Qué son los “usuarios”

Aunque se trata de algo muy sencillo, el tema de los usuarios en WordPress (WP) a veces se presta a confusión, ya que se designa con la misma palabra a dos funciones un poco diferentes: WP les llama del mismo modo a SUS usuarios que a TUS usuarios.

Los usuarios de WordPress

Para WordPress (WP), cada dueño de una cuenta es un usuario. Como tal, tienes toda una sección en tu Panel de Control (Tablero) donde puedes agregar, cambiar y quitar información sobre ti, desde tu avatar, hasta tu contraseña, pasando por tu “nick” (alias) y tu correo electrónico.

Hay otros datos (como información biográfica, Sitio Web, o nombres de usuario para chat) que tienes la opción de agregar a tu perfil, pero ni tú ni WP los necesitan por ahora.

Esta Sección está en Panel de Control (columna izquierda) —> Usuarios —> Tu Perfil.

Cuando abriste tu cuenta, WP te preguntó si querías un nombre de usuario y un blog o solamente un nombre de usuario. Como blogger, o aspirante, pediste también un blog. Si hubieras querido continuar siendo un lector, habrías pedido sólo un nombre de usuario.

Entonces, para WoredPress, hay usuarios-bloggers y usuarios-lectores. Ambos disponen de un Panel de Control y de ciertas opciones para configurar su perfil.

Como usuario-blogger, al momento de abrir tu blog asumes automáticamente el rol de Administrador (Admin)>. Éste es el rol de mayor poder y, por tanto, de mayor responsabilidad en un blog. Como Admin de tu blog, puedes compartir este poder y responsabilidad con otros usuarios de WP. Al hacerlo, los conviertes en usuarios de tu blog.

Los usuarios de tu blog

Los usuarios de tu blog son más que simples lectores o comentaristas. Son aquellas personas a quienes permites acceso a parte (o a todo) tu Panel de Control. Cada usuario necesita crear una cuenta en WP. Y necesita que le asignes un rol, que será su nivel de poder y responsabilidad sobre tu blog. Estos roles son:

    Admin: Tiene poder de vida o muerte sobre tu blog. Puede hacer todo lo que quiera con él, igual que tú, incluso borrarlo. En general, no se recomienda que compartas con otra persona este nivel de poder/responsabilidad.
    Editor: Puede hacer casi lo que quiera con sus propias entradas y páginas, las tuyas y las de otros usuarios; publicarlas, editarlas, colocarles imágenes o borrarlas. También puede moderar comentarios, manejar categorías, tags y enlaces, y subir imágenes y documentos. Pero no tiene acceso al blog en sí, es decir, no puede hacer cosas como cambiar la plantilla, los widgets, borrarlo, etc.
    Author (Escritor): Puede hacer lo que desee con sus propias entradas, pero no con las de los demás. Tampoco tiene acceso al blog en sí.
    Contributor (Colaborador): Puede escribir y editar sus propias entradas, pero necesita un Admin que se lo apruebe y lo publique. Una vez aprobado y publicado, ya no puede editarlo.

Creando tus propios usuarios

En tu blog de WordPress.com puedes incluir gratuitamente hasta 35 usuarios, en cualesquiera de los roles. Si quieres más, necesitas comprar un upgrade (mejora). Éste se llama “Unlimited Private Users”, cuesta 30 dólares al año y lo encuentras en tu Panel de control en la sección “Mejoras”.

Para convertir a un usuario de wordpress en un usuario de tu blog, necesitas dar tres sencillos pasos:

  1. Ve a tu Panel de Control —> Usuarios —> Autores & usuarios y en la segunda sección: Añadir a un usuario de la comunidad escribes el correo electrónico de la persona que deseas agregar (naturalmente, debe ser el mismo correo con que abrió su cuenta de WP).
  2. Asígnale a esta persona el rol correspondiente.
  3. Haz clic en Añadir usuario. Eso es todo.

Confío en que esta entrada aclare cualquier confusión que pudieras haber tenido.

Anuncios

Más sobre espíritus y avatares

Hace poco más de un año, escribí una entrada introduciendo el tema de los avatares. Hace varias semanas que tenía pendiente la segunda parte porque quería llamar la atención de algunos de mis lectores sobre el particular.

En estos 24 meses en la blogósfera, he visto a más de un blogger cuyo avatar NO está enlazado con su blog, lo cual significa que cuando alguien “picha” su nombre de usuario o su avatar, el pinchador NO va a al blog de estos bloggers, ni a ninguna parte. Esto es terriblemente malo porque así estan des-promoviendo su blog y están, además, cortando una línea de comunicación vital para un blogger, quizá la más importante de todas.

