Un poco de privacidad, por favor

A veces quieres cierta privacidad. Algunas veces, un poco más y otras, un poco menos. En WordPress.com puedes escoger entre varias opciones y niveles, para utilizar el que más se ajuste a lo que necesitas o deseas, tanto para tu blog, como para cada una de tus páginas y entradas.

Antes de de comenzar, hay un tema con el que necesitas estar familiarizado: el tema de los usuarios en WordPress (WP). Si conoces bien el tema, sigue adelante. Si no, revisa esta entrada, se trata de algo bien sencillo.

Tu blog: Público, privado o 50-50…

WP te proporciona tres opciones de privacidad para tu blog:

    Privacidad 0% (Público). Tu blog será visible para todo el mundo, incluyendo motores de búsqueda. Esta es la opción que utiliza la mayoría de los bloggers. Permite que todo el mundo pueda leer tu blog y que tu blog sea accesible a los motores de búsqueda y a sitios de contenido.

    Privacidad 50% (Semi privado): WP bloquea tu blog de los motores de búsqueda, pero permite que lo vean los visitantes normales. Si desea que todos los visitantes humanos puedan leer tu blog, pero quieres bloquear arañas y otros rastreadores para motores de búsqueda, ésta es tu opción.

    Privacidad 100% (Privado): Tu blog será visible únicamente para los usuarios que tú elijas.

Para determinar el nivel de privacidad de tu blog, vas a tu Panel de Control (Tablero) —> Opciones —> Privacidad y seleccionas una de las tres. Si seleccionas la tercera opción, estarás creando un blog privado. Cuando la seleccionas, aparece otra página, donde determinas los usuarios que podrán ver y leer tu blog.

¿Pero qué sucede cuando la privacidad que deseas es sólo para algunas entradas o páginas? Afortunadamente, los muchachos de WP ya lo tienen resuelto.

Privacidad en entradas y páginas

Tu blog puede tener “Privacidad Cero”, es decir, ser un blog público, y aún así limitar el acceso a una parte de su contenido.

Es muy sencillo. Para hacerlo, nos trasladamos al editor de texto, sea de las entradas o de las páginas: Panel de Control —> Entradas/Páginas —> Editar.

Una vez allí, en la columna de la derecha, arriba, en la caja llamada “Publicar” verás la opción “Visibilidad”. Al hacer clic en el enlace “Edit”, te aparecen tres opciones: Público, Protegida con contraseña y Privada. Simplemente, selecciona la que desees para tu entrada o página.

La opción por defecto es la de “Público“. Todas las personas que pueden leer tu blog, pueden leer esta entrada.

Si escoges la segunda, “Protegida con contraseña” te aparecerá una caja de texto para escribir la contraseña, que luego deberás dar a las personas que permitirás leer la entrada.

Si escoges la tercera “Privada“, sólo podrán verla los Administradores y Editores de tu blog. No estará accesible para búsquedas, feeds ni directorios. Una página o entrada puede ser privada sin necesidad de una contraseña.

Pienso que eso es todo en cuanto al tema de la privacidad. Si tienes alguna pregunta, déjame un comentario en esta entrada y con gusto te responderé. Si no tienes ninguna, tus comentarios son igualmente bienvenidos.

¡Feliz Otoño/Primavera!
:-)

Anuncios