeme, te robaría una parte importante de la diversión de aprender. Si estás familiarizado con los editores de texto (por ejemplo Word), seguramente reconocerás para qué sirve la mayoría de ellos.

Simplemente, a) selecciona una o varias palabras del texto que has escrito, b) haz click en uno de ellos, c) salva y d) mira el “preview”, en ese orden, una y otra vez hasta que conozcas bien cada uno de los botones. Practica, practica, practica con ellos. No olvides que nadie más está viendo lo que haces. Esta es la mecánica básica de producir una entrada.

Cuando hayas terminado y te sientas cómodo/a con cada uno de ellos, te sorprenderá TODO lo que ahora eres capaz de hacer.

4. Asigna tu o tus categorías

Este es el último paso para publicar una entrada. A la derecha de la caja de texto hay varias opciones de funciones. La segunda opción es la de las categorías. Si está cerrada, ábrela haciendo clic en la flechita gris a la derecha de la palabra “Categorías”. Abajo  aparece un enlace que dice “+ Añadir nueva categoría”. Si deseas agregar una, haces clic en este enlace, la escribes (trata de que sean pocas palabras), haz clic en el botón “Añadir” y ya!

En futuras entradas irás acumulando tu lista de categorías y sólo necesitarás marcarlas.

5. Para terminar, publica, revisa y corrige tu entrada

Ahora, haz clic en el botón “Publicar”, para hacer visible tu entrada al mundo. Luego, haz clic en “Vista previa de los cambios” y tómate unos minutos para darle una revisión final y asegurarte de que no hay errores de ningún tipo. Si encontraste alguno, corrígelo y ¡ya está! Ahí tienes tu primera entrada. ¡Felicidades! ¡Buen trabajo! Ahora, no sería mala idea que nos contaras ahora cómo te fue con esto, dejándonos un comentario, a modo de “Historia de Exito”. :-)

Si haces esto regularmente durante unas 4 o 5 semanas, podrás ser un blogger (alguien que tiene y mantiene un blog) de verdad. :-D