La mecánica de publicar una entrada

Antes de entrar a la parte práctica del “cómo se hace”, es bueno que sepas el “qué es”. En este enlace puedes encontrar la respuesta a la pregunta ¿Qué es una entrada?.

Las instrucciones a continuación son para publicar una entrada en WordPress.com por primera vez. Cuando seas ya un experto, sólo necesitarás dar los pasos 1, 4 y 5 y quizá algunos más, pero de tu propia cosecha.

1. Crea una nueva entrada

En la columna de la izquierda de tu Escritorio selecciona Entradas —> Añadir nueva.

WordPress te lleva al Editor de texto. Este editor de WordPress es una sección de tu Escritorio con todas las funciones que necesitas para que tu entrada diga lo que tú quieres que diga y se vea como tú quieres que se vea.

Al centro, ocupando la mayor parte de la página, tienes una caja de texto donde podrás escribir tu entrada y editarla.

En la esquina superior derecha de la caja de texto, verás dos pestañas: “Visual” y “HTML”. Te prometo que, por ahora, no quieres saber absolutamente nada de HTML. ¡Y te prometo que en pocos meses, sí querrás! Haz click en “Visual” y asegúrate de que mientras seas un principiante, tu editor se mantiene de ese modo.

Lo que harás ahora es muy, pero muy simple, ¡sólo 3 pasos más y ya estará publicada tu entrada!

2. Conoce a tus tres mejores amigos

A la hora de editar, el sistema más simple es que aprendas y descubras por ti mismo las opciones que tienes, con una pequeña guía de nuestra parte. En este proceso, tus tres mejores amigos son los botones “Guardar borrador, “Vista previa” y “Publicar”.

Estos botones se ubican a la derecha de la caja de texto.

(Luego de que has publicado tu entrada, si quieres editarla, verás que sólo tienes dos botones que se llaman ahora “Actualizar y “Vista previa de los cambios”.)

El botón Guardar borrador es el que más usarás. Lo que hace este botón es precisamente guardar o salvar lo que has hecho hasta el momento.

El botón “Vista previa” te permite ver, sin publicar nada todavía, cómo va lo que has hecho hasta el momento. Realmente, es una maravilla, porque te deja controlar muy de cerca cada cambio que haces. Cuando haces clic en él se abre una nueva ventana con el “avance” de tu publicación

El botón Publicar, naturalmente, publica lo que has hecho hasta el momento, es decir, lo hace visible para los lectores de tu blog. Mientras no presiones “Publicar”, puedes continuar editando una entrada por horas, días, meses ¡o años! y ésta siempre se archivará como borrador, sin que nadie más que tú la pueda ver

Ahora, es tiempo de que te familiarices con estos mejores amigos: en la nueva entrada que has creado, escribe algo, ponle un título, y practica usar los 3 botones una y otra vez hasta que te sientas cómodo/a con ellos. No te preocupes por ahora de “Publicar” algo no acabado, recuerda que nadie te está leyendo en este momento.

3. Familiarízate con los botones del editor visual

Ahora veremos, o mejor dicho TÚ verás por ti mismo/a, para qué sirve cada botoncito del editor visual.

Podría explicarte cada uno, pero, créeme, te robaría una parte importante de la diversión de aprender. Si estás familiarizado con los editores de texto (por ejemplo Word), seguramente reconocerás para qué sirve la mayoría de ellos.

Simplemente, a) selecciona una o varias palabras del texto que has escrito, b) haz click en uno de ellos, c) salva y d) mira el “preview”, en ese orden, una y otra vez hasta que conozcas bien cada uno de los botones. Practica, practica, practica con ellos. No olvides que nadie más está viendo lo que haces. Esta es la mecánica básica de producir una entrada.

Cuando hayas terminado y te sientas cómodo/a con cada uno de ellos, te sorprenderá TODO lo que ahora eres capaz de hacer.

4. Asigna tu o tus categorías

Este es el último paso para publicar una entrada. A la derecha de la caja de texto hay varias opciones de funciones. La segunda opción es la de las categorías. Si está cerrada, ábrela haciendo clic en la flechita gris a la derecha de la palabra “Categorías”. Abajo  aparece un enlace que dice “+ Añadir nueva categoría”. Si deseas agregar una, haces clic en este enlace, la escribes (trata de que sean pocas palabras), haz clic en el botón “Añadir” y ya!

En futuras entradas irás acumulando tu lista de categorías y sólo necesitarás marcarlas.

5. Para terminar, publica, revisa y corrige tu entrada

Ahora, haz clic en el botón “Publicar”, para hacer visible tu entrada al mundo. Luego, haz clic en “Vista previa de los cambios” y tómate unos minutos para darle una revisión final y asegurarte de que no hay errores de ningún tipo. Si encontraste alguno, corrígelo y ¡ya está! Ahí tienes tu primera entrada. ¡Felicidades! ¡Buen trabajo! Ahora, no sería mala idea que nos contaras ahora cómo te fue con esto, dejándonos un comentario, a modo de “Historia de Exito”. :-)

Si haces esto regularmente durante unas 4 o 5 semanas, podrás ser un blogger (alguien que tiene y mantiene un blog) de verdad. :-D

Anuncios

¿Qué es una “entrada”?