Sin embargo, si es tu caso, no entres en pánico. Puedes arreglarlo con suma facilidad escribiendo el URL de tu blog en Tablero —> Usuarios —> Tu Perfil —> Opciones personales —> Blog Primario.

Nombre de usuario vs alias

Hay dos formas en que se identifica un blogger. La primera es la formal, por llamarle de algún modo, que es como usuario de WordPress. Para eso está el nombre de usuario (que es el mismo que va antes de “wordpress” en el URL de tu blog. Este es uno solo, desde que abriste tu blog y no lo puedes cambiar. Es, digámoslo así, el nombre que te pusieron tus padres cuando naciste y el que aparece en todos tus documentos, te guste o no. Es, por ejemplo, “José María de los Dolores”, o algo así.

Afortunadamente, en WordPress existen también los alias que son como los nombres cariñosos, apodos o nombres informales, como “Pepe”, en el caso anterior. El alias es tu nombre visible en la blogósfera. Es el que aparece en los comentarios que dejas, junto a tu avatar, en las entradas que escribes, en todos lados. El alias puede ser “Tararíquetecris”, o el que tú quieras. Hace un par de meses, yo misma era “Karen Blixen” y ahora sólo soy “Karen”, por ejemplo. Es decir que, además, lo puedes cambiar cuantas veces quieras.

Algunas personas se llaman como sus blogs (su nombre de usuario y el alias es el mismo, o no tienen alias). La gran mayoría tiene un alias. Hay otros (en realidad, sólo conozco a uno y es mi vecino) que ha cambiado el nombre de su blog para que se llame como él. Esto es el súmmum de la autodeterminación en el tema de los blogs y es un ejemplo de que para ser felices es posible adaptar nuestro entorno a nosotros y no “adaptarnos” al entorno (como proclama la sicología que debemos hacer).

Cambiar un alias es muy fácil. Se maneja así (tiene dos pasos):

1. Vas a Tablero —> Usuarios —> Tu Perfil —> Nombre —> Alias. Y escribes ahí “Tararíquetecris” o lo que sea. Salvas (Actualizar perfil).

2. Ahí mismo en Nombre, pero en Display name publicly as seleccionas “Tararíquetecris” o el que acabas de poner. Y salvas.

Usuarios múltiples

Cuando un blog tiene más de un blogger, lo cual no es infrecuente, cada blogger (usuario) debe tener su propio nombre de usuario y su propio avatar o gravatar.

Cada usuario necesita, entonces abrir su propia cuenta de WordPress. Ambos pueden ser usuarios plenipotenciarios (en rol de Admin) del blog, o –lo más frecuente– el blogger principal asigna los roles de los demás a discreción.

De este modo, no confundirán (o enloquecerán) a los demás lectores. En este universo, cada espíritu necesita al menos un cuerpo para ser visto y reconocido y para tener un punto desde el cual emanar y recibir comunicación (lo que técnicamente se llama “terminal”). Igualmente, cada usuario, necesita al menos un avatar. Los avatares son como los cepillos de dientes y las computadoras: no se prestan (o no deberían prestarse).

Sin embargo, a veces no hay remedio y debemos compartir la computadora. Si se da el caso, resulta una verdadera cruz estar abriendo y cerrando sesión en WordPress cada vez que cambia el usuario del blog. La solución es usar diferentes navegadores. Y decirle a WordPress, cuando abras sesión, que te reconozca o te recuerde cada vez que te vea, lo cual hará con mucho gusto.

Espero haber resuelto unas cuantas dudas con esta entrada. De no ser así, simplemente, me dejas un comentario con tus preguntas. Siempre respondo (hay testigos).

¡Feliz verano-en-el-Norte / invierno-en-el-Sur!

Sobre espíritus y avatares

Milla, de Clear Santo Domingo! me pide una entrada sobre los “dibujitos” que aparecen ahora en los comentarios de los lectores.

Un tema “facilito”. El descanso perfecto, tanto para mí como para mis sufridos lectores, luego de las dos últimas entradas ¿no te parece?

Qué es un Avatar

Esos dibujitos son los avatares más recientes asignados por WordPress a cada usuario. Un “avatar” es, en el universo de Internet, una imagen, que puede ser una foto, un dibujo etc., que sirve para identificar visualmente a la persona que escribe.

Si tienes un avatar, cada vez que escribes algo, a tu escrito lo acompaña tu avatar particular. Los avatares se usan en foros, chats, juegos electrónicos, blogs y en cualquier sitio en que quieras presentar determinada imagen a quienes leen lo que has escrito.

Avatar es una palabra bastante mística, no proviene, como la mayoría, del latín ni del griego ¡sino que nada menos que del sánscrito! En la religión Hindú, un avatar es una encarnación humana de los dioses, especialmente de Vishnu. Así, Krishna fue el primer avatar de Vishnu, la principal deidad del Hinduísmo. Siglos después, se ha usado este término para referirse a seres iluminados que “representan” o encarnan a un Dios en forma humana.

