¿Valen la pena las “mejoras” de WordPress?


Ornitottero (macchina volante) c. 1490, Leonardo

Hay un dicho que dice que las mejores cosas en la vida son gratis. He podido comprobar que es cierto en buena medida. También en WordPress.com. A cambio de nada… bueno, a cambio de un anuncio por cada entrada que visitan nuestros lectores no-frecuentes, Matt y su pandilla nos ofrece a sus usuarios:

  • un magnífico y amigable sistema de gestión de contenidos;
  • montones de plantillas, más de 75, bastante buenas las primeras, maravillosas las más recientes;
  • un sistema integrado de estadísticas que no nos deja dormirnos en nuestros laureles;
  • un excelente, magnífico, editor de texto y de imágenes;
  • un sistema de etiquetas que realmente contribuye a enviar tráfico a tu blog;
  • los servicios de Akismet, el asesino de spam más temido de la blogósfera;
  • tres vías de soporte: documentación, extensa, detallada y clara (sólo en inglés por el momento); foros (en 50 idiomas) y soporte personal por correo, que realmente funciona, lo he comprobado en muchas ocasiones;
  • robustez de los servidores, en tres años mi blog nunca “se ha caido”
  • la posibilidad de exportar tu blog completo, si decides cambiar de usuario, si quieres guardarlo por un tiempo fuera de línea o también si enloqueces repentinamente y decides irte a otro gestor de contenido;
  • varias opciones de privacidad, tanto para tu blog, como para entradas individuales;
  • las famosas Páginas de WordPress, que hacen de tu blog un verdadero website, hecho y derecho;
  • la posibilidad de seguirle la pista a los comentarios que has dejado en otros blogs de WordPress.com para ver las respuestas y otros comentarios;
  • la posibilidad de cambiarle la tipografía a tu blog, con TypeKit;
  • y unas cuantas cosas más.

Parece que estos chicos consideraron que no era suficiente, así que crearon lo que se llama en español “mejoras” (upgrades) o –con mayor elegancia– las funcionalidades premium. Son apenas seis, pero vale la pena considerarlas como opciones, sea presentes o futuras.

  • Cero Publicidad. WordPress coloca anuncios en tus entradas. Es probable que nunca los hayas visto, tampoco tus lectores fieles (usuarios de WordPress, sean bloggers o no). Son mágicos. Sólo los ven los “extranjeros”. Y aunque son lo que permite que toda la lista de servicios que acabas de leer sea completamente gratis, es natural que nadie los quiera tener. La mejora que te libra de ellos por todo un año cuesta US$ 29.97. Personalmente, he decidido que “Ojos que no ven….”; aunque pensándolo bien, he comprobado que este refrán no es infalible, al menos no en todos los casos….
  • Para que seas dueño de tu dominio: Es muy fácil y tu-propio-nombre.com, o .org, o .net, se verá muy, pero muy bien. Sólo cuesta US$ 14.97 por año. Si ya tienes tu propio dominio registrado, solamente debes pagar US$ 9.97 anualmente.
  • VideoPress. Todos los usuarios podemos colocar en nuestras entradas y/o en los widgets de nuestras barras de navegación videos de YouTube, Flickr, Blip.tv, DailyMotion, Kyte.tv, LiveVideo, PodTech, Redlasso, Splashcast, TED Talks, Viddler, Videolog, Vimeo y Vodpod. En la columna azul de la derecha de este artículo de Soporte encuentras los códigos para incrustar cada una de estas opciones.

    Si esto no es suficiente para ti; o si en tu blog quieres publicar tus propios videos, en alta definición (HD), y sin tener que publicarlos previamente en YouTube o cualquiera de los otros sitios, entonces VideoPress es para ti. Con esta opción, puedes subir videos directamente en los formatos .mp4, .m4v (MPEG-4), .mov (QuickTime), .wmv (Windows Media Video), .avi, .mpg, .ogv (Ogg), .3gp (3GPP) y .3g2 (3GPP2). Esta mejora cuesta US$ 59.97 al año.