Una entrada es la unidad de publicación en un blog.

Cada artículo que publicas, cada video que “subes”, con o sin comentarios de tu parte, cada crónica fotográfica que das a conocer al mundo como autor/a de tu blog, es una entrada. Esto que estás leyendo en este momento, es una entrada.

Una entrada se llama “post” en inglés. “Post”, como verbo, también significa “publicar”. Es muy probable que sepas que los expertos en el mundo Web utilizan –sin importar su lengua madre– una gran cantidad de terminología en inglés. Por esa razón, tarde o temprano, es probable que termines diciendo “voy a ‘postear’ una entrada” o “¿Posteaste algo hoy?” y entonces, todos los puristas de nuestro hermoso idioma, fruncirán la nariz y te mirarán con desprecio, o abrirán los ojos de par en par, presas del horror más profundo. Sin embargo, es algo bastante inevitable. ;-)

WordPress archiva tus entradas según el mes en que las publicas y también, según la categoría que les has asignado. Eso significa que tus lectores pueden buscar todas las entradas que publicaste en Abril, por ejemplo, o buscar todas las entradas con tu categoría de “Derechos Humanos”, y así sucesivamente.

La fecha se asigna automáticamente (aunque la puedes cambiar, luego veremos cómo) y la o las categorías se las puedes asignar tú al momento de redactar tu entrada. Si no se la asignas, no pasa nada: la entrada automáticamente se archiva como “uncategorized” (sin categoría). Más adelante, cuando estés más familiarizado/a con el asunto, puedes establecer, crear, cambiar o borrar tus categorías.

La fecha y las categorías son las informaciones básicas que se asignan a cada entrada.

WordPress te da muchas otras opciones, algunas de ellas serán visibles para tus lectores y otras no, dependiendo de la plantilla que elijas. Por ejemplo, puedes determinar si permitirás o no comentarios de tus lectores en tu entrada; tienes la opción de publicarla con una contraseña (password) para que sólo quienes tú elijas la puedan ver; puedes guardarla como borrador, pendiente de la revisión de otra persona y también puedes publicarla de manera pública (valga la redundancia) o privada. Todas estas opciones se encuentran en tu panel de control, bajo tu editor de texto.


Entrada revisada y actualizada: Abril de 2008.


Cómo comenzar tu blog

Esta es una versión revisada en febrero de 2012 de un artículo originalmente escrito en junio de 2007. Puedes considerarlo tu Biblia –o tu Génesis para ser más exacta– en el proceso de comenzar un blog. Hay mucha información por ahí, quizás demasiada. Este es el fundamento más básico imaginable para comenzar un blog por primera vez, desde cero:

1. IGNORA los términos técnicos que ves por todos lados.

RSS, SEO, AdSense, Technorati, Digg, blogroll, plugin…. Si tienes una de estas palabras o siglas zumbando en tu cabeza y no estás seguro/a si pertenece o no a la lista de “ignorar”, asume que sí pertenece. Ignórala. No te preocupes, más adelante tendrás tiempo más que suficiente de aclarar cada uno de estos términos, como dios manda. Es correcto: NO NECESITAS SABER nada de eso en este momento.

2. Escoge un tema para tu blog -puedes cambiarlo después, cuando sepas lo que estás haciendo.

Simplemente, escoge algo que parezca bueno, y si luego resulta que no lo es, lo intentas de nuevo. Sabrás cuando hayas encontrado el que es perfecto para ti. Y aunque parezca obvio, no siempre lo es: escoge un tema que te interesa mucho o sobre el que tengas mucho que decir.

Y algo aún más obvio, algo tan, pero tan obvio, que a veces se pasa por alto: se supone que escribirás sobre ese tema y, como blogger, eso es lo que harás. Se trate de noticias, de música, de derechos humanos, de arte, de reflexiones personales, de un mundo libre de drogas, o de ecología local; un blog que únicamente reproduce artículos que alguien más escribió o que únicamente sube videos creados por alguien más, no es realmente un blog, por definición. Se supone que harás un aporte, y que –pequeño o grande– crearás algo que antes no estaba ahí.

3. Tómate dos segundos para decidir dónde hospedar tu blog.

Olvídate de que hay millones de opciones. Te daré una sola: WordPress.com. Luego de casi cinco años trabajando en esto, te aseguro que no no necesitas otra cosa. Si aún no lo has hecho, abre una cuenta. No te preocupes demasiado por lo que pongas durante el proceso. Cualquier “daño” hecho, se puede reparar más adelante.

Ve a este enlace y sigue las simples instrucciones para registrarte y abrir tu cuenta. El nombre de usuario que escojas al inicio, te dará el URL de tu blog. Por ejemplo, si quieres que tu URL sea “http://vive-feliz.wordpress.com”, tu nombre de usuario debe ser “vive-feliz”.

Ten en cuenta que las URLs no permiten espacios. Debes llenarlos con guiones o “rayitas abajo”.