Así que debes sentirte muy feliz de tener uno o varios avatares, ya que eso te acerca un poco más a tu verdadera esencia, aunque sea “virtualmente” por el momento. ;-)

Para qué necesitas un Avatar

Bueno, la verdad es que no lo necesitas ¡igual que no necesitas un cuerpo! Tienes uno por la misma razón de por qué tienes un cuerpo: para que los demás puedan verte, identificarte y decir: “Ah, esto lo escribió Heriberto… ahí está su avatar”.

Normalmente “adquieres” uno al momento de registrarte en un blog, en un foro, etc. El avatar es parte de tu perfil de usuario. Algunos sitios tienen avatares pre creados entre los cuales tú eliges el que más te gusta, o el que menos te disgusta, pero en general siempre tienes la opción de crearlo tú mismo/a.

Clases de Avatar

Avatares genéricos. Si escoges no tener un avatar (o si por descuido, desinterés o desconocimiento no lo creas) lo que ocurre es que el foro, blog u otro sitio donde escribes o dejas tus comentarios, te asigna uno. Se llama “avatar por default” o “avatar genérico” y es igual para todas las personas que no tienen avatar. Por alguna extraña razón, suelen ser bastante feos y sin gracia. En WordPress, hasta hace muy poco tiempo era el aburridísimo y horrible “Mystery Man” o el avatar “Blank”, que es en realidad un “no-avatar” es decir, un espacio en blanco. Nada.

Tu propio avatar. Sea que tengas un blog o sólo comentes en él, puedes tener tu propio avatar. Para ello, normalmente debes registrarte y abrir una cuenta en el sitio. En el caso de WordPress, simplemente ve a este enlace y abre una cuenta. Luego de llenar tus datos, te pide que escojas entre tener un blog o sencillamente un nombre de usuario. Si aún no estás listo/a para abrir tu propio blog y sólo quieres tu cuenta ¡y tu propio avatar! marca “Sólo un nombre de usuario, por favor.” Debes dar una dirección válida de correo para poder tener tu cuenta. Sigue las instrucciones y en tu Panel de Control —> Usuarios —> Perfil, podrás subir tu propio avatar.

Los avatares de “dibujitos”. Son “lo último de lo último” en WordPress en cuanto a avatares. Son un intermedio entre los dos tipos anteriores. Son chulísimos porque aunque son “genéricos” de alguna manera, son siempre el mismo para cada usuario y son únicos. Es decir, siempre que escribes un comentario, te aparece el mismo avatar y nadie más tiene ése. En todo caso, son mucho más bonitos y alegres que el que había antes, el Mystery Man o el “Blank”. Hay tres clases de dibujitos:

  • Los “identicones”, es decir “íconos de identificación”, que son los “dibujitos” abstractos tipo caleidoscopio, en colores brillantes.
  • Los “Wavatares” que son unas caras de monstruicos, bastante feas, la verdad.
  • Los “MonsterID” que son monstruicos completos, con cabeza y cuerpo. Hay algunos simpáticos, pero si te tocó uno feo o que no te gusta, no hay remedio, no se puede cambiar (al menos por ahora).

Para una mejor idea, este blog usa “identicones”. Los puedes ver al final de su barra de navegación. Bueno, lo siento…. parece que los Wavatares y los MonstersID no tuvieron tanto éxito, ya que lugo de 15 minutos de búsqueda, no veo ningún blog que los use aún.

Cuáles de estos tres tipos se use en el blog donde comentas es algo que está en manos del blogger. Él o ella decide cuál se va a utilizar en su blog. Sin embargo, dentro de las opciones anteriores, a cada usuario le toca el que le toca, fruto del azar, y no se puede cambiar.

Avatares portátiles. Existe un último tipo de avatar que es de lo más interesante. Te lo puedes llevar contigo a otros blogs, foros o sitios que sean compatibles. Se llaman “Gravatares” (del inglés “grab”: agarrar y “avatar”), es decir, un avatar que agarras y te lo llevas. Si eres comentarista frecuente de blogs, habrás visto que tu avatar en WordPress.com no aparece en tus comentarios en blogs de WordPress.org, de Blogger, etc. Si tienes un Gravatar, sí te aparecerá. Para tener uno, sólo necesitas abrir una cuenta en este sitio. Es útil, divertido, fácil y gratis. ¿Se puede pedir más?

Pienso que eso es todo (por ahora) sobre espíritus y avatares. :-) Como siempre, si tienes preguntas, déjame un comentario y con gusto te responderé lo antes posible.