  • Almacenaje extra. WordPress nos ofrece 3 GB de espacio de almacenaje gratis en cada blog. Si necesitas más, puedes añadir de 5GB a 100 GB de espacio a tus anaqueles. Además, obtienes la luz verde para cargar archivos especiales, como MP3. Obtienes esta mejora con un pago único de entre US$ 19.97 (5 GB) y US$ 289.97 (100 GB), dependiendo de la cantidad de espacio que desees agregar. Es algo impresicindible si planeas subir una gran cantidad de archivos de media, especialmente los audiovisuales.
  • CSS a tu medida. Si quieres rediseñar tu plantilla o crear una propia, de cabo a rabo, esta mejora espera por ti. Es muy sencillo hacerlo…. luego de que sabes cómo. Requiere bastantes conocimientos y práctica previa, si esperas un resultado que valga la pena el esfuerzo. En pocos días puedes presumir del blog que siempre soñaste, por apenas US$ 14.97 al año. Esta es mi favorita de todas las mejoras. ¿Me preguntas si vale la pena? ¡Absolutamente!….. después de que has aprendido cómo hacerlo. Y, como descubrió recientemente mi vecino, ¡ni siquiera tenemos que irnos a WordPress.org! Podemos tener lo mejor de ambos mundos, aquí mismo en casa.
  • Usuarios ilimitados. Esta es una mejora dirigida a los blogs privados. Si tu blog lo es, sabes que puedes permitir acceso solamente a 35 usuarios seleccionados por ti. Con esta opción de mejora, puedes crear una comunidad sin límites de usuarios seleccionados que tengan acceso a tu blog. Adquirirla cuesta US$ 29.97 al año.

Para acceder a estas opciones, sólo ve a tu Tablero y allí, en la columna de la izquierda, selecciona Mejoras y entonces sigue las simples instrucciones, tarjeta de crédito en mano, naturalmente.

WordPress te reembolsará lo que hayas pagado si por cualquier razón no estás conforme con lo que acabas de adquirir. Cada mejora tiene un tiempo límite de reclamo, desde 48 horas hasta 30 días. Si lo piensas ¡es imposible salir perdiendo, sólo se te permite ganar!

Entonces, yo te pregunto a ti: ¿Valen la pena las “mejoras” de WordPress.com?

Anuncios

Sitios web, páginas web y blogs

He observado que, en general, las personas no diferencian entre “página web”, “sitio web” y “blog”. Para la gran mayoría, todo se reduce a “página web”.

En cierto modo, podrían tener razón, pero merece la pena aclarar y diferenciar estos tres conceptos.

Una página web es, como su nombre lo indica, una página que contiene toda clase de elementos y que se despliega en tu pantalla cuando haces click en un enlace o cuando escribes su “dirección” en la parte superior de tu navegador. Pueden ser cortas y así puedes verlas por completo en la primera mirada, o pueden ser muy largas y así, necesitas “navegar hacia abajo” durante un tiempo para llegar al final.

Las páginas web siempre contienen algún tipo de texto, información o datos de alguna clase, normalmente contienen enlaces a otras páginas y a menudo contienen imágenes. Además, pueden incluír muchos otros elementos, como anuncios, videos, instrumentos para navegar (un tipo especial de enlace), instrumentos para interactuar con el dueño/a de la página (como foros, cajas para chatear, formularios para contactarle, etc.)

Un sitio web es un conjunto de páginas web situadas en un mismo dominio de Internet. Un sitio web puede tener una, dos, cinco, decenas o cientos, y hasta miles de páginas web. Normalmente, un sitio dispone de instrumentos de navegación (botones de enlace, indices, mapas, etc.) para acceder con mayor o menor facilidad a las páginas que lo componen.

Un blog es un tipo especial de sitio web: se actualiza con bastante frecuencia, permite una buena interacción con sus lectores, etc. Sin embargo, si nos ponemos estrictos con las definiciones, los blogs hospedados en WordPress (o en Blogger o en otros similares) serían un subsitio. En nuestro caso, el Sitio sería WordPress.

Si te fijas en el URL de nuestro blog, verás que comienza (como Dios manda), con “http://” luego viene “karenblixen.wordpress.com”. “WordPress.com” es el dominio que comparten todos los blogs alojados en wordpress.com.

Cada blog dispone de un subdominio, que en nuestro caso es “karenvlixen”.

Un blog tiene una página principal que normalmente se llama “Home” que es donde se muestran las entradas más recientes que se han publicado, en orden cronológico inverso (las más recientes arriba y las más antiguas abajo).

Cuando el número de entradas excede las entradas que “caben” en una página del blog, pasan automáticamente a la página siguiente y luego a la siguiente.

En resumen, podríamos decir entonces que un blog es un tipo especial de sitio web y que por tanto se compone de una o varias páginas web.

Los blogs de WordPress, además de estas “páginas para entradas” cuentan con un número prácticamente ilimitado de páginas web para ubicar otros tipos de contenido diferente a las entradas. De este tipo de páginas, hablaremos en la próxima entrada.

En esta entrada encuentras un resumen de todo lo anterior.