4. Publica algo AHORA.

No te digas que lo harás mañana. Escribir en un blog, ser un blogger o una bloggeresa, tiene que ver con tener el valor de decir algo. No tengas miedo de sonar estúpido/a porque, créeme, nadie está leyendo tu blog en este momento. Publica cualquier cosa. Puedes arreglar las entradas malas cuantas veces quieras más adelante. Por ahora, sólo comienza a escribir.

Es una buena idea definir un objetivo para comenzar –que puede ser de 3 a 5 entradas– y considerar que has cumplido el objetivo de “comenzar” cuando tengas ya escritas, revisadas, corregidas y publicadas esas 3, 4 o 5 entradas. En esta entrada, están los detalles de cómo hacerlo.

5. Practica, practica, practica. Publica, publica, publica.

Pronto encontrarás el botón de enlaces y crearás un enlace. Encontrarás las cajas de categorías y etiquetas y establecerás una categoría o una etiqueta. Tal vez no encuentres esas funciones por semanas. No te preocupes. Estás practicando. Y si sucede que escribes algo realmente bueno, puedes destacarlo más adelante, cuando la gente te esté leyendo.

6. Ignora tu falta de lectores.

La parte más difícil de todo esto es publicar de manera regular. No te distraigas con la promoción de tu blog hasta que estés seguro/a que quieres y puedes hacerlo realmente bien.

Eso es todo. Si logras publicar en tu blog regularmente durante un mes, puedes ser un blogger o una bloggeresa. Luego de haber llegado al número 6 de esta lista de pasos, continúa publicando por un mes, vuelve a leer esta entrada y comienza a revisar, uno a uno, los temas que te dije que ignoraras. Asegúrate de no pasar al siguiente antes de haber comprendido completamente cada uno de aquellos que te interesen, no todos lo harán.

Si tienes cualquier duda o pregunta sobre esta entrada, sólo déjame un comentario y con gusto te responderé.

Regresa a Las Rutas de Navegación.

Las Rutas de Navegación

Lo primero es saber qué clase de navegante eres tú…

Aspirante no muy convencido aún. Si eres de los que en el día más caluroso, meten con temor el dedito gordo del pie en el agua antes de darse un chapuzón, pero a pesar de eso estás considerando la posibilidad de crear tu propio blog, comienza por aquí.

Aspirante decidido. Si eres de los que de tanto ver blogs buenos y buenísimos, arden en deseos de comenzar a construír el suyo, y aunque no saben nada del asunto, sí saben que harán que salga bien, sigue esta ruta.

Aprendiz aplicado. Si perteneces a los osados navegantes que han comenzado desde cero la construcción de su propio navío, pero aún no terminan el casco, continúa con este itinerario.

Pre-profesional. Si tu nave ya está terminada y sólo te faltan los detalles decorativos y las rutas más recomendadas, pues simplemente da un paseo por nuestros archivos por tema y mira a ver qué te apetece leer hoy. Además, tal vez quieras compartir tus éxitos con nuestros lectores, en este enlace.


Ruta para pre-aspirantes a blogger.

  1. Lee esta entrada: ¿Calificas para blogger?.
  2. Lee esta historia de éxito: ¡Sí se puede!
  3. Decide convertirte en un blogger o decide que no lo harás por ahora.

Si decidiste hacerlo, ¡muy bien hecho! Ahora eres un aspirante. Pasa a la siguiente ruta. :-)


Ruta para aspirantes a blogger profesional.

  1. Lee esta entrada: ¿Calificas para blogger?.
  2. Lee la sección “Lo que espero de ti”, en la Página de bienvenida.
  3. Lee esta entrada: Cómo comenzar tu blog.
  4. Sigue al pie de la letra los seis pasos de la entrada anterior.
  5. Date cuenta de que ya tienes tu blog. ¡Felicidades!
  6. En esta página, déjanos saber de tus éxitos.
  7. Lee esta entrada: WordPress es donde estás.

¡Muy bien hecho! Ahora eres un aprendiz. Pasa a la siguiente ruta. :-)


Ruta para Aprendices dedicados.

  1. En una nueva unidad de tiempo (como si nunca la hubieras leído antes), lee esta entrada: Anatomía de tu blog.
  2. Lee esta entrada: Qué es el Escritorio.
  3. Lee esta entrada: Sitios web, páginas web y blogs.
  4. Lee esta entrada: Las Páginas en WordPress.
  5. Lee esta entrada: Más sobre tus Páginas.
  6. Determina cuáles páginas vas a necesitar y créalas. Esto se hace en el Panel de Control (Tablero) —> Redactar —> Página. De ser necesario, reordénalas. Si tienes dudas o preguntas, déjame un mensaje.
  7. Lee esta entrada: Las categorías en WordPress.
  8. Lee esta entrada: Ya tenemos “tags” en WordPress.com.
  9. Determina cuáles categorías y/o tags vas a necesitar y créalas de acuerdo a las instrucciones que acabas de leer. Revisa tu barra de navegación para asegurarte que el resultado final es el que buscas. De ser necesario, haz los ajustes correspondientes. Si tienes dudas o preguntas, déjame un mensaje.

Entrada revisada y actualizada: Febrero de 2012.